El golpe económico de la invasión

0
235

Ayer, la rápida operación militar sobre Ucrania, impactó en el parqué bursátil europeo que se mantuvo con pérdidas superiores al 4% en promedio, por varias horas. El cierre en rojo fue inevitable para la bolsa española que perdió 2.86%; la de Francia cedió 3.83%; la británica con el FTSE 100 cayó 3.88%; la italiana, un 4.14% y el Dax 30 de Alemania se dejó un 3.96 por ciento. La bolsa rusa tuvo que suspender sus operaciones tras desplomarse un 30% y la fuerte depreciación del rublo no tuvo punto de comparación.

Y esto apenas comienza porque las consecuencias van a ser negativas para toda la aldea global porque Ucrania es uno de los principales exportadores de cereales del mundo y Rusia es un fuerte exportador de hidrocarburos y el principal exportador de gas del mundo.

El precio del barril del petróleo Brent ha subido por encima de los 100 dólares y el West Texas se acerca también a los 99 dólares mientras el gas se dispara por el temor de las economías europeas que ya pagan un alto precio del gas y de la electricidad.

La inflación va a resentirse y repercutirá en el crecimiento económico. Los analistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial revisarán sus estimaciones de crecimiento para 2022 y 2023 a partir del nuevo escenario.

El incremento en el precio de las materias primas energéticas hará que la inflación ya no sea una presencia transitoria, lo que provocará que los bancos centrales, deban tomar decisiones acerca de su política monetaria y sus tasas de interés. Los futuros del gas anticipan un aumento del 30 por ciento.

También subirá más el precio de los cereales que con los primeros bombardeos mostraron un alza del 5% en el precio del trigo; del 6% en el maíz; suben igualmente el acero un 9% pero también van hacia las nubes el precio de los metales, sobre todo oro y plata.

El presidente Biden declaró desde Washington que están vigilando los precios de la energía y que, en los próximos días, liberarán barriles de petróleo adicionales porque “no queremos que ninguna empresa saque tajada” de esta situación.

 

A COLACIÓN

El analista Daniel Fernández, de Libre Mercado, asegura que habrá también disrupciones en el comercio derivadas del control de las rutas habituales del comercio marítimo y de las rutas aéreas.

“Las sanciones a Rusia serán inmediatas, por lo que tanto la población rusa como la población que comercia con Rusia verán disrupciones graves en sus patrones de comercio incluso si la guerra es corta”, añade.

Rusia es la decimoprimera economía del mundo, su comercio impacta el 45% de su PIB y es un importante proveedor de gas y de hidrocarburos no solo para los europeos también para otras economías.

No será nada fácil librarse de los efectos colaterales de la guerra de Rusia contra Ucrania, porque además de las bombas que literalmente están matando gente inocente in situ, hay otras bombas económicas que desde luego provocarán alteraciones en los lazos que hay financieros, inversores, comerciales entre países que de cara a 2030 tienen una amplia interrelación.

Nos llegarán al bolsillo en forma de granadas con precios del gas, la luz, la gasolina y el gasóleo que nos darán muchos dolores de cabeza porque todo nos costará más caro.

Con esta guerra en ciernes, sus efectos colaterales y a mediano plazo, la inflación ya no será algo transitorio y recordemos, por si fuera poco, que seguimos en medio de una guerra biológica y que al maldito Covid-19 todavía no le ganamos la batalla.

¡Vaya panorama! Guerra en Ucrania, más guerra comercial internacional, más guerra de sanciones porque falta la respuesta de Rusia a las sanciones impuestas por Estados Unidos, el G-7 y la Unión Europea.

Todos saldremos damnificados de esta guerra, la primera del siglo XXI, que se ha jugado además con las cartas marcadas, con tácticas híbridas pero también con una profunda incredulidad hacia lo que, desde Washington, se venía reiterando y ventilando abiertamente desde principios de diciembre pasado: “Rusia va a invadir a Ucrania”. Y no lo creímos pero, Putin lo ha hecho realidad.

@claudialunapale