Edomex. La mala precampaña priista de 2023

0
338

Tan mala esa precampaña como las campañas de sexenios estatales anteriores, priistas a fin de cuentas. Un partido que secuestra una entidad casi 100 años, no puede decirse y no es democrático. Y eso ha hecho el PRI, secuestrar Edomex y en 2023 hay una enorme oportunidad de apostar por un cambio y eso solo implica que pierda ya la gubernatura.

Sí, parafraseando al PRI se necesitaría ser valiente para perpetuar al PRI 100 años con 100 años de malos resultados, como los que ha entregado hasta hoy en Edomex. Sí, se necesitaría no ser valiente para no buscar opciones que no sean perpetuar al anquilosado priismo mexiquense. Y ser valiente para, de una vez, cesar su hegemonía tóxica en esta  entidad desgobernada desde siempre por el PRI, teniéndola en los primeros lugares nacionales de violencia, crimen y femicidios, como para refrendar al PRI a desgobernar otra vez. ¿Qué otro candidato no priista, no traerá cambio? eso es dudoso que no suceda. Echar al PRI es echarlo. Quien llegue sin sus siglas no será lo mismo. Y lo más cierto es que la continuidad del PRI con Del Moral negaría toda mejoría y el mínimo cambio, ya urgente. Y ahí están 94 años de fracasos priistas como mejor prueba. Los mexiquenses merecen ya sacudirse al priismo trasnochado y nefasto que cobija la candidatura priista de 2023.

Del Moral no es garantía ni de cambio ni de combate a la corrupción.  No ha sido la gran funcionaria. La priista no va a escupir al cielo y será más títere del PRI que idónea para el Edomex y sus intereses. Solo el miércoles 15 de febrero, los transportistas de Ecatepec han protestado por los elevados índices de delincuencia crecientes ahí, de donde es Eruviel Ávila, en una entidad priista que ofrece los peores números nacionales en delincuencia y todo sello PRI hasta hoy. Del Moral es esa continuidad. Y eso explica muchas cosas, tales como la desangelada perorata de la candidata del PRI, solo aplaudida por pasquines mexiquenses bien pagados por aquel gobierno, que sabe que solo ganará la gubernatura si los mapaches priistas se la roban como ha pasado siempre. No se entendería su triunfo si viene como lo hace de un pésimo gobierno de grisura descomunal que no ha resuelto, antes bien a ahondado, los problemas estatales. Un gobierno priista al que Del Moral pertenece. Más de lo mismo de siempre.

Por eso se explica perfecto la tibieza que por desinterés generan sus mítines. El acarreo que aplaude cuando toca y no cuando debe. Porque si fuera lo segundo, Del Moral sabe que no hay nada que aplaudirle al PRI. No nos engañemos, por todo eso es una pésima candidata y por eso el que ganara sería muy cuestionable. No basta esa filosofía putrefacta muy del PRI de deslindarse para parecer distante. Por favor. No lo consigue Del Moral, que es más de lo mismo. La aplauden quienes cobran en el gobierno mexiquense. En cualquiera de sus dependencias. Lógico.

Sí, elegir a Del Moral, gris como Del Mazo implicaría perpetuar la impresentable clase priista mexiquense, entonces está frito el Edomex, administrando el tiempo sin logro alguno. Nadie como ciudadano libre debe ser rehén del cuento chino que dice: otro partido sería lo mismo. No, romper con el PRI siempre es cambio y gana México.

Terminó ya una desangelada precampaña priista, que no puede ni pudo ser buena por tres causas: 1) propone en sus spots y discursos que hará, que buscará, que conseguirá….todo lo que prometieron en el PRI hace 6 años y nuevamente, no cumplió. Suena tan hueca o más que la campaña de José Antonio Meade en su día, como presidenciable. La precandidata oficialista no presentó una propuesta atractiva, porque no puede hacerlo. Sería evidenciar la bien sabida ineptitud del priista Del Mazo. Entonces, se ha ido como buena priista por frases huecas. ¿Valiente? ¿La película de Disney o qué? Ya se ve, propaganda sosa, hueca del PRI que nada tiene ya por ofrecer. Sería una desgracia que se perpetuara en Edomex. Por donde se dejó ver la priista, afloró apatía, acarreo y palabras huecas. Justo recuerda la campaña de Meade. Las encuestas tibias mostraron la grisura y el rechazo para mantener al PRI 6 años más. Un anquilosado PRI luciendo una mediocridad resonante e innegable que fue lo que mostró Del Moral en Edomex. Sello PRI. ¿Qué siga el PRI? ¿para? que dizque para ser valientes…En realidad habría que ser muy valiente para perpetuarlos.

La falsa disyuntiva de ganar una mala o una peor, solo favorece apatía y dejar que el PRI gane. No debe desmovilizarse la gente. Hay muchas formas darle vuelta al PRI para zarandear la pereza mental de los electores que merece reflexionarse. Si en 94 años el PRI no consiguió sino hundir al Edomex como lo ha hecho ¿qué ofrece del Moral? Más de lo mismo y solo votando otra opción echando al PRI, se puede romper esa inercia brutal de pésimos gobiernos priistas. Si Del Moral gana, hundirá más a Edomex y solapará la corrupción priista, arropándola en un manto inmundo de impunidad, como han hecho sus predecesores. Será simple títere de los priistas y no responderá a los intereses del Edomex. Para eso la necesitan.

Así, la candidata de Morena pinta mejores pases y promete echar al PRI. Claro, desde el priismo más obtuso y trasnochado responden que Del Moral será apoyada por un eufemismo: “la experimentada clase política priista”. Sí, eso quiere decir los robaurnas y desfalcadores de siempre. Los mapaches de siempre, pues, para más señas. Cosas de la sinonimia. Solo la movilización ciudadana evitará un triunfo priista. 2023 es una excelente oportunidad de derrotar al PRI que no merece conseguir 100 años de saqueo en Edomex, que es lo que ahí lo define. No por nada hay el sello Atlacomulco.

Rinconete: Fox celebra en su extraviado leal saber y entender que le callaron la voca (sic) a López. También desde la oposición dicen al mismo tiempo que a López no le importa que la imagen del país este por los suelos en Estados Unidos por García Luna, pese a que lo que está por los suelos es las siglas PAN y PRI.  Respuesta: Es la misma postura lerda con distintas bocas: les interesa si le va mal al jefe de Estado, si alguien lo golpetea, pero les preocupa, dicen contradiciéndose, que se golpetee la imagen de México. No hay quien les entienda, porque están tan embrollados, que ni ellos saben lo que quieren ni lo que defienden. Y cada día van peor.