Inquietud por la cepa británica

0
192

Apenas iniciar su campaña, las autoridades sanitarias británicas emitieron la recomendación de que “nadie que padezca algún tipo de alergia o de asma” deberá recibir la inmunización de Pfizer tras detectarse los primeros casos de reacciones adversas con choques anafilácticos en personas con diversos problemas alérgicos.

¿Qué compuestos contiene dicha vacuna elaborada con el RNA? De acuerdo con información del regulador sanitario estadounidense publicada en https://www.fda.gov/media/144413/download lo que se sabe es lo siguiente de acuerdo con la fórmula original: lípidos de MRNA (4-hydroxybutyl) azanediyl, bis(hexane-6.1-diyl) bis(2-hexyldecanoate), 2(polyethylene glycol)-2000-N,N-ditetradecylacetamide, 1.2-Distearoyl-sn-glycero-3-phosphocholine, cholesterol; potassium chloride, monobasic potassium, phosphate, sodium chloride, dibasic sodium phosphate dihydrate, and sucrose.

La propia FDA también advierte de las contraindicaciones que podrían afectar “en menor escala” a los receptores con consecuencias mínimas como dolor muscular en el punto de suministro de la vacuna, dolores de cabeza, cansancio, resfriado, náuseas, enrojecimiento, urticaria,  dolor en las articulaciones, ganglios linfáticos inflamados,  fiebre y otros malestares en el cuerpo; y los más severos, desde el choque anafiláctico.

“También existe una remota posibilidad de que esta vacuna provoque reacciones más severas identificadas en los primeros minutos hasta una hora después de su inoculación: dificultad para respirar, hinchazón de la cara, hinchazón en otras partes del cuerpo; taquicardias, urticaria en todo el cuerpo; debilidad generalizada repentina y somnolencia”.

El regulador norteamericano reconoce que es una vacuna cuyas consecuencias seguirán en estudio, la recomendación para todas las autoridades sanitarias del mundo es llevar una bitácora de los pacientes inmunizados y el reporte de cualquier malestar para que  pueda, a su vez, ser reportado a Pfizer así como a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los viales de por sí tienen su propia complejidad porque al mantenerse por debajo de los 70 grados centígrados, desde su logística hasta su mantenimiento, deben cumplir con una normativa específica para que no entren en descomposición.

El productor lo ha resuelto con cajas especiales cada una suministrada con un GPS para su control satelital pero también con un chip para monitorear que se cumpla con la temperatura necesaria y un relleno de hielo seco.

“Los viales sin diluir pueden refrigerarse  entre 2 a 8 grados centígrados por 5 días, hay cajas desde 25 hasta 195 viales que les tomará entre dos a tres horas el deshielo; los viales deben prepararse con una solución para  ser diluidos y hacerlo a temperatura ambiente,  una vez diluidos no durarán más de seis horas”, de acuerdo con el prospecto publicado por la FDA.

A COLACIÓN

No es  un proceso tan sencillo y francamente se ignora si las enfermeras o médicos que lo suministrarán recibirán algún tipo de capacitación primero, para su tratamiento, segundo para su preparación dado que hay que diluir la fórmula una vez descongelada  y hacerlo en una cantidad exacta de 0.9% de cloruro de sodio que no es enviado por Pfizer y bajo la advertencia de que no debe utilizarse cloruro de sodio bacteriostático.

A la técnica precisa le surge un nuevo desafío: el pasado 14 de diciembre las  autoridades sanitarias británicas reportaron  a la OMS una nueva variante del SARS-CoV-2 que al parecer se propaga más rápido.

María van Kerkhove, responsable  de la gestión de la pandemia en la OMS, contestó algunas de mis  dudas al respecto de esta nueva variante del coronavirus que ha motivado que más de una veintena de países en Europa decidieran cerrar su tráfico aéreo y otros también ferroviario y terrestre con Reino Unido a fin de salvaguardarse del contagio de la nueva cepa.

“Esta cepa es distinta de la variante recientemente encontrada en Sudáfrica, estamos trabajando codo con codo con los científicos británicos para obtener más información al respecto de esta variante”, indicó.

Desde marzo, la OMS había reconocido que el SARS-CoV-2 tenía más de seis cepas distribuidas en distintas partes geográficas, en Vietnam se encontró una más contagiosa hace cuatro meses.

La de Reino Unido catalogada como N5017 se ha visto que en la proteína de la espícula del Covid-19 puede “engancharse” más fácilmente a las células para infectarlas.

No se trata desde luego de otro coronavirus es el mismo pero con una nueva cepa en Reino Unido y otra recientemente hallada en Sudáfrica también en estudio y que hipotéticamente se propaga más rápido pero es menos letal.