Derby Sexenal

0
45
  • Muy pesimista se escuchó al candidato presidencial Ricardo Monreal Avila el martes 28 de junio, sobre todo después de que Morena le permitió placearse como precandidato presidencial en el municipio Francisco I. Madero de Coahuila y mostrar que tiene seguidores en el partido. Pero la realidad política es muy cruel: el presidente de la república como el gran elector sigue sin considerarlo precandidato real y el propio Monreal tiene la sensibilidad política para entender que nunca será candidato y menos presidente por Morena.

 

  • Hay decisiones políticas que llevan mensajes de fondo: el autodestape del diputado Santiago Creel Miranda como pre-pre-precandidato presidencial de Morena dejó en claro que la alianza opositora cada vez está más lejana de la posibilidad de un candidato único y que cada partido ya está pensando en su propio abanderado, luego de que el PRI haya aceptado la autonominación de Alejandro Moreno Cárdenas como precandidato. Por su lado, la Coparmex del activista ultraderechista Claudio X. González están intentando colocar alguna figura empresarial en la candidatura opositora, pero cada vez con menos posibilidades de conseguirlo.

 

  • El modelo de encuestas que está manejando Morena como de forma de nominación de su candidato podría ser un engaño, pero en caso de ser cierta la carrera se va a decidir entre Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, toda vez que la tendencia de votos por el secretario de Gobernación es baja por su incorporación tardía. De todos modos, la exposición impulsada por Palacio nacional podría darle algunos puntos más. Y también hay que agregar los datos de una baja en la tendencia electoral de Sheinbaum que podrían beneficiar al tabasqueño López Hernández.

 

  • De muchas maneras el partido Movimiento Ciudadano ha señalado que no hay forma de que se sume a la alianza opositora y que en el 2024 participara como candidato propio, con lo que derrumbó el sueño aliancista de contar con los siete puntos electorales del partido de Dante Delgado Rannauro como copetito que ayude a la alianza a adelantarse a Morena.

 

  • Y comienza a causar preocupación en el mundo político el hecho de que Morena no le haya dado su lugar a sus aliados Partido Verde y PT en los recientes mítines, pero la explicación política podría no ser mala señal porque Morena quiere primero posicionarse como partido dominante en cualquier coalición. Algunos morenistas desean tranquilizar a sus élites con el argumento de que el Verde y el PT sí irán en alianza y con ello le darán a Morena alrededor de siete puntos que lo alejen de la persecución aliancista. Los dos partidos aliados necesitan 3% cada uno para mantener su registro como partido político.

 

  • Los recientes conflictos políticos del gobierno lopezobradorista con la iglesia católica por el tema de la seguridad estarían fortaleciendo al PAN y a la alianza opositora, pero en el fondo la iglesia tiene una estructura de poder sistémica que no pasa por posibilidades de ser oposición. El porcentaje de creyentes es ya menor a 75% de la población y muchos mexicanos no estarían aceptando que la iglesia se metiera en procesos electorales.