Aumentan los riesgos de una fuerte contracción económica

0
64
  • Sube la inflación a 6.63%
  • A la baja el PIB al cierre de este año, entre 6% a 5.5%
  • Soplan fuertes vientos de incertidumbre

Especialistas en economía del sector privado nacional e internacional encuestados por Banco de México (Banxico), prevén para el cierre de 2021, una mayor inflación y un menor crecimiento de la economía, donde sus estimaciones para la inflación aumentaron >en sólo una quincena< de 6.28 a 6.63% y también recortaron su expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 6.20 a 6%, aunque los más pesimistas la ubican, hasta 5.5%; datos que empeoran dramáticamente el panorama de la economía nacional y además, aseguran que esta situación continuará por un largo tiempo.

Con estos indicadores, queda claro que el rebote de la economía mexicana, impulsados por la fuerza de la norteamericana, ha concluido, así como la perdida de la capacidad estructural de crecimiento a escala nacional, donde han bajado de ritmo las actividades empresariales, disminuido sensiblemente el poder de compra y la incertidumbre ante la probable cancelación de los proyectos energéticos.

Todos los pronósticos coinciden en señalar, que México va a continuar transitando hacia escenarios de mayor inflación y menor crecimiento; en un entorno muy complicado a escala global donde se están dando incrementos de precios de bienes, servicios y alimentos, debido a los elevados precios de los energéticos, que se combinan con disfunciones en las cadenas de valor, por falta de microprocesadores, encarecimiento de la trasportación de mercancías y la escasez de materias primas.

Todos los especialistas coinciden en asegurar, que la inflación en nuestro país va en ascenso y lo será por un periodo prolongado, señalando que no se espera llegar a niveles de 4%, sino hasta el tercer trimestre de 2022; aunque hay pronósticos de otras instituciones >que no fueron encuestadas por el banco central< con previsiones más bajas para ambos indicadores.

Por ejemplo, Citibanamex estima un crecimiento bastante menos para el cierre del 2021, de 5% del PIB y con una inflación de 6.8%, destacando que les preocupa mucho más la inflación, ya que estas presiones no son coyunturales, sino que son un producto de los desarreglos económicos de la pandemia y malas decisiones, por parte de la administración del presidente López Obrador, de alejar la inversión, en especial en el sector energético, donde la Unión Europea y Estados Unidos, han señalado falta de seguridad jurídica.

Los altos niveles de incertidumbre que se están dando en el país, por la situación de inseguridad, en materia de salud, pobreza, desigualdad, encarecimiento de los precios de energéticos y alimentos básicos, así como los malos indicadores del desempeño económico y la crisis de gobernabilidad; a solo ocho semanas para terminar el 2021, no es posible tener una idea informada, de cómo será el cierre de año y el inicio del próximo.

El Banco de México dio a conocer los resultados de la encuesta mensual que realiza entre especialistas del sector privado a los cuales les pide que anticipen sus escenarios, donde en términos generales hay preocupación por la rápida caída de los indicadores, en el tercer trimestre y del mes de octubre, por problemas globales y los de políticas públicas, en especial en materia económica y por la polarización con los sectores productivos y de inversión desde Palacio Nacional.

Pese a la caída del PIB en el tercer trimestre, el consenso estima que al cierre de 2021 tendremos un crecimiento promedio anual de entre 6% y hasta 5.5%, lo que significa para el cuarto trimestre un crecimiento a tasa anual entre 3.4% y hasta 3.0%.

Aunque la mayor preocupación de los expertos en las últimas semanas >como ya lo planteamos anteriormente, es especialmente la inflación, tanto por el entorno mundial como el nacional, por el fin del otoño y la llegada del invierno, que eleva los energéticos, así como la creciente incertidumbre por la denostación del presidente López Obrador a los grandes empresarios, inversionistas, científicos, clases medias, entre muchos otros, que generan un ambiente negativo en lo económico y de perdida de confianza de los inversionistas[1].

En esta grafica se observa una fuerte tendencia al alza de la inflación, especialmente desde abril, donde hay un cambio más pronunciado de incrementos; donde los especialistas han duplicado sus pronósticos de enero a octubre; con fuertes expectativas de subir por condiciones estructurales, causas globales y de políticas publicas en México.

En esta grafica podemos observar que desde enero hasta octubre la inflación se ha estado incrementando, de manera significativa entre septiembre y octubre, con perspectivas al alza; en cambio el crecimiento que presenta una tendencia más suave, tiene una contracción en octubre >con escenarios a la baja<.

En este sentido, los pronósticos de crecimiento económico para el 2021, de los encuestados por Banxico, muestran las siguientes cifras:

  • JP Morgan, Oxford Economics y Monex perfilaron el pronóstico más optimista, estiman que la economía mexicana tenga un avance de 6.5% este año.
  • Banco de México (Banxico) estiman un crecimiento de la economía del país en 6.0%
  • XP Investments que este año el PIB tenga un avance del 5.5%
  • Natixis y Ve Por Más prevén un avance del 5.8%.

Para el año entrante la economía mexicana registraría un aumento de 3%, sin cambios respecto al sondeo previo.

Los resultados de Banxico, en su estimación promedio del PIB está debajo de las expectativas revisadas por el la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de 6.3%; y de la que tiene el Fondo Monetario Internacional (FMI) que es de 6.2%, pero sigue en el rango estimado por el Banco de México que está entre 5.7% y 6.7%.

Para el PIB del año entrante, calculan que la actividad económica conseguirá un crecimiento de 2.90% que mejora el panorama previsto el mes anterior de 2.88%, aunque vale la pena señalar, que estas previsiones se encuentran lejos del supuesto que tiene la secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y en el que basa el Paquete Económico 2022, que es de 4.1%; lo que refleja un optimismo poco realista y más de carácter político, del Ejecutivo Federal.

Otros Factores de incertidumbre

En el capítulo de la encuesta sobre percepciones del clima de negocios que ofrece México, identificaron los encuestados, cuatro factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica:

  • El primero con 15% de las respuestas corresponde a los problemas de inseguridad pública
  • En segundo, con el 13% de las opiniones, es la política interna del país, que impulsa el creciente fenómeno de la incertidumbre
  • El tercer lugar, con 12% de las menciones, está la incertidumbre por la situación económica interna
  • En el cuarto con él 10% de las respuestas, es la política de gasto público

 

Conforme a estos resultados:

  • El 31% de los entrevistados considera que es un mal momento de invertir >el mes pasado había una percepción de 34%<
  • Para finales de octubre el 53% de los encuestados afirmaron no estar seguro de si es oportuno este momento para realizar inversiones
  • En octubre solo el 17% de los participantes en el estudio, dice que es un buen momento para invertir

En general, se incrementó la desconfianza en las políticas de la administración del presidente López Obrador y se moderó significativamente el optimismo del mes anterior.

Otro de los factores de incertidumbre es la iniciativa de reforma eléctrica en México puede generar desconfianza por parte de los empresarios y provocaría frenar proyectos de inversión lo que repercutirá en el crecimiento económico para el cuarto trimestre del 2021; causando un enorme retroceso para la economía en México y para las empresas que actualmente se abastecen e implicaría mayores costos que impondría unilateralmente la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Resulta de la mayor importancia destacar, la enorme preocupación sobre la reforma eléctrica que han expresado enfáticamente el gobierno de Estados Unidos y sus congresistas, que aseguran que se violarían las reglas pactadas en el T-MEC y que se han sumado los congresistas de la Unión Europea, afirmando que, de aprobarse, el gobierno de México estaría enfrentando demandas legales y controversias, al no honrar lo pactado y faltar al Estado de derecho.

El autor es coordinador de investigaciones políticas de La Crisis, Zona Zero e Indicador Político

rabascal51@hotmail

@rafabascal

[1] Se ha intensificado la salida de capitales financieros en México, al 12 de octubre pasado habían salido 259 mil millones de pesos, que equivalen al 26% de lo que los extranjeros tienen invertidos en nuestro país, antes de la pandemia.