Andanzas y negocios de los Murat

0
526

La ciudadanía tiene razón en preguntar qué hará el nuevo gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, respecto de las acciones fraudulentas en la adquisición de dos polígonos junto al “Foro Huatulco” y en la misma construcción inconclusa e ‘inflada’ de este inmueble.  Tal como lo preguntó el periodista Omar Gasga en su noticiero “La Voz de la Noticia”.

Jara Cruz ya anunció parte: Investigan al entonces Delegado de Fonatur-Huatulco, Ramón  Sinobas Solís (quien estuvo al frente del organismo en dos largos periodos, respaldado por los Murat, José y Alejandro; ambos, padre e hijo, ex gobernadores de Oaxaca. Por cierto, uno y otro gobernaron la entidad con una separación de tan solo dos sexenios).

Vayamos por partes.

Los dos polígonos de tierra que rodean el llamado “Foro Huatulco” habrían sido adquiridos en 2017 por la empresa Border’s y CIA, S.A. de C.V.; creada en 2004 por personas de origen libanés asentadas en Ciudad Ixtepec, Oaxaca, relacionadas con el ex edil Neguib Tadeo Manríquez Madariaga, ejecutado en enero de 2006 en Veracruz junto con otras personas.

Border’s y CIA, S.A. de C.V. inició como una empresa textil y posteriormente cambió su objeto social a la construcción y remodelación de inmuebles. Misma que habría comprado a Fonatur los dos polígonos (de 4 y 6 hectáreas) localizados junto a la Marina Chahue, en Bahías de Huatulco, en 807 pesos el metro cuadrado; muy por debajo del valor real de la tierra en la zona urbanizada frente al mar.

Entonces el delegado de Fonatur-Huatulco era Ramón Sinobas. Y el representante de Border’s habría sido Luis Adolfo Argüelles Rabell, quien fue coordinador de asesores del Infonavit cuando Alejandro Murat fungió como Director General en el sexenio del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto. En 2018, Border’s habría hecho cambios.

Y ahí están los dos polígonos, donde aún nada se construye a pesar las reglas de Fonatur de construir en un lapso de 745 días.

¿Quiénes son realmente los dueños de ambos polígonos?

Es la duda, la pregunta, la verdad oculta que ofende a la inteligencia de la ciudadanía oaxaqueña, incluida la huatulqueña en primerísimo lugar.

El periodista Omar Gasga se pregunta: “¿Pueden revocarse los contratos de compra-venta de los polígonos y venderse a precio real, y aplicarse parte del dinero recuperado en beneficio del municipio de Santa María Huatulco?” Palabras más, palabras menos.

En justicia así debería procederse.

Incluso, aplicar parte del recurso para continuar las obras de urbanización del desarrollo turístico, que tiene un atraso de más de la mitad de los 20 años del Plan Maestro original.

EL FORO HUATULCO 

En el antepenúltimo día de su administración como gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa inauguró la “primera etapa” de lo que la ciudadanía huatulqueña conoce como “Foro Huatulco” y que el gobierno del estado denominó “Centro de Congresos”, ya no Centro de Convenciones como se sabía era el proyecto original.

¿La primera etapa se concluyó?

Es parte de la investigación que hará la nueva administración oaxaqueña, encabezada por el morenista Salomón Jara, quien precisamente hace ocho días habló del hilo de la madeja en el embrollo del negocio inmobiliario de funcionarios del sexenio anterior, obras inconclusas y danza de millones del erario en la aplicación de obra pública.

El “Foro Huatulco” solamente es uno de los tantos casos de obras inconclusas; aparte se encuentran las historias del despojo de inmuebles a ciudadanos.

Es evidente que ni la “primera etapa” del “Foro Huatulco” o Centro de Congresos, fue terminada al cien por ciento. Se nota a leguas desde afuera del inmueble que tiene forma de barco. Incluso, cuentan lugareños que parte de los mil 200 asientos no tienen visibilidad hacia el escenario.

Además, el número de asientos disponibles no da para organizar grandes encuentros empresariales, turísticos, culturales o de esparcimiento en dicho Centro que contará con restaurantes y tiendas en su interior; en cuya construcción inicialmente se habló de 70 mil pesos y terminó en 322 o 323 millones de pesos (hasta en los comunicados oficiales del entonces gobierno varían las cifras).

¿UNA CASUALIDAD? 

La construcción del “Foro Huatulco” o Centro de Congresos ¿es mera casualidad casi en medio de los polígonos de cuestionada adquisición? O los verdaderos dueños de las nueve héctareas, planeaban construir en estas hoteles de cinco estrellas o desarrollos residenciales para gente adinerada, con el propósito de un negocio turístico redondo?

POLÍTICA, ¿EL NEGOCIO? 

Hace tiempo, familias de origen libanés llegaron a vivir a diversos municipios del Istmo de Tehuantepec, como por ejemplo: Los Zetuna, los Curioca, los Harfuch, los Saade, los Manrique, y los Murat. Todas, con excepción de la última, hicieron fortuna dedicadas al comercio, con trabajo intenso a la vista.

En cambio a los Murat no se les conoció ni comercio pequeño.

Los Murat eran pobres.

José Murat se fue a estudiar a la Ciudad de México, a la UNAM. Luego incursionó en política, mediante la cual, con mucha suerte escaló hasta llegar a la gubernatura de Oaxaca; cargo que también acaba de desempeñar su hijo Alejandro. Eduardo Enrique, su otro hijo, es diputado federal y senador suplente de Manuel Velasco Coello.

Parece que la política ha sido el negocio de los Murat, quienes gobernaron Oaxaca durante dos sexenios (además se entrometieron en otros imponiendo cuadros afines), y han ocupado cargos en el PRI, en el Congreso de la Unión y en la administración pública federal en administraciones priistas.

Correo: [email protected]