Dra. Lilia Cedillo rompe el techo de Cristal en la BUAP

0
257

La Dra. Lilia Cedillo Ramírez próxima rectora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla BUAP, rompe hoy el techo de cristal en las universidades públicas en el país, y coloca a la paridad de género a nivel central en las rectorías de las universidades, el liderazgo de la académica incide a empoderar a las mujeres a alcanzar posiciones estratégicas dentro del sistema de educación, y sin duda su plan de trabajo “Nuevos Retos, Nuevos Tiempos” impulsará el acceso igualitario de mujeres y hombres a la educación media superior.

Retomó mi artículo Lilia Cedillo, empoderada rectora de la BUAP” publicado en e-Consulta de fecha lunes 19 de agosto, en el que describo que un modelo educativo paritarista se refiere a institucionalizar la paridad de género en los órganos de gobierno y direcciones de las instituciones académicas para alcanzar la paridad en las Rectorías, #ParidadEducativa, así como en incorporar la perspectiva de género en los programas de estudio y protocolos para eliminar la violencia de género en los espacios educativos para mejorar la calidad en la educación.

La representación de las mujeres en los puestos de poder de las universidades es prioridad en la Agenda de género, los mecanismos para el acceso de las mujeres a los primeros niveles de poder de las universidades mexicanas aun no ha sido regulado en la legislación, aunque ya tenemos la Reforma Constitucional Paritaria, que señala en el artículo 41 constitucional, la paridad en los puestos ejecutivos de los 3 niveles de gobierno  y organismos autónomos,  pero falta su aplicación en las instituciones educativas, para empoderar la paridad educativa.

Para cerrar la brecha educativa, que es la principal barrera de desigualdades en el acceso a la educación, es imperante incorporar un modelo educativo paritarista a todo el sistema escolar, la paridad ha llegado a los Congresos de los Estados, al Congreso de la Unión, al poder judicial #ParidadJudicial y al poder ejecutivo #GabinesParitarios, por lo que hay que impulsar la igualdad de género en los organismos autónomos, y principalmente en el Sistema Educativo.

Las rectoras de las universidades, son líderes universitarias y académicas, que tienen que participar activamente en la toma de decisiones en las universidades tanto a nivel académico como administrativo, para hacer cambios significativos en la vida educativa, cambiar la cultura de género, y proponer modelos educativos y laborales que se traduzcan en mejores oportunidades económicas para las mujeres para cerrar la brecha de género en la educación.

En las principales universidades de Puebla, las rectorías son ocupadas por hombres, tenemos rectores en la UDLAP, IBERO, UPAEP, ANAHUAC, TEC DE MONTERREY, UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA, UNIVERSIDAD MADERO, UNIVERSIDAD DEL VALLE, UNIVERSIDAD CUAUHTÉMOC, INSTITUTO DE CIENCIAS JURÍDICAS DE PUEBLA, ESCUELA LIBRE DE DERECHO, entre muchas otras, las estadísticas develan la desigualdad de la brecha de género en la educación, por lo que la unción de la Rectora Lilia Cedillo Ramírez como Rectora de LA BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA, será un rompe aguas para el empoderamiento femenino en la educación.

La paridad de género en las universidades es un tema pendiente en la Agenda de Género, de acuerdo al último estudio de la UNESCO a nivel latinoamérica solo el 18% son rectoras; actualmente en México hay 7 rectoras y 1 presidenta de Instituciones de Educación Superior, Universidad Autónoma de Campeche, Universidad Autónoma de Querétaro, Universidad Autónoma de Occidente, Universidad del Claustro de Sor Juana, Universidad del Caribe, Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa, Colegio de México, Universidad Veracruzana y en próximos días la rectoría de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

El techo de cristal en las universidades, la brecha de cristal es una barrera invisible y normalizada que se les pone a las mujeres para impedir su crecimiento en los puestos de alta jerarquía dentro de las organizaciones escolares, la carrera académica en la educación superior no es el mejor ejemplo del avance de la igualdad de género, porque existe discriminación laboral y violencia de género transformada en acoso sexual, violencia escolar y bulling académico. Las universidades tienen una matrícula académica femenina superior al 60%, sin embargo, el entorno machista impera en la vida estudiantil.

Educar en igualdad, ha sido un programa de las autoridades educativas para combatir las desigualdades en la educación, pero también hay que impulsar acciones de igualdad de género en la educación para eliminar el “Techo de Cristal” y promover a las mujeres para la integración paritaria de sus órganos de gobierno, así como implementar protocolos de eliminación de violencia de género, ya que es una obligación de las instituciones educativas alinearse a la Agenda Educativa de la UNESCO.

En días será la toma de protesta de la Dra. Lilia Cedillo Ramírez como rectora para el periodo 2021-2025 de la BUAP, en el que el Consejo Universitario de la Máxima Casa de Estudios, fortalecerá la política de paridad en posiciones de primer nivel en las Universidades Públicas en México, y colocará a Puebla como un indicador de impulso de la igualdad de género en el desarrollo de la educación y a la BUAP como la institución académica que por primera vez tendrá una mujer rectora para abrir espacios a las mujeres universitarias.