Fracasó del INSABI

0
170

Se le advirtió, se le dijo, se le previno no desaparecer al Seguro Popular, afectaría a muchas familias, sería un gasto innecesario y cualquier  proyecto naciente sólo sería un ejercicio mediático contra administraciones pasadas. Volvió a lo mismo “es un ataque de mis detractores”, no lo dejaban entonces eliminar la salud “neoliberal”.

Impuso el INSABI, un fracaso monumental que pidió a sus morenistas en el Congreso, desaparecer. Los diputados de Morena  lo sepultaron luego de cumplir con su verdadero objetivo: destazar el Seguro Popular. Desde su creación se aseguró que el Instituto Nacional para la Salud y el Bienestar sería un capricho presidencial con pronóstico de desastre.

El INSABI en enero de 2020, el exsecretario de Hacienda, Carlos Urzua, describió que “el diseño del Insabi carece del debido sustento normativo, financiero y operativo, lo que puede condenarlo a convertirse en una riesgosa quimera”. La inexperiencia y apatía de los funcionarios encargados era más que evidente. Julio Frenk fue quien creó el Seguro Popular y mostró públicamente argumentos del grave error que se avecinaba.

El INSABi bajo la titularidad de Juan Antonio Ferrer, presentaba como objetivo borrar el sistema de salud anterior no brindar apoyo y atención a los contribuyentes.

Recordemos que el Seguro Popular atendía a 15 millones de personas con seguridad social incluidos quienes que tenían padecimientos crónico degenerativos y/o terminales.

Con el INSABI en funciones  se registraron un millón 474 mil 206 muertes desde enero del 2020 hasta septiembre del mismo año, cerca de 3 mil niños fallecieron. Por la ausencia de medicamentos contra el cáncer mientras la esposa del presidente replicaba que ella no era médico para asistir a los necesitados.

Para darnos una idea el gobierno ya reconoció que  no surtió 44 millones 923 mil recetas médicas. Para muchos abogados esto representa un delito a sancionar. A decir de organismos internacionales el INSABI colocó a Mexico en el rango del cuarto país con el peor sistema de salud. Polonia, Peru y Chile nos superaron en la decadencia bajo testimonio del ranking Global Health Service Monitor.

En datos domésticos,el INSABI  dejó sin protección a 12 millones de personas que ahora deberán ser atendidos por el IMSSBienestar.
El INSABi recibió recursos millonarios, en 2020 le dieron 106 mil 124 millones 659 mil 900 pesos; en 2021 su presupuesto fue de los cien mil millones; en 2022 fue de 103 mil millones, y este 2023 le tocaron 107 mil millones. En suma  alrededor de 500 mil millones de pesos que en la práctica no presentaron resultados. Los errores se fueron acumulando: en 2018, se solicitó cancelar la compra consolidada de medicinas para el año 2019.

Se suspendió entonces el abasto para 2019.  La escasez y el desabasto, fueron dos eventos que quisieron no justificar sino ocultar y hasta negar. Lopez Gatell se dedicó a lucirse como político mientras el escandirlo crecía y los míseros por COVID se multiplicaban y los padres con niños con cáncer en fase terminal se manifestaban en las calles. Entonces el mismo presidente politizó el conflicto y desclasificó a los necesitados e inconformes.

Tanto el Ejecutivo como los legisladores morenistas deben dar cuenta de este desfalco, burla y timo que fue el INSABI. Su responsabilidad es clara primero por aceptar la eliminación del Seguro Popular, aprobar el INSABI, inyectarle millonarios recursos y ahora desaparecerlo.

Es otro ejemplo claro de autoritarismo que emprende acciones muy equivocadas con altos costos como lo que hizo Delfina Gomez al desaparecer las escuelas de tiempo completo o las instancias infantiles.

Bien dice Ángel Gurria, el próximo gobierno será ingrato porque, de perder las elecciones Morena, su destino primordial será la reconstrucción nacional.

Conductor del programa VAEnSerio mexiquense tv canal 34.2, izzi 135 y mexiquense radio.

@cramospadilla