Rusia niega interés en atacar a Ucrania; EEUU advierte su libertad de tejer alianzas

0
31
  • Rusia insistió en que necesita garantías de que Ucrania y Georgia nunca se convertirán en miembros de la OTAN.
  • EEUU aseguró que Rusia invadió Ucrania en 2014, alimenta una guerra civil en la parte oriental de ese país, y sus acciones actuales han creado una nueva crisis.

Durante la primera ronda de negociaciones de seguridad en Ginebra, Rusia aseguró a Estados Unidos, que no tiene intención de atacar a Ucrania, al tiempo que consideró que sería un «gran error» si la OTAN se niega a conceder garantías de seguridad a Moscú.

«No tenemos ningún plan, ninguna intención de atacar a Ucrania, y no puede haberlos», aseguró Serguéi Riabkov, viceministro de Exteriores ruso y negociador jefe, en rueda de prensa en la misión permanente de su país ante la ONU transmitida en directo por la televisión pública.

Riabkov subrayó que también insistió a su colega estadounidense, la subsecretaria de Estado de EEUU, Wendy Sherman, en que tampoco hay motivos para temer una posible escalada en relación a Ucrania, quien denunció junto a Washington planes de una invasión rusa para principios de 2022.

«Todas las operaciones para la preparación militar de las tropas se efectúan en los márgenes de nuestro territorio, por lo que no hay motivo para temer un escenario de escalada», señaló.

Al mismo tiempo, insistió en que Rusia necesita garantías de que Ucrania y Georgia nunca se convertirán en miembros de la OTAN.

El diplomático argumentó que las garantías de seguridad sobre la no ampliación de la OTAN son un «imperativo absoluto» para Rusia, al igual que ocurre con el despliegue de armamento ofensivo que amanece territorio ruso.

Además, la Alianza Atlántica debe renunciar a la «asimilación» del territorio de los países que ingresaron en el bloque desde 1997, es decir Europa oriental y las tres repúblicas bálticas.

«Si no hay avances en estas tres direcciones clave (…), el trabajo en otros aspectos, aunque sean importantes, estará en el alero», comentó.

Con respecto a una posible segunda ronda de negociaciones con EEUU, el viceministro ruso aseguró que Moscú tomará una decisión después de las consultas con la OTAN el 12 de enero en Bruselas y la reunión que se celebrará al día siguiente en Viena en el marco de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

EEUU responde que Rusia «no puede prohibir a otros países tejer alianzas»

La subsecretaria de Estado de EEUU, Wendy Sherman, advirtió a Rusia, al término del diálogo estratégico bilateral mantenido en Ginebra, que no puede prohibir a otros países tejer alianzas, pese a los deseos de Moscú de que la OTAN no se expanda hacia el este o que Washington deje de dar apoyo en materia de seguridad a Ucrania.

«Un país no puede cambiar la frontera de otro por la fuerza, dictar los términos de terceros países o prohibirles tener alianzas», advirtió Sherman en rueda de prensa, tras nueve horas de reuniones con una delegación rusa presidida por el viceministro de Asuntos Exteriores Serguéi Riabkov.

La diplomática norteamericana señaló no obstante que en las reuniones hubo un diálogo abierto sobre la posibilidad de reducir recíprocamente las maniobras militares en zonas de Europa «fronterizas» entre la OTAN y el área de influencia de Rusia.

También se discutió la solicitud rusa de reducción de armamento nuclear y no nuclear en suelo europeo, aunque en este sentido Sherman afirmó que se necesitan «debates más profundos sobre la cuestión».

«La negociación en un asunto tan complejo como el del control de armamento no puede concluirse en cuestión de días, ni siquiera de semanas», indicó en referencia a la propuesta rusa de un tratado que incluya compromisos mutuos de no emplazamiento de más misiles de corto y medio alcance en suelo europeo.

Sherman reiteró que «Rusia debe tomar pasos concretos hacia la desescalada de tensiones», después de haberlas aumentado en los últimos meses con su despliegue de tropas en la frontera con Ucrania.

«Rusia invadió Ucrania en 2014, alimenta una guerra civil en la parte oriental de ese país, y sus acciones actuales han creado una nueva crisis para toda Europa», aseguró la subsecretaria de Estado.

Una desescalada por parte de Rusia «podría traer avances, pero en caso contrario podría ser una señal de que nunca buscó realmente una salida diplomática», afirmó en sus declaraciones a los periodistas.