La propuesta del Verde para sancionar a quien no vote

0
305

Qué iniciativa de reforma constitucional electoral tan sui géneris ha presentado el Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en la Cámara de Diputados Federal, vía su coordinador, Carlos Alberto Puente Salas. Contiene propuestas innovadoras y de avanzada, pero también propuestas que representan retroceso.

Por ejemplo, en el texto de la iniciativa de 26 cuartillas, en las innovaciones se plantea sancionar “con la suspensión de los efectos de la credencial para votar como medio de identificación personal” a las ciudadanas y ciudadanos que, sin causa justificada, incumplan con la obligación de votar en las elecciones, las consultas populares y los procesos de revocación de mandato, en los términos que señale la ley.

Ello, adicionando un párrafo a la fracción III del artículo 36 la Constitución Política General

Se trata se una propuesta para intentar hacer efectivo el voto obligatorio mediante la sanción. De por sí la Carta Maga establece el derecho y la obligación de votar en elecciones populares y en mecanismos de democracia directa, y también prevé el castigo: La suspensión de los derechos ciudadanos. Pero nunca se ha aplicado.

Su aplicación representaría suspender, por ejemplo, los derechos político-electorales al ciudadano, ciudadana, que incumpla la obligación de votar; derechos como ser votados a cargos de elección popular, asociarse para tomar parte en los asuntos políticos del país, etc.

La bancada del Verde en su iniciativa deja intocadas las disposiciones constitucionales al respecto. Lo que hace es proponer establecer expresamente una sanción, la cual consistiría, no en la suspensión de los derechos, sino en suspender los efectos de la credencial para votar con fotografía como medio de identificación personal.

Sanción que sí pegaría al ciudadano, ciudadana, porque dicha credencial se ha convertido en el instrumento oficial de identificación, razón por la cual pululan quienes la tramitan, pero no la usan para votar, que en realidad es la finalidad de dicho documento.

De ahí, en parte, que en nuestro país exista una abultada Lista Nominal de Electores, pero en las elecciones el abstencionismo es brutal, con excepción de comicios competidos.

Hay electores que se abstienen porque no se identifican con candidatura alguna, partido o coalición; o porque de plano no les gusta votar, o porque creen que las elecciones sirven para nada. Sin embargo, tienen credencial para votar que usan para identificarse.

En fin, la iniciativa de la bancada del Verde no específica la duración de la sanción de suspender los efectos de la credencial para votar con fotografía como medio de identificación personal a quienes incumplan con la obligación de votar, pero, de proceder, puede precisarse en la ley electoral.

Es una buena propuesta que podría ayudar a incrementar la participación ciudadana en las urnas electorales.

UNA MALA PROPUESTA 

Lo que sí es una mala propuesta en la iniciativa de reforma constitucional electoral de la bancada del Partido Verde, es una adición en el artículo 41 en los siguientes términos:

“Los partidos políticos podrán distribuir o transferirse votos mediante convenio de coalición.” 

La propuesta implica una regresión.

En algún tiempo existió una disposición similar, a la cual se le conocía como “cláusula de vida eterna”, porque los partidos políticos ‘pequeños’ nunca perdían el registro en virtud de que en el convenio de coalición se establecía una forma de obtención de votor casi de forma automática.

Algo así como cierto porcentaje de votos para cada partido político aliado del total de votos obtenidos por la coalición. Obvio, que el porcentaje mínimo siempre estaba por arriba del umbral base para conservar el registro.

En la iniciativa del Verde no se específica cómo los partidos coaligados podrán distribuir o transferirse votos. Seguramente, lo aterrizarían en la ley secundaria, sin descartar dejarlo a la discrecionalidad de los aliados.

Como sea, distribuir o trasferirse votos viene siendo una forma de dar vida artificial a los partidos políticos ‘chiquitos’. ¿Por qué?

¿Por qué el Partido Verde se auto-considera como un partido “chiquito”? Vaya, si hace la propuesta en comento, es para beneficiarse así mismo. ¿O no? Los resultados obtenidos en las elecciones de gubernaturas 2021, reflejan la clara intención.

¿Por qué el Verde no se traza la meta de crecer hasta el grado de convertirse en el partido mayoritario?

La normatividad mexicana considera la necesidad del fortalecimiento del sistema de partidos, pero sería imposible concediéndoles vida artificial, lo cual, además, resultaría un fraude al voto ciudadano.

En fin, de la iniciativa de reforma constitucional electoral del Partido Verde valdría la pena retomar las buenas propuestas, que son varias.

Correo: [email protected]