España

0
766

Con anterioridad ya había escrito sobre el desastre diplomático y administrativo en la Embajada de México en España. En mi texto del pasado 19/08/21 (El Otro Enrique) publique lo siguiente: “En una carta enviada a  Marcelo Ebrard, Enrique Márquez argumenta que ‘debido a los recientes y lamentables acontecimientos que se suscitaron por la decisión de dar por terminada la comisión del Agregado Cultural de la Embajada de México en España, Jorge F. Hernández, y por el nombramiento de Brenda Lozano para sucederle en el cargo, considero que mis espacios de acción e interlocución con la comunidad cultural ya no son los de antes’”.

Y mire que Márquez no es el primero que manifiesta descontento con las arbitrariedades de Ebrard como nombrar a Isabel Arvide como cónsul en Turquía. Hay que decir que las decisiones tomadas por Enrique en los últimos días generaron fuertes críticas desde diversos sectores.

La SRE anunció hace unos días el cese del escritor Jorge F. Hernández por “comportamientos poco dignos”, según un comunicado que dejó un tufo de censura. Horas después Enrique Márquez manifestó en otra misiva que “de ninguna manera se trata de un acto de censura por los artículos y opiniones públicas recientes” de Hernández, sino porque el escritor se refirió “en términos muy ofensivos” en una reunión a quien era su superior, la embajadora María del Carmen Oñate.

Hernández consideró que su despido se debió a críticas que hizo al funcionario de la Secretaría de Educación Pública, Marx Arriaga, sobre el hábito de la lectura. Los analistas internacionales y expertos en diplomacia han sostenido que la embajadora María del Carmen Oñate no ha hecho lo suficiente para posicionar al México en los niveles que la Comunidad Europea exige a pesar de su experiencia en geografías como Egipto y Costa Rica y su participación en Barcelona como cónsul.

El problema de Oñate es que no trabaja para la nación sino para cumplir los ordenamientos de AMLO. Incluso cualquier tipo de acercamiento con los medios debe ser considerado por el área de comunicación de la SRE en donde la respuesta constante es “por el momento no”.

Esto nos obliga a recordar la enorme huella que dejó en España el Exembajador Rodolfo Echeverria quien es recordado con honor en aquellas latitudes. Pero las cosas no concluyen ahí. AMLO se ha interesado en golpear una y otra vez a España por aquello de la conquista y las disculpas y como cierre triunfal intentó imponer a Quirino Ordaz como embajador en nuestra sede en España.

El embajador Agustín Gutiérrez Canet divulgó: “El anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de proponer al ex gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, como embajador de México en España, sin contar con el beneplácito, fue contrario al derecho diplomático y resultó en un agravio para México, sobre todo por el bajo prestigio del candidato.

En la historia reciente de la diplomacia mexicana no se recuerda que un Estado extranjero haya negado el beneplácito a nuestro país. Parte del problema es que la Secretaría de Relaciones Exteriores está en manos de un político sin experiencia diplomática.

Después de tres meses sin que México haya recibido el beneplácito, resulta claro que España ya no lo va a conceder. México debió retirar mucho antes la solicitud para evitar el desdén”. Y es que allá si consideraron en serio las imágenes de AMLO y Quirino Ordaz compartiendo saludos y alimentos dentro de un círculo de presuntos asesinos y delincuentes acompañados por la mamá del Chapo.

En alguna ocasión el embajador Mauricio Valdés (embajador de México ante el Reino de Dinamarca), al reportar en mi emisión radiofónica la anécdota del encuentro del presidente Fox con la Reina Isabel cuando le presentó a la monarca a su esposa Martha Sahagún y le comentó: “yo también tengo mi reinita”, me explicó con claridad los procedimientos y protocolos diplomáticos en el trato con la monarquía, entre estos portar guantes para evitar el contacto piel a piel con los reyes y reinas.

Pero vuelvo a insistir para nuestro país y por muchas razones, España nos representa hoy por hoy la puerta de entrada a la comunidad europea y AMLO junto con Ebrard se han encargado de convertirla en un centro tóxico entre los dos países.

Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2 (izzi 135).