Xóchitl y su sospecha sobre la recolección de firmas…¿y se fuese sola?

0
234

La sospecha de Xóchitl Galvez sobre la rareza de que varias personas aspirantes a Responsable Nacional para la Construcción del Frente Amplio por México hubiesen recolectado el mínimo de 150 mil firmas para pasar a la siguiente etapa, no abona para nada a ese proceso político de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD).

Es como un preámbulo de desaseo en la elección del Responsable Nacional, que en realidad será el candidato o la candidata a la Presidencia de la República de una coalición de estos tres partidos, si es que antes no rompen el acuerdo debido a irregularidades en la recolección de firmas, que la hidalguense ya pidió revisar.

Porque se le hizo sospechoso que varios de sus rivales internos dijeran haber juntado las firmas cuando no los ha visto recorrer el país pidiendo el respaldo, pero sobre todo porque el haber flexibilizado el mecanismo de recolección de firmas para lugares alejados les permitió acopiar en breve tiempo. Entonces quiere ver, además, si éstas son auténticas.

Bueno, Xóchilt no tendría por qué espantarse de que sus compañeros y compañera de competencia reúnan el mínimo de firmas, al menos Enrique de la Madrid y Beatriz Paredes porque el PRI todavía tiene base social, cierto voto duro; entonces es probable que hayan reunido el respaldo.

Independientemente de lo anterior, este tipo de proceso político supone la revisión de la autenticidad de las firmas, como lo hace el Instituto Nacional Electoral (INE) en los procesos de participación ciudadana para darle validez a los mismos. Debió preverlo el Comité Organizador donde hay especialistas electorales como el exconsejero Marco Antonio Baños.

Es más, desde el principio dicho Comité debió prever la complejidad de recolectar firmas para implementar el mecanismo más fácil, seguro y transparente. Eso de flexibilizarlo, así sea una vez, genera inquietud y hasta suspicacias.

El hubiera no existe. Pero en todo caso no hubieran exigido el mínimo de firmas. Aunque la recolección de éstas ha servido a los partidos participantes en el Frente para revitalizarse y dan ánimo a su militancia sobre la posibilidad de dejar atrás las condiciones tan adversas al 2024; al menos juntos se están viendo competitivos, ya no tan en la lona.

Revisar que las firmas se correspondan con las credenciales y que la ciudadanía dueña de las mismas realmente las haya otorgado. Esto le dará certeza y credibilidad al proceso político para la elección del Responsable Nacional para la Construcción del Frente Amplio por México, el cual por cierto quedará en el olvido una vez que inicie el proceso electoral, pues los partidos se enfocarán a formalizar la respectiva coalición. Son dos figuras diferentes.

Si no hay certeza en la autenticidad de las firmas recabadas por cada aspirante a Responsable Nacional, al menos de quienes reunieron el mínimo de 150 mil,  generará ruido al interior de los partidos participantes y al exterior. De ser el caso, quién sabe si Xóchitl Gálvez quiera seguir en un proceso desaseado.

Y además se convertirán en el hazme reír de Morena, donde entonces sobrarán argumentos sobre la praxis de fraude electoral de la oposición tripartita.

En fin. En esta semana se despejará la duda respecto del número de firmas recabadas.

MÁS DE 400 MIL FIRMAS, DOS DEL PRI

Según afirmación del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”), Beatriz Paredes y Enrique de la Madrid recabaron, en conjunto, más de 400 mil firmas a lo largo y ancho del territorio nacional.

Eso significa que ambos pasarán a la segunda etapa para la elección del Responsable Nacional para la Construcción del Frente Amplio por México, salvo que uno haya recabado menos de 150 mil respaldos.

El cacareo del “Alito” además ¿significa que el PRI prácticamente está anunciando que seguirá hasta el final del proceso político con ambas cartas? O sea, ¿no tienen la mínima intención de declinar a favor de Xóchitl Gálvez a pesar de su popularidad?

¿O el Revolucionario Institucional pretende negociar algún paquete de candidaturas para las elecciones concurrentes de 2024?

Veremos.

Por lo pronto, Moreno Cárdenas consideró que Beatriz y Enrique “tienen la experiencia, el talento, el carisma y el liderazgo para encabezar el Frente”.

¿Y SI XÓCHITL FUESE SOLA?

La hidalguense debería pensar en la posibilidad de participar sola…bueno, como candidata solo del PAN a la Presidencia de México, o como independiente.

Son dos opciones en el remoto caso de que el PRI y el PRD rechacen postularla en coalición con Acción Nacional.

Aunque sí necesitaría los votos priistas para enfrentar a la maquinaria guinda, o en su caso el voto masivo de la ciudadanía, caso contrario solamente pulverizaría el voto.

[email protected]

[email protected]