AMLO en problemas

0
2210

Ya no hay duda y se va entendiendo la ruta que aplica AMLO. Se ha definido públicamente como defensor y adalid de tiranos, dictadores, corruptos y narcotraficantes en el poder.

¿Vamos haciendo la lista? El cubano Miguel Díaz Canel; el boliviano, Evo Morales; la argentina, Cristina Fernández de Kirchner; el nicaragüense, Daniel Ortega; el venezolano, Nicolás Maduro y ahora el peruano, Pedro Castillo, casualmente todos con fuerte presupuesto a la milicia y francas intenciones de prolongar sus mandatos.

En el listado podría incluir al brasileño Lula que ya abiertamente la dio la espalda a las políticas populistas para apoyar a la iniciativa privada. Pero vamos, AMLO hasta ha sido generoso con Julián Assange.

Ha dispuesto los recursos del Estado y la fuerza del gobierno para apoyar a estos personajes diciendo que él no usa aviones militares por austeridad y que prefiere las líneas comerciales, pero ha dispuesto las aeronaves de la nación para atender a sus invitados y proteger al “hermano” Evo Morales, por ejemplo.

Las leyes propias de cada país han identificado a algunos como socios del narcotráfico, defraudadores y corruptos. Por dictadores y tiranos los han expulsado de sus países o han acabado en la cárcel.

Pero aquí las mentiras aparecen por la falta de coordinación entre el equipo de gobierno. Ebrard aseguró públicamente que no se le ofreció protección a Castillo y que no se habló con él cuando AMLO señala lo contrario, que él ordenó dar cobijo al peruano.

¿Quién miente y por qué? Es el mismo caso de cuando se liberó a Ovidio Guzmán. Alfonso Durazo se comprometió a responsabilizarse por un acuerdo “colegiado” en el cuerpo de Seguridad Nacional y a las horas AMLO declaró que él ordenó la liberación del criminal.

La hasta antier feliz izquierda mexicana que se lucia hablando de la nueva ideología anti conservadora en América Latina en redes sociales hoy guardan ridículo silencio por lo ocurrido en Argentina y Perú.

AMLO se ha lucido y desafiado a la comunidad internacional no sólo acercándose e invitando a los personajes más cuestionados, sino que aquí en México se les honra en las ceremonias más emblemáticas como nuestra Independencia y a nombre de todos nosotros se les entregan las llaves de la CDMX.

Pero la nueva mandataria peruana hábil y diplomática ya envió un mensaje a AMLO: “Esperemos que el presidente, que se había ofrecido venir al Perú, pueda cumplir. Aquí lo esperamos con los brazos abiertos”, escribió la presidenta Dina Boluarte.

Por su parte mi colega Ricardo Alemán estima que AMLO debe ser llevado a juicio penal y político por:
1.- Alianza con “El Chapo”
2.- Alianza con “Los Abarca”
3.- Alianza con Donald Trump
4.- Alianza con Putin
5.- Alianza con Diaz-Canel
6.- Alianza con Daniel Ortega
7.- Alianza con Evo Morales
8.- Alianza con Nicolás Maduro
9.- Alianza con Cristina Fernández
10.- Alianza con Pedro Castillo.

Quizá estos elementos queden a la subjetiva interpretación mientras no existan pruebas que lo involucren en ilícitos, pero hay actos y eventos que si podrían en lo sucesivo meterlo en problemas: los presuntos desfalcos en sus obras faraónicas, manejo de las vacunas, información reservada en obras públicas, corrupción entre sus cercanos, manejo indiscriminado de efectivo y programas populistas, gastos excesivos en programas electorales fuera de la ley (incluyendo acarreos), “aportaciones” a su movimiento, irregularidades económicas de sus hijos, protección a los “derechos” de criminales, mala administración en aduanas, Pemex y CFE, viajes internacionales de su esposa con elementos del ejercito… y otros más que ahí si podría haber auditorías y documentos probatorios. Mentir, lo ha dicho, no es bueno, pero puede ser incriminatorio y muy peligroso y le guste o no “la ley es la ley”.

Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal 34.2 izzi 135 y mexiquense radio.

@cramospadilla