Actores privados y Políticas Públicas en el Politing: Son Inversión Social

0
81

“Se recibe a los hombres según el vestido que llevan, pero se les sale a despedir

según el talento que han demostrado”. SAADI

Es necesario terminar con esa visión parcializada que responsabiliza al Estado de la precaria capacidad competitiva de la producción nacional y pregona que el gasto social es sólo parte de los recursos captados al sector empresarial. Es un argumento simplista, pues el Estado es el que permite que la actividad privada nazca, crezca, se reproduzca o muera. Y este proceso lo debe comprender bien todo gente de Politing

Y es que la inversión económica privada tiene -ante todo- un propósito fundamental: lograr la mayor rentabilidad posible y el hecho de promoverla, mantenerla y garantizarla, es, entonces, una de sus funciones primordiales del Estado y para ello, tiene varias herramientas a su disposición, las cuales se pueden agrupar en cuatro grandes grupos.

(1) El Estado, como creador de las condiciones necesarias para promover, financiar y fomentar ayudas como la valorización, el subsidio, la excepción de impuestos, la construcción de infraestructura y servicios para uso privado, la fijación de salarios, la adjudicación de concesiones para usar en forma privada recursos naturales y ambientales, el traslado de actividades rentables a manos privadas, la utilización -por las empresas- de ingresos captados para el Estado por concepto de salarios y consumo…

(2) El Estado, como un extraordinario comprador de bienes y servicios que se generan privadamente. Es innegable el gran dinamismo que ofrece a la economía de un país cualquiera, las contrataciones, compras directas y licitaciones de todos los bienes y servicios que son necesarios para satisfacer las siempre crecientes demandas estatales.

(3) El Estado, es el único garante del respeto a la propiedad privada y al orden y tiene la obligación, además, de mantener y conservar las condiciones necesarias para que se dé, reproduzca y conserve, una rentabilidad aceptable del capital privado.

(4) El Estado, es el que favorece y/o promueve y/o encubre (conciente o inconcientemente) prácticas ilegales que utiliza la clase empresarial pues -desafortunadamente- algunas veces no compiten sanamente, sino mediante la práctica del soborno, la corrupción, el espionaje industrial, el chantaje, la estafa…y todas esas prácticas ilegales que buscan siempre, la mayor rentabilidad del capital privado.

Son estas sólo algunas de las evidencias que comprometen a los todos los Estados (pobres y ricos, pequeños y grandes) con la reproducción del capital y por ende comprometen también a los empresarios, haciéndolos verdaderos actores -reales e importantes- de todas y cada una de las etapas del proceso integral de políticas públicas.

Y es que Imaginar que los empresarios pueden por sí solos regular la economía y la sociedad, sin generar la anarquía económica y ocasionar graves efectos en la política y sociedad, es una especulación que no tiene evidencia alguna. Y a pesar de que algunos grandes conglomerados empresariales han llevado a la quiebra a muchas empresas e incluso han originado inestabilidad y crisis en varias economías nacionales, para evitar esas tendencias hacia el monopolio es que existen leyes antitrusts y de protección a la sana competencia, hasta el punto de que se han creado la legislación necesaria para proteger los derechos de los consumidores y las mismas regulaciones económicas internacionales constituyen pautas que limitan e intentan ordenar el caos que provoca la posibilidad de control y dominio del mercado por parte de organizaciones empresariales.

Ahora bien, al entender la políticas públicas como la manera como el Estado se comunica con la sociedad o verlas como la forma como éste concreta las respuestas y actúa frente a las necesidades y capacidades de la sociedad, es fácil concluir que para que el Estado cumpla con su misión de favorecer, reproducir y mantener niveles aceptables para la inversión privada, tiene estos 4 instrumentos de política publica, con los cales la actividad empresarial –amparada por el Estado- busca el fomento y preservación de la rentabilidad de su capital privado, a pesar de que en nuestros países el Estado se ha debilitado sobre todo en su capacidad para ejercer su función pública. .

Por eso, la clase empresarial no puede deslindarse de la gran responsabilidad que tiene en todas y cada una de las etapas del ciclo integral de las políticas públicas: creación, formulación, implementación, evaluación, análisis y también, en su posible terminación. Es decir, son coparticipes con, de y en la gobernabilidad. Por eso el gerente de Politing debe tener – dentro de su funciones- bien claro, definido y controlado, este proceso. Definitivamente, razón tenía un ex presidente, cuando aseguraba llorando que sabía en carne propia que llegar al gobierno no equivalía a tomar el poder….ahí está el detalle.