La Agenda de Género después de la Elección

0
127

La agenda de género, es la hoja de ruta para incorporar la perspectiva de género en la agenda pública para promover políticas y programas para transversalizar la igualdad de género y los principios de paridad, no discriminación y violencia de género en la esfera pública y privada para empoderar los derechos humanos de las mujeres.

La agenda de género, se debe de entender como un instrumento para incorporar la institucionalidad de la igualdad de género en todos los ámbitos de poder, es decir en todos los niveles de gobierno, de la vida política pública y privada que rigen el estado, desde esa perspectiva la agenda de género se enfoca en aplicar acciones afirmativas en la agenda pública para lograr la igualdad sustantiva.

En las elecciones intermedias, la Agenda de género se centralizó en la participación política de las mujeres en los espacios de poder,  los resultados han resultado favorecedores ya que tendremos 6 gobernadoras en los Estados de Colima, Tlaxcala, Guerrero, Chihuahua, Campeche y Baja California, y un incremento de 49.2% en diputaciones ya que serán 246 mujeres en la Cámara de Diputados, por lo que las políticas con perspectiva de género en la Agenda de género tienen que progresar.

Sin embargo, después de la elección del 2021, es preciso avanzar hacia una Agenda de género más plural, más incluyente y mucho más participativa, para promover los derechos de las mujeres sin discriminación y libre de violencia hacia las elecciones del 2024. La agenda feminista, debe de incorporar una perspectiva interseccional, en el que se tiene que incluir la agenda de mujeres local, nacional e internacional, con la finalidad de que la transversalización del sistema de género sea más global para la elección del 2024.

En el Foro Generación Igualdad, celebrado recientemente por los gobiernos de Francia y México, se estableció una agenda de género en el que se lanzó la campaña #ActuemosPorLaIgualdad, para activar el ascenso de acciones de igualdad en beneficio de las mujeres y niñas, en el que se convoca a gobiernos, activistas, empresas, organizaciones feministas, jóvenes y aliados a lograr un cambio transformador para que los países miembros de la ONU, logren un progreso hacia la igualdad de género.

De lo anterior es preciso que la Agenda de género en México, contenga campañas de políticas públicas y mediáticas para incluir a la agenda de Igualdad de género 2030 de la ONU para avanzar hacia la igualdad de género en el país, en el que se invite a participar a través del activismo a colectivos de mujeres, gobierno, empresas, universidades y sociedad civil.

Uno de los puntos que debe incluir la Agenda de género en materia política, es fortalecer la participación política de las mujeres en la vida pública, vigilar que los partidos políticos legitimen la paridad partidaria de forma transversal, garantizar que se cumpla con el presupuesto con perspectiva de género para la capacitación de las mujeres, monitorear la violencia política de género dentro de los institutos políticos y la aplicación de las reformas de paridad de género y violencia politica en la vida interna de los partidos.

Es primordial incluir en la agenda de género ejes fundamentales como la educación, salud, economía, derechos sexuales y reproductivos “aborto y anticoncepción”, violencias machistas, vida libre de violencia “discurso  de odio y discriminación hacia las mujeres”, reducción de mortalidad materno-infantil, cuidados no remunerados y trabajo doméstico, igualdad salarial, discriminación en el mercado laboral, y participación en los procesos de toma de decisiones políticas, económicas, sindicales, académicas y en medios de comunicación, todo esto para lograr acciones positivas que nos lleven a una efectiva democracia paritaria.

La agenda de género después de las elecciones, debe de asumir el compromiso de impulsar los derechos humanos de las mujeres a través de diversas campañas, acciones y aplicación de políticas públicas enfocadas para el empoderamiento de las mujeres y eliminar la violencia de género en todas sus formas, así como impulsar que la agenda legislativa de los próximos 3 años tenga por objeto el enfoque de género en las Leyes, Códigos, y la nueva legislación.

En materia de gobernanza, la agenda de género debe de incluir que los gobiernos locales y federales constituyan Gabinetes Paritarios Estatales y Municipales, que en los ayuntamientos se consolide la institucionalización y transversalización de la perspectiva de género en la administración pública municipal.

Una agenda de género progresista, posee el hilo conductor para promover la igualdad de género en todos las esferas de poder, la agenda de las mujeres en México tiene que promover la igualdad en la educación y en los medios de comunicación, es imprescindible eliminar la violencia de género, estereotipada  y sexista en la comunicación para comunicar con perspectiva de género en los contenidos informáticos y promover la paridad en las direcciones de las empresas comunicativas, así como alcanzar la paridad educativa, creando un modelo educativo paritarista.

La agenda de género después de las elecciones, tiene como fin cerrar la brecha de género en la política, la participación de las mujeres en la elección fortaleció la democracia de género, el triunfo de las mujeres en las urnas posicionará la agenda feminista y generará condiciones óptimas para que más mujeres lleguen a ocupar espacios de poder, y a que las mujeres seamos el punto de equilibrio para lograr un verdadero cambio.

La agenda de género después del proceso electoral, debe de tener como fin construir una agenda feminista  más ciudadana, para impulsar acciones de género con responsabilidad social para desarrollar condiciones futuras en beneficio de los derechos de mujeres políticas, empresarias, universitarias, académicas, migrantes, indígenas y de todos los sectores, para vivir en una sociedad más equitativa.