«El futuro de México está en nuestras manos»: dice Marko Cortés

0
50

Bajo el reto de reconstruir su unidad interna, el líder nacional del PAN, Marko Cortés, aseguró que México vive uno de los peores momentos de su historia, por lo que Acción Nacional además debe, en conjunto con la oposición, detener la destrucción del país y corregir su rumbo de cara al 2024.

“Hoy el futuro de México y la viabilidad de la democracia está en nuestras manos y todos debemos entender la enorme responsabilidad que tenemos”, afirmó en la reunión virtual del Consejo Nacional.

Ante consejeros panistas del país, señaló que no solo se trata de llegar al poder o de tener la oportunidad de construir la Patria ordenada y generosa, sino que “se trata también de detener el retroceso, contener la destrucción y preparar en el 2024 el paso necesario para corregir el rumbo de México”.

El panista señaló que el partido construye “paso a paso” la victoria para el 2024, y para ello habrá que ganar las elecciones de junio próximo y las del 2023, pues a pesar de que la oposición es insultada y perseguida, dijo que «siempre está dispuesta a construir por el bien superior de la nación».

 

Revocación fue la fotografía de Morena al 2024

La dirigente del PAN en Puebla, Augusta Díaz de Rivera augura que, de acuerdo a la radiografía política, de los 15 millones de votos que obtuvo Morena en la Revocación Mandato, para la elección presidencial del 2024 tendrá una caída de 3 a 4 millones de votos por lo que no le alcanzará al partido guinda para repetir en el poder federal.

Destacó que la consulta que se realizó el domingo 10 de abril, es el retrato de que sucederá con Morena en la elección del 2024, de ahí que el partido Acción Nacional (PAN) recuperará la presidencia de la República, en Puebla la gubernatura, y en la Cámara de Diputados y Congreso local, la mayoría de las curules.

Indicó que faltando aún dos años para la elección mayor que tendrán que hacer los mexicanos, ya circulan encuestas donde se muestra como la 4T, Morena, y el mismo presidente de la República, “van perdiendo popularidad”.

Augusta Díaz reiteró que esta radiografía política está obligando al PAN a trabajar a un más fuerte para poder dar los resultados esperados en la elección del 2024, en especial por ser considerada aún como la segunda fuerza política más importante a nivel nacional y local.

 

Elección de Estado en camino para 2024: Acosta Naranjo

Para el hoy dirigente del Frente Cívico Nacional (FCN), Guadalupe Acosta Naranjo, la de 2024 será la elección de Estado “más grosera en un siglo”, y si la ganan Andrés Manuel López Obrador y Morena, “consolidarán su clientelismo, su corrupción y su manipulación”.

Para el expresidente del PRD, lo que suceda en el 2024 será crucial para el futuro de la democracia y las libertades en el país.

Acosta Naranjo explicó que “la verdadera batalla va a ser en el 2024, y López Obrador va a ser coordinador de campaña de Claudia. Entonces él quiere saber quién responde y quién no. Ya miró que le responde el sureste, Tabasco, Campeche, Chiapas, Oaxaca, donde el voto verde antiguo del PRI es el que ahora usa Morena. Ya no tiene votos en las grandes urbes, tienen el voto del clientelismo”.

Sin embargo, dijo, el oficialismo tiene sus mapaches y quiere empequeñecer al Instituto Nacional Electoral (INE), por lo que se debe emprender un ejercicio ciudadano de vigilancia electoral “para evitar que se usen los recursos públicos, como lo hacíamos antes”.

Entonces Acosta Naranjo lanzó su contundente advertencia hacia 2024: “Vamos a vivir la elección de Estado más grosera de la historia de los últimos 100 años en México. El presidente no admite que la ley y la Constitución lo normen porque para él no cuentan; para él cuenta la justicia, dice, y la justicia es lo que él dicta. Así exonera a Pío, a Scherer, pero que castiga a Rosario y que persigue a Anaya. Es una justicia selectiva para usos personales. Tiene 22 millones de personas inscritas en el padrón de programas sociales, y solamente pudo llevar a 15 millones, y muchos otros eran funcionarios y ciudadanos. Seguramente logró movilizar a un tercio de los 22 millones, pero va a intentar apretar a los que no fueron para la elección de 2024”.