El ajedrez de Luis Donaldo Colosio

0
141

Luis Donaldo Colosio, una dinastía de política que representa al México que no fue, “Veo un México con hambre”, y que hoy es la esperanza política para la presidencia del 2024.

“Veo un México con hambre y con sed de justicia”, “Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla”. En la memoria colectiva de los ciudadanos sobre la historia política de México, está muy claro lo que representa Luis Donaldo Colosio, en el ajedrez se conoce como el juego de la partida de las monedas de oro. 

La memoria colectiva mexicana en política, tiene formas y tradiciones de los procesos de cambio político, como minipartidas de ajedrez, en el que se van memorizando las mejores jugadas y de manera simultánea se van aplicando estrategias. En estas partidas conocemos las historias del Imperio Azteca, Conquista Española, Revolución Mexicana, Independencia de México, la Reforma, México Contemporáneo, las elecciones presidenciales de los gobiernos Priistas, la transición al gobierno Panista, y el cambio a un movimiento de masas del partido Morena.  

Sin duda en la política mexicana, las jugadas estratégicas como la expropiación petrolera, los juegos Olímpicos, la creación de instituciones académicas como el Politécnico y la UNAM, la matanza de Tlatelolco, el terremoto del 85 y el asesinato de Luis Donaldo Colosio, también forman parte del imaginario colectivo. Todo esto como jugadas sorprendentes, jugadas memorables del tablero político del ajedrez, en el que algunas jugadas son eficaces y beneficiosas, y otras por el contrario son jugadas enemigas y de amenaza que terminan el juego dejando piezas más peligrosas en el tablero.

Luis Donaldo Colosio, en un análisis de su proyecto político para México, -desde el proceso de su candidatura presidencial, hasta su asesinato-, fue una doble partida de ajedrez con ataque al peón y técnica de desviación, en el que se vivieron desde el ejercicio del poder, fraudes electorales, devaluaciones económicas, excesos, represiones y abusos políticos, asesinatos de políticos,  en el que  los ciudadanos se sentían completamente agraviados por la crisis política y económica del país. Colosio quería hacer una jugada de ajedrez sorprendente, movimientos que esconden una idea brillante, quería rescatar a la política, hacia una transformación de estabilidad, unidad y paz para la ciudadanía.

La política de la esperanza, o la esperanza en lo político, es una teoría que ha sido expuesta en ensayos de Marx, Ernst Bloch y Quentin Meillassoux, que señala la relación de la política de lo imposible y la esperanza, en el que muestra que nuestros deseos, aspiraciones y utopías, son alimentados por la esperanza política, que en la medida de lo que es real y lo ideal se requieren construir nuevas oportunidades para que también jueguen en el tablero el alfil y la torre. 

Colosio, en su intensa actividad política y en su discurso de toma de protesta de candidato presidencial del PRI, cembro esta esperanza política, Veo un México con hambre y sed de justicia”. Una esperanza que fue como pieza clavada y ataque al descubierto a la cúpula del poder, que más tarde, en Lomas Taurinas lo dejaron sin vida y sin aliento, y sin un proyecto para México.

Luis Donaldo Colosio, hoy más que nunca está presente en la esperanza política de México, su marca política en marketing y comunicación política retoma fuerza en el sistema político mexicano. La reapertura del caso del asesinato de Colosio y las últimas declaraciones de Aburto, ponen nuevamente a Salinas, al PRI y a todo el sistema de partidos en jaque mate. Pero lo relevante, es la encuesta de Reforma que sube como candidato presidencial para el 2024 a Luis Donaldo Colosio Rojas con un 27% de preferencias electorales. 

Luis Donaldo Colosio Riojas, alcalde de Monterrey por Movimiento Ciudadano, está en el juego sucesorio de la presidencia de México para el 2024, no solo es el candidato que representa la dinastía política de Colosio, es el caballo negro del proyecto político de todos los grupos partidistas que conforman a la oposición política, es el contrincante presidencial de la esperanza política de un país que ha sido timado, engañado, utilizado  y decepcionado por AMLO y MORENA, porque la forma de gobernar desde las Mañaneras ha sido el quiebre de las jugadas más desastrosas del  ajedrez político.

Desde que Reforma subió a Colosio Riojas, en la encuesta como presidenciable del 24, el colectivo mexicano sabe que empezó la batalla de los peones para tirar al Rey de palacio nacional. Colosio es una alternativa de futuro, de un futuro prometedor, de una nueva generación de políticos, de un emprendedurismo político que hace falta en México, de renovar con sangre nueva a la vieja política, de marcar con innovación un cambio y futuro para el país, que de oportunidad al relevo generacional en política. 

Colosio Riojas es un político joven exitoso, alcalde de Monterrey a los 35 años, ex diputado de Nuevo León, y ex dueño de una firma jurídica reconocida en su estado, hoy en su quehacer de gobernar, se compara con Gabriel Boric el presidente electo de Chile que también tiene 35 años de edad. Colosio hijo, es heredero de una dinastía política, de una dinastía democrática que Colosio padre, le ha dejado en sucesión como la pieza del ajedrez más valiosa y más poderosa.

Luis Donaldo, tiene un doble reto, tiene en su futuro político la jugada más famosa del ajedrez, en la que tiene que aplicar la mejor estrategia para ganar y poner su propio sello político. La esperanza y la dinastía politica, le dan apertura en el juego, por lo que es imprescindible que utilice su poder político y su empoderamiento mediático de Colosio, para ganar esta partida presidenciable del 2024. Es imperante que demuestre la capacidad de su ejercicio político, para contrarrestar la serie de descalificaciones que el PRI y otros partidos políticos han realizado porque conocen el poder de la marca política de #Colosio.

Colosio, durante muchos años ha sido el discurso mediático de presidentes, partidos políticos, organizaciones, gobiernos, instituciones públicas, candidatos y candidatas, funcionarios públicos, actores políticos, medios de comunicación, activistas y del colectivo popular, para demostrar sus mejores defensas políticas en el tablero del ajedrez, todos ellos han utilizado como legado ideológico y político, la figura de Colosio.

Yo veo un México… En ese memorable discurso Colosio describió su compromiso político, y hoy nuevamente vemos un México que puede ser representado por sus propios ideales, por el contrincante más fuerte que puede dar la oposición política en esta nueva partida el heredero natural de su legado Luis Donaldo Colosio Riojas.