Verdad o mentira

0
191

En los dos últimos años, pero específicamente en los recientes meses y derivado de la variante Ómicron en la pandemia se han expresado muchas reflexiones sobre el origen y consecuencias del COVID.

Llama poderosamente la atención que el Profesor japonés de Fisiología y Medicina y Premio Nobel, Tasuku Honjo, causó revuelo mundial cuando aseguró que este coronavirus ha sido manipulado intencionalmente.

“Si fuera natural, no afectaría así al mundo entero. Porque la temperatura varía de un país a otro dependiendo de la especie. Si fuera natural, solo afectaría a países con la misma temperatura que China. En cambio, se propaga en una nación como Suiza al igual que en zonas desérticas. Si fuera natural, se propagaría en lugares fríos, pero moriría en lugares cálidos. Estudié animales y virus durante más de cuarenta años. Ese virus es completamente artificial. Trabajé en un laboratorio de Wuhan en China durante cuatro años y conozco muy bien a todo el personal de ese laboratorio en China. Yo los llamé a todos, pero sus teléfonos han estado fuera de servicio durante meses, y ahora se sabe que todos estos técnicos de laboratorio están muertos. Basado en todo mi conocimiento y en todas las investigaciones previas que se hicieron, puedo decir con cien por ciento de certeza que el virus Corona 19, no es un virus natural. No es un virus de murciélagos. China lo creó de manera intencional y premeditada. Si lo que digo hoy resulta ser incorrecto ahora, o incluso después de mi muerte, el gobierno de China, puede retirar mi Premio Nobel. Pero China miente y todo su terrible gobierno comunista debe ser castigado severamente y con todo el peso de la ley penal internacional, porque esta terrible, imperdonable y nefasta gran verdad, algún día será revelada a todas las personas en todo el mundo entero”.

Pronunciamientos muy severos y la duda razonada, ¿por qué apenas hoy, luego de tantas muertes ofrece esta aseveración?

¿Pero quién es Tasuku Honjo? Es un inmunólogo reconocido por haber identificado la proteína 1 de la muerte celular programada. En 2018, ganó el Premio Nobel en Fisiología y Medicina junto con James P Allison por su descubrimiento de la terapia contra el cáncer y por la inhibición de la regulación inmune negativa.

Con esto renace la especulación acera del mal uso de la ingeniería genética aplicada en experimentaciones como el Ébola o el propio Coronavirus bajo una óptica de control demográfico con dos fines: 1. reducir a la población económicamente inactiva (ancianos) además de procesos raciales y 2. frenar la multiplicación de seres humanos que está llegando al límite de la sobre explotación de recursos (agua, alimentos…) y degradación ambiental irreversible.

Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal 34.2 (izzi 135)