Sed (de la mala) de poder

0
103

Nunca como ahora un proceso electoral intermedio había evidenciado el hambre de poder de políticos que transcurren su vida en campaña corriendo tras el hueso: en preparación para 2024, este año se han “reciclado” actores que compitieron por la gubernatura hace dos años.

Se trata de tres (de seis participantes) perdedores: Gerardo Gaudiano Rovirosa, del PRD; Jesús Alí de la Torre, “independiente”; y Oscar Cantón Zetina, del PVEM.

En 2018 buscaron la silla de Plaza de Armas, además de los arriba mencionados, el morenista Adán Augusto López Hernández, la priísta Georgina Trujillo Zentella y otra persona que lleva dos sexenios participando sin pena ni gloria.

El actual mandatario logró 61 por ciento de los votos; el perredista se quedó con 19 por ciento del pastel; la priísta con el 11 por ciento; el “independiente” y el verde apenas consiguieron arriba del 1 por ciento, mientras el otro individuo alcanzó escasamente el 1 por ciento cerrado.

En 2018, Alí y Cantón, pese a que durante la mayor parte de su vida pública desacreditaron a López Obrador, como la mayoría de los políticos locales, terminaron “sumándose” a la causa del tepetiteco.

Oportunistas, lograron que el nuevo régimen les debiera el “favor” y hoy se lo están cobrando: a Alí el nuevo gobierno choco le creó una insignificante plaza burocrática, mientras Cantón reapareció como delegado de la tercera circunscripción federal de Morena nombrado por el dirigente nacional Mario Delgado.

Atrás de su intento de ser alcalde de Centro, municipio que en 2012 le hizo perder la elección para gobernador y en donde la ciudadanía lo ignoró en 2018, el expriísta está presionando al mandatario Adán Augusto López Hernández para que lo haga diputado local.

Cantón ya tiene un espacio asegurado en la Cámara de Diputados federal.

Ambos van por la vía de la representación proporcional, pues son insustanciales como candidatos: solo pueden convocar a poco más del 1 por ciento del electorado.

En ese mismo tenor se encuentra Gaudiano, quien tiene apartado un espacio en un instituto político baladí, desde donde lanzará su segunda postulación por la Quinta Grijalva.

El que logró el 19 por ciento y los dos que alcanzaron arribita del 1 por ciento son los primeros anotados para el hándicap siguiente.

Enemigos entre sí, los “coleros” son ahora compañeros circunstanciales de establo, mientras el tercer pasajero se ha salido de la facción de la izquierda que en Tabasco es la segunda fuerza política.

Es muy temprano para predecir lo que pasará dentro de tres años, pero lo cierto es que ya se anotaron tres de los cinco perdedores de la pasada elección.

“Hambre vieja”, diría el clásico.

PARA SU INFORMACIÓN…

1.- LA RENUNCIA DEFINITVA de Jaime Lastra Bastar a la Fiscalía General del estado confirmó su participación en las próximas elecciones. Si no fuera porque en Morena dan por hecho que irá mujer a la competencia por la alcaldía de la capital, sería considerado fuerte aspirante al cargo que ocupa Evaristo Hernández Cruz. El originario de Emiliano Zapata, quien tiene el reconocimiento y el respeto de la clase política criolla, se encamina al Congreso local. Se prevé que al frente de la FGE continúe el encargado del despacho, el vicefiscal Nicolás Bautista Ovando 

2.- HUBO AYER MOVIMIENTOS en la comuna capitalina: piezas del edil se separaron del cargo para reforzar al régimen vinotinto. La maquinaria se está aceitando ante una oposición que no tiene ni pies ni cabeza.