Guerrero; corrupción de menores.

0
141

En un golpe de autoridad el “aparato de Seguridad Interior” que hoy está activo en Guerrero, desmanteló una serie de triquiñuelas que ya se estaban haciendo costumbre; resulta que en comunidades de la montaña (alta y baja) sin más, sedicentes líderes de aquellos pueblos originales arrancaban a niños y preadolescentes de sus humildes hogares, les ponía una cachucha, los enfundaban en camisetas verdes con leyendas seudó/policiales; les ponían entre los brazos una vieja escopeta (palo de fuego?) y les decían “eres policía”.

Y si, los menores sentían que ese era un gran juego, jugaban a marchar e incluso disparar y obedecían las “instrucciones” dadas por aquel líder del que arriba hablamos. Más, aquellos mal intencionados que hicieron creer a niños “que eran policías” no tenían calculado que el Gobierno del Estado estaba por subirle “dos rayitas” a la aplicación del Estado de Derecho.

Y es que recientemente en el comunidad de Ayahualtempa (Mpio. de José Joaquín de Herrera) fueron expuestos un puñado de niños tal como arriba se escribió, uniformados (Sic) armados (Sic Sic) y obedeciendo a un adulto que supuestamente los instruía a !disparar!

Mediaticamente la información fue una bomba, -una vez más en las montañas de Guerrero se dejaban ver “niños policías comunitarios”, imágenes, notas y lo que viniera; más, la respuesta que dio “el ESTADO” fue contundente.

Pues nada que el Secretario General de Gobierno, un joven político de la nueva escuela “progresista” sin más, y frente a los medios dijo.

 

-tengo claro que alguien ahí está cometiendo el crimen atroz de “corrupción de menores” y, toca a nosotros, como Gobierno del Estado, denunciar tal atrocidad.

Ahora, antropólogos, sociólogos y hasta filósofos vaya que tienen argumentos para “justificar” el que, allá en la Montaña Alta, se manifiesten para llamar la atención al Estado Mexicano, pero (!PERO!) el CORROMPER a niños y preadolescentes no es nada válido. Como sea, el cascabel se la ha atado. Va otro ejemplo, mostraremos cómo está trabajando este nuevo staff de Seguridad interior de Guerrero. Va la segunda.

Tal como lo hacían allá en la montaña, acá, en el paso carretero que va de Chilpancingo a Acapulco (parador del Marqués) suelen presentarse manifestantes y esos, tras bloquear la carretera, hacían todo tipo de exigencias (tal vez todas válidas) aunque estaban pisoteando los derechos (de libre tránsito) de la mayoría.

Ayer, sedicentes estudiantes y docentes de la UNIPEG se plantaron en el espacio carretero referido y buscaron la atención y respuestas del Gobierno, ahora, es sabido que los temas y presupuestos de esa “Universidad” no los administra el Gobierno Estatal, entendemos que sé explicó y no hubo entendimiento; obligado el aparato policial simplemente empujó hasta permitir el “paso franco”.

Sean entonces estos dos ejemplos una muestra de los avances en materia de “respuesta” por parte de quien opera la Seguridad interior en este convulso Estado de Guerrero.

Último patrullaje.- Acapulco sigue tapiado; la mayoría de los dueños de negocios (centros comerciales y hoteles) han decidido “tapiar” sus propiedades ello en espera de que las aseguradoras respondan sus temas, aunque, se observa que el Gobierno Municipal “no mueve ni un dedo” postes de signaleticas y material propiedad de ese Ayuntamiento no es no quitado ni arreglado. Aunque el ir y venir de unidades militares y la permanente presencia de la Guardia Nacional amaina la desesperación de esa población inquieta.

Balazo al aire.- algo está cambiando.

Gregueria.- algo que quiero más que a una hermana, son …!dos hermanas!

Oximoron.- me sequé con agua.

Haiku. Ah, mis sueños contigo,

donde te toco.

Donde tú me sonríes.