Iglesia… Ejército “órdenes iniciáticas”.

0
68

Si, créanlo, entre la Iglesia y el ejército existe un punto donde las Instituciones se encuentran. La Iglesia en su espíritu y el Ejército en el quid de su doctrina, ambas son  “una Orden”.

Ambas dos (Órdenes) son “Sociedades donde sus miembros, emiten votos solemnes y  esos son renovados periódicamente; los -ordenados- viven vida fraterna en común”.

Así, en el titulo y el párrafo “uno” de este patrullamiento se recarga el origen de la columna de hoy. Aunque en la charola de “la imaginería” dejamos asuntos tales como.

-en las próximas elecciones en México, donde estará el “voto del crimen- y

-el prurito que los entes de la cuatrote sufren por el informe de Derechos Humanos recién emitido por los EU-. Más.

Para buena suerte de quienes estamos en esta tenida dentro del Taller de Ideas, el tema de hoy ha provocado poner sobre la mesa los nombres de Eduardo León Trauwitz y Salvador Rangel Medina, El primero, Eduardo, ex General del Ejército Mexicano hoy refugiado en el extraño país de Canadá, y el otro mencionado, Salvador Rangel, Obispo (E) de la Diócesis de Chilpancingo/Chilapa.

Porque los traemos a la mesa y, cuál es la razón por la que ligamos al ex militar y al Obispo en retiro a la premisa del titulo? Lo explico ahora.

El 1ero (el ex General León Trauwitz) por su aparición en el espectro mediático defendiendo su deserción; el segundo (el Obispo (E) Salvador Rangel por la terrible exposición que tuvo, y aún tiene, en los medios de difusión, -que tiene que ver lo uno con lo otro!?- preguntó Luis Sinatra desde su lugar (Luis es un activo recién llegado al Think Tank) y como este aprendiz no es otro más que mi Alter Ego me esmeré en explicarle.

El elemento central de “una Orden” es el ordenado, para ahondar en la explicación doy otro giro al tornillo.

En las órdenes iniciáticas el recipiendario de los secretos es la piedra angular, en base a rituales y promesas ese adquiere compromisos inquebrantables. Poco a poco sube una escalera de caracol y va adquiriendo información pero sobre todo se hace de compromisos y esos van más allá de la ética y la moral, vera usted; un ejemplo exacto es la composición y vida de las órdenes de caballería medieval, per sé, esos “caballeros” se volvían “religiosos” y “militares”, entonces, cuando alguno de estos “iniciados” rompía sus promesas caía sobre él, además del descrédito, la inmediata expulsión. Luego entonces, en cada uno de los “iniciados” acá puestos como ejemplo eso se dejó ver, el ex militar desertó y el sacerdote faltó a sus votos.

   Ahora. Bien podemos aterrizar una plancha trazada por Paul von Hindenburg donde el Mariscal fija posición de este tema. Hindenburg dice.

    -…Las organizaciones iniciaticas pretenden, en ritos de nuevo ingreso, filtrar de el todo, la parte que muestra obrar de buena fe.

En las FFAA, muchas veces en el camino se realizan procedimientos de filtración – selección – eliminación- bien dicho, pragmático, militar y castrense, Paul dice más.

-Filtración llamo al proceso desarrollado para separar a quienes NO cubren perfil, de los que por el contrario, reúnen características y condiciones para cumplir con el ideal buscado. !No que sean perfectos! Pero que su conducta evidencia una tendencia a buscar acercarse lo más posible a dicho ideal.

Durante el tránsito por los senderos de la orden, podemos notar quienes serán exaltados por sus méritos- acá Paul explica el proceso del “iniciado”.- Y dice más.

-En el Ejército es igual. Al transitar los caminos del verde olivo, se construye liderazgo, reconocimiento y respeto. Así veremos a quienes escalarán a la siguiente jerarquía, o les será asignada una responsabilidad más alta.

En ambos sistemas meritocraticos, pueden “colarse” talentos mal orientados o hermanos y compañeros que “escucharon el canto de las sirenas”- vaya  vaya, que bien explicado, y sigue.

   -No existe el hombre perfecto, como tampoco la organización o el sistema a prueba de todo.

    Asi podemos decir de León Trawiz, que, torció el camino. Por ello, sin duda, pagará las consecuencias- lo que es…es, y es imposible que no sea. Y dice más.

    -Si. Como tenemos hermanos buenos y malos, también existen soldados buenos y malos- y Paul von Hindenburg en el último párrafo de su escrito dice.

-Habrá que seguir desbastando la piedra, buscando darle la forma perfecta.

Es cuanto!-.

    Sea el patrullaje anterior una bengala lanzada hacia el cenit. Aunque no es el propósito desacreditar al ex soldado ni al cura desviado (cada quien come por donde le da hambre) si lo es reconocer la vida y acción de una “orden iniciática” su doctrina, sus códigos, sus “principios” y usos y costumbres.

    Último patrullaje.- Guerrero.- Cuándo leo y analizo ese asunto me llega la idea del “plan Marshall” o la praxis post guerra del Gral Douglas McArthur. El desarrollo de las misiones que SEDENA y el Ejército Mexicano despliegan tanto en la sierra como en la zona centro e incluso en Acapulco es, sin duda, un ejercicio de “estado mayor”. La tricotomía en los quehaceres logísticos, tácticas de Seguridad Interior y coordinación en asuntos de Orden y Paz tienen a esta Entidad fuera del Atlas de Riesgos. Cosa de explicar.

Balazo al aire.- sin prisa pero sin pausa.

Gregueria.- acúsame padre de tener malos pensamientos que muchas resultan ciertos.

Oximoron.- !silencia tu silencio! me escandaliza.

Haiku.- caderas, rocas,  río.

Desafía el

no mirarlas, o tocarlas.