Adán Augusto López Hernández: El candidato maquiavélico para la contienda presidencial del 2024

0
274

Gerardo Lozada Morales

 Es necesario, pues, ser zorro para conocer las trampas,

y león para destrozar a los lobos…

Nicolás Maquiavelo

Como se dice formalmente dentro de las cúpulas del poder político, las acciones y sucesos que se han presenciado en el actual gobierno de México, han destapado causalmente al actual Secretario de Gobernación: Adán Augusto López Hernández como candidato serio para la contienda presidencial del 2024. Tal y como se mueven las piezas del tablero de ajedrez al estilo del enroque.

Empero, su ventaja no es sólo por haber sustituido de la Secretaría de Gobernación a Olga Sánchez Cordero el 26 de agosto del 2021, y mucho menos porque el dirigente de MORENA: Mario Delgado lo haya manifestado públicamente a finales del año pasado, sino porque hay factores maquiavélicos que lo impulsan mucho más como: ser uno de los personajes más allegados a la vida política del presidente López Obrador y mantener una buena relación de años con su familia, contar con un activismo político en Tabasco conociendo diversos puestos de poder —al ser diputado local, federal, senador, gobernador, etc.— tras militar en el PRI (1976-2001), en el PRD (2001-2013) y en MORENA desde 2014, donde fue el primer senador electo. Entiende y sigue la línea política del proyecto de nación vigente por encima de las fuerzas internas partidistas de MORENA —que son un desastre continuo—, mantiene un perfil sereno, lo que le permite ser un buen negociador y estratega, pues ha demostrado tener presencia política al conocer a los líderes de los partidos opositores y los detentadores reales del poder institucional como los del propio INE, para sentarlos en palacio nacional a dialogar y sacarles provecho a sus debilidades. Logró apaciguar los disturbios que durante un año generó la CONAGO con las riendas de los gobernadores de oposición.

Ha tomado distancia y cordura frente a los problemas internos del partido morenista que no logra cohesionarse internamente, ni frente a quienes ocupan puestos estratégicos de poder; tal es el caso de los que aparentemente han estado mejor posicionados en las encuestas como: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard o Ricardo Monreal, y de quienes ha logrado imponerse con liderazgo para conciliar sus diferencias, a tal grado de serenar el último escándalo de Monreal en el Estado de Veracruz; quien se encuentra en “jaque político” por parte de la Junta de Coordinación Política del Senado, tras querer disolver ilegalmente los poderes del Estado gobernado por el morenista Cuitláhuac García Jiménez.

No cabe duda que entender a los clásicos del poder político, permite mirar las bases arqueológicas de la política nacional tan sui-géneris en estas épocas de cambios paradigmáticos, pues decía Maquiavelo que: “No es necesario, pues, que un príncipe posea de hecho todas las cualidades mencionadas, pero es muy necesario que parezca poseerlas” (p. 84).

Referencias bibliográficas:

Maquiavelo, N. (2001).