Mujeres al poder

0
39

La larga lucha por el reconocimiento de los derechos político-electorales de las mujeres en nuestro país, cada vez rinde más frutos. Ya ven, ahora ya hay más gobernadoras.

Por ejemplo, de las elecciones locales 2021 en 15 entidades emanaron seis mandatarias: Marina del Pilar Olmedo en Baja California, Layda Sansores en Campeche, Indira Vizcaíno Silva en Colima, Evelyn Salgado Pineda en Guerrero, y Lorena Cuéllar Cisneros en Tlaxcala; todas de Morena. Además de María Eugenia Campos Galván en Chihuahua, del PAN.

Y de los comicios del cinco de junio pasado en seis entidades federativas, emanaron dos más: Teresa Jiménez en Aguascalientes de la alianza PAN-PRI-PRD, y Mara Lezama en Quintana Roo de la coalición Morena-PVEM-PT. El proceso electoral no ha terminado, pero prácticamente son cuasi gobernadoras.

Evidentemente, el que más mujeres ocupen la titularidad del Poder Ejecutivo en su estado no es producto de la casualidad, es el resultado de esa larga lucha, a la cual le dio un empujoncito la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) cuando en diciembre del 2020 en una cerrada votación ordenó hacer efectiva la paridad en gubernaturas.

Así que, siguiendo ese principio, para las elecciones locales 2023 en el Estado de México y en Coahuila, pues los partidos políticos no tendrán más remedio que postular una mujer y un hombre a las gubernaturas, amén de que para entonces tengan o no regulación en ley secundaria.

Pero lo que más llama la atención es que en el Estado de México prácticamente de manera muy natural se están perfilando dos mujeres para disputar la gubernatura de una entidad bastión del priismo y cuna del grupo Atlacomulco y de los ‘Golden Boys’ en el poder.

Son la diputada local priista Ana Lilia Herrera Anzaldo y la morenista Delfina Gómez Álvarez, actual secretaria de Educación Pública del gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador; según encuestas, son las mejor posicionadas rumbo a la sucesión local, cuyo proceso electoral debe empezar entre septiembre y diciembre de 2022.

Si la tendencia continúa así de aquí al proceso de selección interna de los partidos políticos, ellas serán las candidatas; en el PRI más que por cumplimiento al principio de género, porque necesita una candidatura natural, un perfil ganador; cualidades que parece reunir Ana Lilia Herrera aún cuando creció al amparo del peñismo.

Pero según su perfil, es una mujer con luz propia, con capacidad de acuerdo y reconocida como mujer líder. Dato interesante.

Delfina, en cambio, sería quizá una candidatura como pago a su lealtad con el presidente AMLO. Aunque también tiene lo suyo en cuestiones de liderazgo. Pero su trayectoria se encuentra un poco salpicada de señalamientos sobre presuntas irregularidades.

PRONÓSTICO 

En fin, hay casas encuestadoras, como Integralia Consultores, que desde 2021, al hacer una proyección de gobiernos locales, en su estudio dio cuenta de la posibilidad de Morena de ganar la mayoría de las gubernaturas, excepto Aguascalientes, Coahuila y Estado de México.

El pronóstico se cumplió respecto de Aguascalientes.

Más recientemente, diversas casas encuestadoras consideran, conforme a sus estudios demoscópicos, que el PRI todavía puede retener Coahuila y el Estado de México. Sin embargo, otras consultoras hablan de una entidad para Morena y una entidad para el PRI.

Correo: rosyrama@hotmail.com