Ecos

0
14

Días negros, rodeados de desierto. Días que conjuran hechizos, que nos rodean de flores de papel, que se reproducen e invaden aquel lugar sagrado donde, hasta hace poco, habitaba la flor de liz.

Es preciso hacer algo. Tal vez aislar las palabras con muros de agua y comunicarnos por medio de ecos o quemar los mapas para no podernos encontrar. Y si eso no es suficiente, habremos de cortar las manos de nuestros cuerpos para que nadie nos pueda crucificar.

Como las lápidas que llevarán pronto nuestros nombres, en bloques de mármol debemos escribir los libros que no leeremos jamás. Hay que hacer algo ahora, porque ya no es suficiente sentarnos en los andenes por el resto de nuestras vidas a la espera de una respuesta, de una resurrección.

@OSKRgcm
Te invito a escuchar mi podcast: El Tren sin pasajeros
https://anchor.fm/oscarglez