¿Y el agua, Sheinbaum?

0
171

Cada vez el gobierno de la CDMX se ve más incompetente por otorgar servicios de calidad y es más comprometido con cumplir las órdenes de Ejecutivo con propósitos electorales. Un ejemplo claro de la desorganización y pésima administración se está registrando en la colonia Jardines del Pedregal en donde el hartazgo vecinal está llegando a sus límites.

Las calles y banquetas están destruidas y desde hace meses el abasto de agua no sólo es insuficiente, sino que la falta de líquido es absoluta. Jardines del Pedregal entre otras cosas destaca por sus amplias zonas verdes y ecológicas y por ser una de las zonas que más alto predial pagan a pesar de que no siquiera cuentan con servicio de alcantarillado y drenaje por cuestiones de orografía (suelo y subsuelo de piedra de lava) según las autoridades, aunque una y otra vez rompen el concreto para meter tuberías que conducen el agua para ser consumida en enormes rascacielos construidos en periférico. La actual alcaldesa en Álvaro Obregón, Lía Limón explica que “el encargado de atender el desabasto de agua es SACMEX del gobierno central y sobre el tema de desarrollo inmobiliario, la jefa de gobierno emitió un acuerdo que nos excluye de participar como alcaldía cuando el desarrollo es en vía primaria (como el que se pretende en el Casino San Ángel)”.

Pero lo que sí puede hacer y gestionar Lía Limón, son auditorías a Ramón Aguirre quien estuvo al frente de SACMEX y a Layda Sansores, ex alcaldesa de la demarcación. Durante la gestión de Aguirre se abrió una zanja del pozo ubicado en Fuego y Farallón para llevar tubería desde ese punto hasta Paseo del Pedregal y luego dirigirlo al periférico. Nunca dio explicaciones.

Durante la gestión de Sansores se rompió el pavimento de Boulevard de La Luz argumentando revisión de válvulas y colocaron tubería nueva con punto final en periférico. En ambos casos procedieron a perforar cuando ambas calles, Fuego y boulevard de La Luz, habían recibido repavimentación, asunto costosísimo ya que terminada la obra la destrozan para meter tubería y dejar desniveladas las calles y avenidas con un relleno de componentes asfálticos que duran no más de un par de años. Lía Limón tendría la obligación de desenmascarar a estos funcionarios corruptos y exigir sanciones incluso si se encuentran conflicto de interés para beneficiar a los grandes constructores.

Parece mentira, pero se garantiza el agua a habitantes de departamentos y se le cancela ese beneficio a los vecinos que aportan a la ciudad el cuidado de áreas verdes vitales para la recuperación ambiental y la absorción del agua. En alguna ocasión le propuse al entonces jefe de gobierno Alejandro Encinas recuperar el agua de lluvia y argumentó que no se podía “porque la mecánica del suelo no es pareja en la Ciudad”. Hoy como en una ciudad primitiva se riegan los camellones con pipas de agua (en Reforma Lomas hay riego de aspersión en zonas veredas comunes). Pero eso sí, los gobiernos de izquierda desde Cuauhtémoc Cárdenas a la fecha se han preocupado por el crecimiento anárquico de la ciudad para favorecer el establecimiento de colonias “satélite” o de invasores a razón de recibir el voto electoral.

En alguna ocasión manifesté al entonces jefe de gobierno Marcelo Ebrard y a su secretario de finanzas, Mario Delgado, reducir el impuesto predial a razón de la recuperación de áreas verdes y participación ciudadana porque la propuesta era subir la tarifa del agua de acuerdo al consumo aunque Mario Delgado me reconoció que en la mayoría de las ocasiones en departamentos de unidades habitaciones “gastan más agua porque son 8 por familia y tienen yacusi” Ebrard me explicó que no podía reducir el predial porque de ahí sacaban recursos para colonias que no tenían alumbrado ni patrullas a lo cual repliqué que el predial que yo pago es para recibir los servicios en MI predio y no al revés, es decir, que el dinero lo apliquen en colonias irregulares y a los demás les condicionen, como vemos, el agua.

Ahora en la contradicción de un gobierno que dice defender a los pobres, se permiten enormes edificios en zonas sísmicas con elevados gastos de mantenimiento, consumo de servicios, incremento de población, exceso de tránsito y ventas de los departamentos a precios exorbitantes, eso sí con publicidad indicando que desde sus alturas “se observan los hermosos jardines del Pedregal. Los vecinos cansados de tantos absurdos y mentiras se están fortaleciendo en unión y pueden llegar al extremo de cerrar por completo la colonia, iniciar manifestaciones callejeras e incluso condicionar el pago del predial.

Ellos mismos, los vecinos se han dado a la tarea de detectar a sus pésimos representantes que justifican las arbitrariedades de los burócratas en lugar de exigir el cumplimiento de sus obligaciones. Esos personajes tarde o temprano será removidos de toda representación para entonces sí, buscar resultados efectivos.

Por lo pronto la 4aT está logrando que, en lugar de mejorar la calidad y dignidad de la sociedad, la CDMX se esté convirtiendo en una mala copia de Iztapalapa por los hacinamientos y falta de agua, aunque esta la cobran exigiendo al contribuyente el pago puntual de la presión de aire qué hay en las tuberías.

¿Por cierto, sabe usted el nombre del coordinador de SACMEX?

Conductor del programa VaEnSerio MexiquenseTV canal 135 izzi