Davos y la sucesión presidencial en México

0
48

Xóchitl Patricia Campos López

Aunque la oposición a Morena ha señalado el magno error que constituye la ausencia del gobierno mexicano en eventos internacionales de la talla geopolítica que implica el World Economic Forum 2022; lo cierto es que tampoco el PRIANRD puede decir que toma apuntes significativos de los temas que la gran aristocracia económica y política del mundo ha discutido.

El desasosiego que se hace a las formas primitivas que tiene la Cuarta Transformación cuando se habla del capitalismo liberal global, también puede indicarse hacia las huestes del PRIANRD que hacen gala de su colonialismo interno cuando ningún personaje de mediana importancia se presenta en Suiza para cabildear o pretender influir desde la dimensión de una estructura socioeconómica que se dice vanguardista y se cuenta entre las primeras veinte del mundo. Si el neoliberalismo caciquil no hace presencia con los grandes capitales es porque se considera arcaico e incompetente: el neoliberalismo globalizador es un mito genial civilizatorio.

La oposición al Lopezobradorismo no cesa de repetir el dogma neoliberal de la mano invisible, el mercado y la sacrosanta iniciativa privada, pero carece de estudio, análisis e investigación formal respecto de las temáticas de la tecnología, educación, energías limpias, seguridad y desarrollo económico que se están planteando para el mundo postcovid.

El PRIANRD no puede mirar por encima de Estados Unidos y no tiene, por lo visto, ninguna propuesta original sobre el papel que México debe guardar en una circunstancia tan especial como la de hoy en día. Carlos Salinas de Gortari implementó una reforma modernizadora que cambió su proyecto de gobierno, después de asistir a uno de los eventos que la Cultura de Davos promovía como la unidimensionalidad occidental del fin de la historia. ¿Por qué tampoco acudieron los probables aspirantes presidenciales del PRIANRD a Davos? Son defensores a ultranza del neoliberalismo, pero saben que nunca serán tomados en cuenta. Insulting and unacceptable diría el pendejazo.

El Foro de Davos y la aceleración de la agenda 2030 o 2050 exigen que la clase política tome por su cuenta la captura de información que se brinda en los centros resolutivos que determinan el futuro de la humanidad. Es lamentable que el gobierno mexicano no tome en serio estos eventos fundamentales, pero es peor que la oposición carezca de osadía y audacia para participar e influir en análisis como los de Davos. La oposición a Morena sólo alcanza el nivel discursivo de Fernanda Familiar y la capacidad de análisis de Denise Dresser. Cada pueblo tiene el gobierno y la oposición que se merece.

Las conclusiones del Foro Económico Mundial 2022 no sólo confrontan los nacionalismos e identidades antidemocráticas, economías cerradas y populismos de izquierda. Se están analizando problemáticas que sobrepasan los Estados y Potencias Hegemónicas, reclamando la construcción de una gobernanza glocal, supranacional, planetaria y bioética.

¿Qué piensa Claudio X. González del escenario global que confronta la supervivencia de la humanidad y los mexicanos? ¿Cuáles son las propuestas inteligentes de aquellos que acusan al Mesías Tropical de obtuso y soberbio, trasnochado nacionalista? El colonialismo de la clase política mexicana no tiene límites, su apego a las oportunidades perdidas y al fracaso es histórico.  No se puede construir una modernidad iberoamericana alternativa desde la terquedad y sordera. Lo dicho, entre neoliberales y populistas sólo hay semejanzas.