Azucena y las murallas

0
183

No solo coincido, sostengo que la CDMX fue amurallada por el gobierno local y federal ante lo que anticipaban sería una jornada violenta y hostil por el Día Internacional de la Mujer.

Y volvemos a lo mismo, el presidente se distrae y se confunde, busca traducciones, descripciones o interpretaciones de palabras sin llegar al fondo. En Michoacan no fusilan porque no fueron “disparos coordinados”, no sr presidente ese no es el tema lo es el salvajismo con que acribillan a mexicanos durante su gobierno.

No entiendo si son murallas, barreras, bardas, paredes o vallas, es el hecho de no escuchar, de coartar el derecho a la manifestación y a la expresión. Es esconderse atrás de soldados para evitar a las mujeres en su legítima demanda.

AMLO y Sheinbaum han vivido de siempre comercializando políticamente y presionando a través de manifestaciones callejeras de provocación (recordamos las imágenes del atentado federal a pozos petroleros?). Están los antecedentes de ambos incluso calificando a las fuerzas del orden de “represoras”.

Ahora visten de seda,  se aíslan, evaden sus responsabilidades y más aún, engañan a la población. Miles, miles de mujeres mostraron en el zócalo más integridad, moral, madurez y civismo que Sheinbaum cuando era activista callejera y parista universitaria.

Es reprobable que un día después de las demandas feministas AMLO ataque el trabajo profesional de  Azucena Uresti. Y AMLO es muy audaz con las palabras, recuerdo cuando evito e ingreso  al Senado de la República para rechazar  la Reforma Energética de Peña Nieto argumentó que no violaba la ley porque no era bloqueo, ni plantón sino “cerco”.

En la mañanera AMLO señaló que hubo medios de comunicación nacionales que transmitieron en vivo la marcha de mujeres así como otros extranjeros: The Washington Post, The New York Times, Financial Times y Wall Street Journal. Criticó a Azucena Uresti por informar  que la ciudad estaba “amurallada” y aseguró que “claro que la señora no nos quiere, entonces cualquier cosa la utiliza. Esto es lo que padecemos diario y es general». Que fue lo que le molestó al tabasqueño? Lo siguiente expresado por la periodista “La Ciudad de las libertades es hoy una Ciudad amurallada.

Hay tres capas metálicas que resguardan Palacio Nacional; son aproximadamente tres metros y medio de la banqueta hacia carriles centrales del circuito del Zócalo, lo mismo la Catedral Metropolitana, lo mismo el Palacio de Bellas Artes, lo mismo la representación del estado del gobierno de Nuevo León, el Hemiciclo a Juárez”. Esta fue la descripción incómoda.

También al referirse al dirigible que sobrevoló la CDMX en protesta por los feminicidios en su gobierno, AMLO cambió el tema no habló de la gravedad del asunto sólo dijo que era una campaña de los “conservadores” contra la 4aT.

Azucena es una colega profesional importante como todos los periodistas que informan con autenticidad. Es una mujer, otra más, que ha sido amenazada por el crimen organizado. Conduce espacios en radio y tv y gana un salario digno (no tiene una señora con dinero que la mantenga como a José Ramón).

Tras ser exhibida por el Ejecutivo Federal Azucena le respondió “No señor Presidente López Obrador, yo no recibo consigna, no estoy a favor de grupos de intereses creados. Le pido, de la manera más respetuosa, mostrar las pruebas de sus dichos”.

El país es una vergüenza nacional por el fracaso en las políticas de seguridad desde Alfonso Durazo hasta Rosa Icela. El tiradero de cadáveres es impresionante. Hay quien estima que cada 16 minutos un mexicano es asesinado. Pero el presidente se ofende por la palabra “amurallada”. La visión de AMLO está totalmente equivocada. Se debe perseguir y exhibir, sancionar y encarcelarlo a los delincuentes no a los periodistas. En su gobierno se continúa con la masacre a colegas y a mujeres y a niños y a jóvenes. Las abuelitas han sido un fracaso regalando a los matones y la consigna de “abrazos no balazos” ya pasó a ser broma internacional.

El gobierno deja indefensa a la población ante tanta violencia pero usa a los mandos militares y tropa para que lo protejan o como albañiles. AMLO no se atrevió enfrentar a Lilly Téllez en el Senado protegiendo , dijo, su investidura. Este 8 de marzo amuralló, si amuralló, su Palacio y al otro día atacó verbalmente a otra mujer: Azucena.

Nos puede gustar o no el estilo de la periodista nacida en Monterrey, pero de que tiene más valor y agallas para comprometerse  con su trabajo las tiene.

No es de los que acostumbran que  cumplir con sus obligaciones se rodean de policías o soldados mientras se escudan en “vallas” (le gusta así) en recintos históricos.
Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal 34.2 (izzi 135)