MC: ¿un segundo frente opositor?

0
194

Diego Martín Velázquez Caballero

Movimiento Ciudadano, últimamente conocido como el PAN Naranja por sus vínculos con el catolicismo integral intransigente del occidente y el norte del país, ha señalado su rechazo a formar parte de la coalición PRIANRD por considerar que allí dentro jugaría un papel subordinado, mientras la prospectiva del 2024 le brinda las posibilidades para constituirse como el eje de una propuesta ganadora en el marco de la sucesión presidencial. Nadie sería capaz de soslayar el empoderamiento efectivo de los candidatos naranjas, así como el gobierno de algunos de los centros urbanos y entidades más grandes del país.

Si bien MC cuenta con estructura y liderazgos notables capaces de triunfar en la elección presidencial, personajes como Enrique Alfaro, Samuel García y Luis Donaldo Colosio destacan como figuras con las características personales y los recursos necesarios para posicionarse en el ajedrez presidencial próximo. Sin embargo, Dante Delgado Rannauro advierte una ruptura inevitable entre Ricardo Monreal y MORENA, de la cual espera ser el gran beneficiario. El Senador Monreal cada vez tiene menos posibilidades de ser el candidato presidencial de MORENA, pero su anhelo de aparecer en la boleta de 2024 lo puede llevar a tomar la alternativa de Movimiento Ciudadano. Es difícil explicar el realineamiento ideológico de Dante Delgado Rannauro, su transición de la izquierda a la ultraderecha puede ser visto como el proceso de supervivencia de un partido pragmático, pero también de una estructura caciquil, empresarial y regional que ha sobrevivido desde Veracruz para extenderse en otras entidades de México. Aunque Veracruz cuenta con una fuerte tradición liberal y masónica, posee también una veta hispanista, conservadora y caciquil que lo identifica con los intereses de los grupos más reaccionarios de la historia de México. Dante Delgado no es ajeno al poder político que sostienen personajes como Julen Rementería. Además, Movimiento Ciudadano pretende afirmarse como el partido parlamentario de los senadores que quieren tomar el control del país sin importar su filiación partidista.

El protagonismo de MC como tercero en discordia termina beneficiando al proyecto de MORENA -siempre que la izquierda logre cohesionarse-, pero también es cierto que en una elección a tercios cualquiera puede ganar. No se equivoca Dante Delgado cuando exige que la coalición anti AMLO gire en torno a Movimiento Ciudadano, el problema es que Delgado Rannauro se ha acostumbrado a sobre valuar sus aspiraciones; aunque esta vez puede no estar equivocado. El PRIANRD no se encuentra y lo más viable sería fusionarse a Movimiento Ciudadano, todo depende de que Ricardo Monreal se separe de MORENA, de los beneficios del Senado y la cercanía presidencial para debatir abiertamente sus diferencias con el lopezobradorismo y las razones para estar al lado de los representantes neoliberales del colonialismo interno que no le permitieron mantenerse en el PRI.