Liderazgos, ni a dónde hacerse

0
54

Los partidos no solo han perdido simpatizantes y militantes en los últimos años, sus liderazgos son tan endebles que si mañana los sustituyen no pasa nada, no dejan huella.

Los dirigentes partidistas están en el peor de los escenarios políticos. Ninguneados, vapuleados y bajo la sombra de la desconfianza, los líderes partidistas de las principales fuerzas políticas enfrentan las críticas más feroces de sus propios correligionarios, el fuego amigo, reprochan.

Hay otros que se conforman con lo que tienen, son los dirigentes de los partidos bonsai o satélite. Hay uno que lo único que le interesa es vender caro su apoyo. Y otro que con dos gubernaturas en la bolsa se siente parte de un cuento de reyes y princesas, y sueña con llegar a palacio.

Echemos una rápida ojeada al lado oscuro de los dirigentes partidistas.

 

El malquerido

Mario Delgado, llegó por obra y gracia de #YaSabenQuién, si no que le pregunten a Porfirio Muñoz Ledo. Es dirigente gracias a las encuestas que hoy promueve. Ajá.

El fuego amigo ha sido intenso, le han pedido que aclare el manejo de recursos en la bancada que encabezó y cuando Morena perdió la mitad de la CDMX, no solo la jefa de gobierno, también la segunda en el mando del partido en el poder le echaron en cara las derrotas.

Su cercanía con Marcelo, peor tantito. Le han dicho cosas muy feas.

Mario hace lo que le dicen. ¿O no? Por eso las críticas de Taibo II no alcanzan a embonar en un partido creado para impulsar a una sola persona.

__Renuncia, no hay bronca. Le sugirió Taibo II a Mario.

__Mario si no entiendes lo que piensa el país de Morena, renuncia. El partido no tiene posiciones claras e internamente no tiene democracia.

Los mal pensados le endosan estas críticas a Martí.

Mario corrió a palacio a buscar protección y logró una foto junto a #YaSabenQuién. Además de su foto salió de palacio cargando dos bolsas muy pesadas que alimentaron la imaginación más retorcida. “With money, the dog dances”, dicen por mis rumbos.

Morena tiene en la bolsa la Presidencia de la República, 16 gubernaturas y un número importante de alcaldías, pero perdió la mayoría absoluta en el Congreso.

A Mario le toca la campaña de la “ratificación” de mandato, ¿o era revocación?, así como las elecciones de seis gubernaturas en 2022 y después, nadie sabe, ni él mismo.

 

Érase una vez…

Alito Moreno Cárdenas, una joven promesa de la política, le tocó la peor parte de la historia del otrora poderoso PRI.

Miguel Tirado Rasso se puso a hacer cuentas y esto encontró.

En 2012 el PRI era gobierno en 20 estados, al terminar el sexenio de Peña Nieto tenía 15. En las elecciones de este año perdió 8 gubernaturas al hilo. De aquí al 2024 podría quedar con una, si bien les va.

Alito llegó en agosto de 2019 a la dirigencia nacional del PRI ofreciendo recuperar el truncado proyecto de Luis Donaldo Colosio. Presumió que la militancia tricolor liberó al PRI de la “nomenclatura que lo tenía secuestrado” y se proclamó como socialdemócrata y líder de una oposición útil.

En las elecciones de junio de 2021, la realidad atropelló las buenas intenciones. El PRI perdió 8 de los 12 estados que gobernaba, entre ellas Campeche, la tierra de Alito.

Lo ven tan cerca de Palacio que en el debate de la contrarreforma eléctrica los memes se lo acabaron con el sobrenombre de “A(m)lito”.

El PRI se juega el próximo año Hidalgo y Oaxaca y en 2023 el Estado de México y Coahuila.

Esto es lo que queda del otrora partido casi único de Estado.

 

Moronas de PAN

Marko Cortés tampoco tiene mucho que presumir pese a que logró reelegirse en la dirigencia del PAN.

El michoacano tiene recelo hasta de su propia sombra, desconfía de todos y las críticas las atribuye al fuego amigo.

En pocos años y no obstante que tuvo la Presidencia de la República durante dos sexenios, la onda grupera causó serios estragos en el PAN.

Miguel Tirado Rasso hizo cuentas y esto encontró. De los últimos siete dirigentes panistas solo Luis Felipe Bravo Mena y Ricardo Anaya se mantienen en la línea de fuego. Felipe Calderón se fue e intentó crear su propio partido; Germán Martínez anda en Morena; Manuel Espino fue expulsado, César Nava optó por el ostracismo y Gustavo Madero está, pero no está.

Además de las duras críticas que ha recibido por el manejo de los padrones estatales de militantes, a Marko le ha salido muy caro decir que en las elecciones de 2022 el único estado que podrían retener es Aguascalientes. Vaya, ni siquiera Martín Osorio Sandoval le tiene confianza.

Aiga sido como aiga sido, Marko le echó la sal a Tamaulipas, Durango y Quintana Roo.

Del partido del sol azteca solo queda el recuerdo. Y las intenciones de refundarlo se ve como una tarea difícil o casi imposible, pues su base está en Morena. Los dejaron chiflando en la loma.

 

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- De la gustada serie: “No es falso, pero no es verdadero”.

*Que Paola Félix renunció a la Secretaría de Turismo de la CDMX tras ser detenida en Guatemala con 35 mil dólares no declarados en cash. Iba junto con otros invitados a la boda que usted ya adivinó.

*Que Santiago Nieto y la consejera Carla Humphrey se casaron en la esplendorosa Antigua, ex capital de Guatemala. ¿Cómo… por….?

2.- Avanza la integración de una agenda legislativa en favor de los pueblos originarios. Esta semana se reunieron Candelaria Lázaro, del Gobierno Indígena de México y Roberto Valenzuela, de la Comisión de Pueblos originarios de la Cámara de Diputados.

3.- “Cuando viene una crisis, lo primero que sentimos es miedo. Luego, siguen las quejas y lamentaciones, ya con las emociones controladas y el pensamiento más centrado, vemos las oportunidades.”

Esta semana en La última y nos vamos, de Genaro Mejía, la reseña de la entrevista con Roberto Díaz, accionista y CEO de Club 21, en el Newsletter de LinkedIn. La entrevista completa en Bar Emprende.

4.- ¿Cómo se dice “bodorrio” en lenguaje de la 4T?

__El discreto encanto de la hamburguesería.

@Chucho_Sanchez