Nicaragua a la vista de México

0
139

A la mesa de nuestro Tanque de Ideas llegan las alforjas del oficial de reconocimiento; el dragón entrega en hojas arrugadas y dobladas un reporte que lleva en la parte superior la palabra -Nicaragua-

Al saber de este Imágenes de la familia Somoza; recuerdos de una Managua bombardeada por órdenes de esos mismos dictadores; la historia del cómo la ojiva (?) salida de una bazooka terminaba con la vida de un Somoza. Ah. Y las románticas narraciones de una guerrilla Sandinista que mucho impactaron en jóvenes mexicanos (mismos que ahora deambulan en los corredores de la 4/t) llegan a mi sexagenaria mente.

Como sea (werever); con la información puesta en la mesa luego del Patrullamiento de nuestro observador haremos las lecturas y prospectivas necesarias. Sabemos que hoy ese pequeño país centroamericano cruza por caminos difíciles y eso da de que hablar.

La primera de estas lecturas es desarrollada por Paul von Hindenburg

-Empecemos con la obviedad de que México no es una isla-.

Todos asentimos-.

-Es decir-, apunta Paul-, México se desenvuelve, como ente moral, en el contexto de las naciones centroamericanas-.

Lo segundo -dice Paul -es enfatizar que, por tamaño país, tamaño de población y tamaño de economía; México es “notable” en Latinoamérica.

Como siguiente dato- Hindenburg ya tiene toda la atención, -resulta muy relevante recordar que México fue protagonista en los acuerdos de Contadora. (Isla panameña)

Por todo ello, y aún más, que no alcanzaría el espacio para mencionar- concluye Paul, -Nuestro país es actor de primera línea en el conflicto que hoy vive Nicaragua-.

Dentro del Think tank todos estuvimos en el “si” de esa lectura. Hindenburg continuó.

-Si México se involucra en los temas de alternancia en el poder y democracia en esa región, podría hacerlo con suficiente autoridad moral y, no podría ser calificado de intervencionista- y enfáticamente dice más.

-Con el antecedente de haber contribuido en el pasado, tal vez el país azteca ahora pudiera ser factor para recuperar La Paz, seguridad y democracia de ese país centroamericano-.

-Si México no participa- agrega Hindenburg -deberá considerar que su liderazgo regional continuaría reduciéndose, hasta el nivel de un simple observador externo, pasivo, desinteresado- el Mariscal prusiano acá llega a algo sustantivo

-Si ese gobierno mexicano pretende (habla del de la 4/t), combatir o atender las causas de la migración, como lo pregona ese mismo, debería optar por involucrarse en la problemática regional-. (rostros de “nopossi” emergen en los rostros presentes); Paul agrega

-y esa es un área en la que México puede otorgar y obtener beneficios políticos, sociales y económicos.

Incluso diría que militares, toda vez que coadyuvaría a desactivar la posibilidad de que USA, como hegemónico del continente, tuviera que realizar una de sus acostumbradas intervenciones para “restaurar la democracia”. -los rostros de “nopossi” mutaron a caras de “ahchinga” -Paul agregó- Eso vendría con las consecuencias que, desde ya, podría México prever-.

Con el rostro encendido por la energía que desde dentro de ese se generó Paul von Hindenburg termina diciendo.

-Eso digo yo, pero, ¿mis pares? ¿Mis compañeros? ¿Mis hermanos? -Hindenburg ahí le estaba hablando a quienes como él fueron forjados como sables sobre el mismo yunque- ellos tienen ahora la voz, -expresa emocionado el Mariscal -y yo -enfatiza-estaré atento y receptivo, para continuar aprendiendo. Tarea que, por cierto, nunca termina.

¡Es cuanto! -. El silencio sonó tan fuerte que la sístole y la diástole de los corazones sonaba como concierto de tamboreros nipones.

El tema quedó colgado en los muros del Tanque de Ideas y, tocaría esperar que, desde sus sillones, Limón, Osman, Mixtli y QQ den su opinión.

Último patrullaje. – las batallas por Oaxaca; ese será un título digno de ser alimentado.

Salomón Jara, Senador por MORENA no quita el dedo del renglón, acá lo malo está en el tufo a violencia que se manifiesta. En la otra esquina la figura estética y poderosa de Susana Harp cada vez es más notoria. Seguiremos el paso de esto.

Último patrullaje. – hay temas… vaya que los hay.

Greguería. – ¡nunca te pelees con alguien que tenga acceso a tu cepillo de dientas!

Oxímoron. – Guelaguetza austera y sin regalos.

Haikú. – parece que, la piedra

de ese río;

puede más que yo