Que siga Beatriz, que Xóchitl gane a la buena…¿o que Xóchitl decline a favor de Claudia?

0
168

Si la priista Beatriz Paredes Rangel hubiese salido a informar su decisión de declinar a favor de la panista Xóchitl Gálvez Ruiz para el cargo de Responsable Nacional para la Construcción del Frente Amplio por México, se hubiese visto como estadista al privilegiar una candidatura presidencial “competitiva” por encima de sus aspiraciones personales.

Y quizá le hubiese inyectado más dinamismo, entusiasmo e interés ciudadano al proceso político del PAN-PRI-PRD, que en los hechos arrojará la candidatura presidencial opositora.

Ahora, una declinación de Beatriz tendría un efecto distinto, al menos mediáticamente. Porque el madruguete de Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”) deja la duda respecto de los intereses que esconde éste en su adelantado pronóstico de que las encuestas no favorecen a la tlaxcalteca y que el PRI fijará su posición este miércoles.

Cosa que hace suponer una posición de la cúpula priista de respaldo a Xóchitl, dejando sola a Beatriz quien previo a la desafortunada declaración de “Alito”, en un encuentro con cenecistas manifestó su decisión de no bajarse del proceso político.

Hasta parece un calambre de Alejandro Moreno ante la postura de la tlaxcalteca de seguir en esta contienda. Y también parece haber la intención por parte de “Alito” de orillar a Beatriz a declinar. Tal vez por eso ella fijó postura en la reunión con cenecistas.

Si Moreno Cárdenas estuviera obligando a Paredes Rangel a declinar, estaría incurriendo en violencia política en razón de género. Además, dónde queda el discurso del campechano como dirigente nacional del PRI de respeto a impulso a los derechos político electorales de las mujeres. La incongruencia de los líderes partidistas es un factor de desencanto ciudadano.

En una contienda, un dirigente debe respaldar a morir la candidatura de su partido político, a menos de que la militante misma decida bajarse de la contienda o lo hagan de común acuerdo en beneficio de la nación. Pero parece que este no es el caso.

La pregunta es ¿por qué Moreno Cárdenas tiene la evidente intención de que Beatriz decline a favor de Xóchitl, a la cual el PRI podría manifestar su respaldo antes de la consulta? En círculos priistas se comenta lo siguiente:

“’Alito’ con la estructura territorial del PRI quería robar la elección del Frente a favor de Beatriz y con ello hacerle el favor a ya saben quien. Pero ya se dio cuenta que en territorio no cuenta con ese respaldo.” 

“Ahora, con su declaración ‘Alito’quiere empinar a Beatriz y descalificar el proceso. Lo que no quiere es que el proceso siga su curso normal porque van a salir los números reales del PRI y se queda con menos elementos para negociar nominaciones de candidatos de mayoría (a las senadurías y diputaciones federales)”.

“Si el miércoles sale a decir que el PRI se suma a Xóchilt, con eso justifica la poca participación de los priistas, y con ello justifica qué derivado de su declaración los priistas ya no salieron a votar”.

Es probable.

Aunque lo único claro es la intención de “Alito” de negociar, con Morena, con sus aliados del Frente, con quien sea, pero negociar para sacar provecho para él y su séquito, que no para beneficiar al Revolucionario Institucional y al Frente, pues además quien asegura que más adelante no traicione a sus aliados en la causa electoral.

ALITO 

Pululan las reacciones respecto de la declaración de “Alito”, a favor y en contra. Pero más en este último sentido, sobre todo en redes sociales. Retomo dos comentarios que pintan de cuerpo entero al campechano, y una en relación a la lógica de la declinación.

María del Mar Fernández. @Marimarfgp:  @alitomorenoc siempre enrareciendo el ambiente. Es vital que proceso del  @ComiteFAM concluya con la votación y la encuesta. Beneficia a la democracia y fortalece a todos los involucrados. Alito: no se está haciendo política tradicional, estamos evolucionando, no nos detengas.”

“Roberto Mendoza Ayala. @Roberto22646813: Ese tipo no pierde oportunidad de protagonismo. Busca demostrar control partidista y machista sobre Beatriz Paredes y por extensión sobre Xóchitl Gálvez. Podría ser cuestión de imagen o de negociación, pero en el modo no se ve como algo bueno ni digno.”

“Mad Marx. @fotogramatico: Si las encuestas no favorecen a Beatriz, es el mismo porcentaje de diferencia en las encuestas entre Xóchitl y Claudia… ya sería bueno que acepten que no les favorecen las encuestas.” 

Cuánta razón.

EL PROCESO DEBE SEGUIR

La declaración de “Alito” pone de manifiesto tres necesidades democráticas en el Frente Amplio por México:

Una: La continuación de su proceso político hasta la obtención de los resultados. Porque dará legitimidad a la virtual candidatura presidencial opositora, evitando se desinfle el ánimo ciudadano.

Dos: La continuación de Beatriz Paredes en dicho proceso para el inicial cargo político de Responsable Nacional para la Construcción del Frente.

Tres: Y una postura de Xóchitl rechazando la declinación forzada de Beatriz. Una mujer no debe llegar a costa de subestimar a otra. Si la panista gana, que gane a la buena, lo cual podría generarle más réditos en la preferencia ciudadana.

Además la única manera de saber con cuántas canicas cuenta cada partido aliado, es la consulta, para que el resultado sea el punto de partida para la negociación de postulaciones al Congreso de la Unión.

[email protected]