Economía, por la calle de la amargura

0
166

Es lo que es… diría el clásico.

1.- Los otros datos ya son insuficientes para desviar la atención del estancamiento económico del país. Ya no dan, no alcanzan.

Porque como pintan las cosas este será uno de los sexenios con menos crecimiento económico desde hace al menos cuarenta años.

Todas las comparaciones son odiosas pero un análisis de Gabriela Siller Pagaza @GabySillerP, revela que al cierre del actual sexenio el crecimiento anual promedio de la economía mexicana podría estar en 0.35 por ciento del PIB, muy por debajo del 0.58 por ciento promedio en el sexenio de Miguel de la Madrid, créalo o no.

Las condiciones internas y externas han variado sustancialmente cada sexenio, pero como país no hemos sido capaces de ir más allá del 3 por ciento promedio anual del PIB en los últimos seis sexenios, salvo el del innombrable Salinas.

Lo triste de todo es que parece que las alertas de la desaceleración económica y el estancamiento ya no provocan preocupación donde debería.

Lamentablemente ha sido el crecimiento mediocre lo que nos identifica y sigue identificándonos.

2.- Cómo estarán las cosas que un dicho tabasqueño dice así: “Lo mejor de todo es lo peor que se está poniendo.”

3.- Por la calle de la amargura.

La mayor parte de las instituciones económicas calificadas, incluido el Banco de México, coinciden en que el crecimiento económico en México se sigue desacelerando y en un descuido podría cerrar el año abajo del 1 por ciento.

El PIB-México anda por la calle de la amargura, dice una cabeza informativa de El Financiero, misma que se podría aplicar indistintamente hace tres años, ayer o mañana.

El optimista 4.1 por ciento de la SHCP para 2022 tendrá que ajustarse ante el tremendo peso de la realidad determinada por una muy elevada inflación, el alza de tasas de interés, la austeridad fiscal y la falta de inversión. Y ojo, a nivel social al encarecimiento del crédito agregue usted que la inflación se come cualquier salario.

Por si algo faltara el panorama se pone más oscuro con la absolutamente condenable invasión de Rusia a Ucrania, el desbordado precio del petróleo y el encarecimiento de materias primas.

4.- Ya parecen disco rayado, pero en la encuesta mensual del Banco de México, los especialistas nomás no alcanzan a ver la salida al final del túnel.

Aquí un resumen de sus observaciones:

_Creen que el clima de negocios empeorará en los próximos seis meses.

_El promedio de quienes piensan que la economía esta mejor que hace un año disminuyó.

_Tampoco se aprecia buen ánimo entre los que consideran que es buen momento para invertir.

_Es evidente que las condiciones de holgura de la economía seguirán reduciéndose, aunque gradualmente.

5.- Y vea, aunque la gobernanza, la incertidumbre sobre la política interna y la inseguridad, tienen mayor peso en ese penoso andar de la economía nacional, sucede que a los responsables de la gobernanza nada les quita el sueño.

 

Columnómetro de Aquiles Baeza

Uno. AIFA, ¿plan con maña?

Ya se esperaba la declaratoria oficial de la saturación de operaciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (Benito Juárez).

Lo cierto es que poco después de que se determinó cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto y se dio luz verde al de Felipe Ángeles, al AICM se le dejó en el abandono, condenado a morir por inanición.

Dicen los chinchorreros que esta situación tiene la intención es forzar a las líneas aéreas a redirigir sus vuelos al aeropuerto militar que se inaugurará este 21 de marzo. Las líneas internacionales aún no dan su brazo a torcer.

Fernando Gómez Suárez @fergomezsuarez especialista en temas de aviación, advierte que si el AIFA no atrae al menos el 30 por ciento de los pasajeros y operaciones que se realizan actualmente en el Benito Juárez, no se resolverá el problema de la saturación.

El Sistema Metropolitano de Aviación tendrá dos aeropuertos (Felipe Ángeles y Toluca) vacíos y uno saturado, el AICM. Y conste que nada se dice de los aeropuertos de Cuernavaca y Puebla que también forman parte del sistema.

Para que el AIFA (ex Santa Lucía) resuelva el problema de saturación de AICM deberá manejar al menos 12 millones de pasajeros anualmente. El AICM manejó 36 millones de pasajeros el año pasado. Haga sus cuentas, dice Gómez Suárez.

Dos. El próximo 21 de marzo se inaugurará el AIFA (ex Santa Lucía) a señas, sin discursos.

Tres. Al igual que Volaris y Viva Aerobus, Aeroméxico anunció que realizará operaciones en el Aeropuerto Felipe Ángeles. A ver si entre todas cubren la cuota mínima de ocho vuelos diarios…

Cuatro. A Carlos Slim, el empresario consentido desde el gobierno del innombrable Salinas, le llovió sobre mojado tras declarar que “la confrontación política es de los más estúpido porque daña al gobierno, a las empresas y a los ciudadanos”.

Tiene harta razón, pero no se atrevió a señalar que buena parte de la confrontación y las descalificaciones parece obedecer a una estrategia ejecutada desde el púlpito de las mañaneras.

Por cierto, cuando Carlos Salazar Lomelín asumió la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el 27 de febrero de 2019, lanzó un optimista: “Hagamos historia, presidente, nosotros le ayudamos”. Tres años después Salazar se fue como los toreros que tuvieron una mala tarde, sin pena ni gloria.

Cinco. La autocracia retratada en un tuit de Dolia Estévez @DoliaEstevez

__Rusia impondrá 15 años de prisión a los periodistas que llamen invasión o guerra a la invasión y guerra de Putin contra Ucrania; deben llamarla “operativo militar especial”. Vía @nytimes

Seis. Tiempos de campaña

Dice Sheinbaum que las escuelas de tiempo completo continuaran operando en las demarcaciones de la Ciudad de México pese a la decisión de la secretaria Delfina Gómez de cerrarlas.

Lo más curioso es que doña Claudia dice que se está poniendo de acuerdo con Delfina para lograrlo. ¿Ton´s?

@Chucho_Sanchez