La chiquillería se pone sus moños

0
157

Como si se tratara de la revisión de contratos con el partido en el poder, los chiquipartidos cuestionan sus alianzas en el Congreso.

La rebelión de los dirigentes del Partido Verde frente a lo que consideraron el “agandalle” de Morena en el Senado, al que acusan de practicar una despiadada piratería para inflar su fuerza y construir una mayoría artificial en el Congreso, no es caso aislado.

El PT mantiene una incómoda cercanía con Morena, luego del escandaloso episodio que llevó a que Morena perdiera la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y al PRI ocupar la mesa directiva en septiembre del año pasado.

Increíble que apenas dos años antes andaban de piquete de ombligo y ahora se acusan de alta traición lo que dio pie al proceso de desafuero de Mauricio Toledo, aún pendiente.

Aparte, el PES también puso el grito en el cielo, lo que no impidió a Morena seguir jalando agua para su molino. Hugo Eric Flores reconoció que existe una “peligrosa distorsión” que ha permitido la excesiva representación del partido mayoritario a través de un saqueo consentido o deliberado que convierte al Congreso literalmente en un mercado.

 

Una mayoría artificial

Dicen que la mayoría artificial del partido en el poder fue posible gracias a los acuerdos en lo oscurito con los chiquipartidos, que ahora buscan refrendarlos con nuevas demandas.

En las elecciones federales de 2018, el candidato ganador de la contienda presidencial obtuvo el 53.19 por ciento de la votación total. Impresionante.

Pero el partido en el poder, Morena, cosechó menos votos, el 37.2 por ciento, que en San Lázaro le dio 191 diputados federales, entre los 106 de mayoría relativa y 85 pluris. Nada que presumir.

Para lograr la mayoría en la Cámara de Diputados recurrió a la clásica magia del chapulín. Esto es, negoció para que le prestaran, rentaran o cedieran diputados de oportunidad. Para no hacer el cuento largo y si las cuentas no nos salen mal el PT cedió 30 diputaciones, el PES 26 y 5 el PVEM.

En el arranque de la legislatura la bancada de Morena llegó a tener 258 diputados, pero en septiembre del 2020 perdió la mayoría por una desbandada que lo dejaron en el límite de los 250. Hoy el grupo cuenta con 256 diputados, el 51.2 por ciento de la Cámara de Diputados. O sea, mucho más de lo que es.

 

Los puntos de quiebre

En el Senado, Morena es una mayoría acotada, pues ni siquiera sumando a sus aliados logran las dos terceras partes necesarias para modificar la Constitución. Pero el reciente pirateo de la senadora Verónica Camino achicó aún más a la bancada de los tucancitos y eso los paró de pestañas.

Lo sorprendente fue que el grupo que encabeza Manuel Velasco, quién presume ser gran amigo de #YaSabenQuién, amenazó con “analizar seriamente” la posibilidad de romper su alianza legislativa pues acusaron a los morenistas de gandallas. Hasta ahora todo quedó en una amenaza vía boletín.

Pero ojo. Lo más escandaloso fue la maniobra del PT cuando el chiquipartido decidió buscar la mesa directiva de San Lázaro para Gerardo Fernández Noroña y solo provocó que la bancada de Morena perdiera la mayoría simple. Eso fue el año pasado y todavía no se la perdonan.

Fue todo un espectáculo chapulinezco. El viernes 29 de agosto del 2020, el coordinador Reginaldo Sandoval anunció que Manuel López Castillo, José Ángel Pérez, Mauricio Toledo y Héctor Serrano se pasaban a las filas del PT, con lo que Morena quedó con 250 curules. Sopas.

El PT reclamaba que con 47 diputados, como tercera fuerza legislativa, tenía el pase automático a la mesa directiva. El PRI tenía 46 curules.

Entonces se armó una operación emergente para prestarle 4 diputados perredistas al PRI y con 50 diputados se hizo de la mesa directiva desbancando a los petistas.

El PT comenzó a tomar distancia de Morena pero no llegó lejos, aplicaron el proceso de desafuero contra Mauricio Toledo, ex alcalde de Coyoacán, por enriquecimiento ilícito, recurso que aún no aterriza.

En el inter siguieron los chapulinazos. Samuel Calderón Medina dejó el PT y se fue al PES, el mismo que antes estuvo con Morena. Manuel López Castillo duró menos de dos días lejos de Morena y reculó. El 8 de septiembre 2 diputados del verde se incorporaron al PRI, pero 3 perredistas que habían apoyado al tricolor regresaron al sol azteca.

En el fondo este lastimoso espectáculo de maromeros, trapecistas y chapulineo, existe una disociación entre los partidos y los ciudadanos.

Para los comicios de junio de 2021 no se ve que las cosas vayan a cambiar mucho. Los nuevos partidos pequeños se perfilan para convertirse en partidos satélite.

Lo malo es que cada vez son más los políticos que muestran menos fidelidad a la camiseta y bailan al son que les toquen.

 

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- Surrealismo de moda.

__¿Y esas velas? Que romántico.

__Ojalá. Es por los apagones.

2.- Una de las pocas industrias que han crecido en México -9 por ciento el año pasado- es la de los vales y monederos electrónicos.

Esta industria que maneja un mercado de 160 mil millones de pesos, espera se autoricen los Monederos Electrónicos de Comida (MEC) que además de ser un beneficio fiscal para empresas y trabajadores, incorporaría a la economía formal a muchos comercios de comida que no están dados de alta.

A saber, son 27 empresas las autorizadas por el SAT para operar monederos de despensa, pero son tres compañías francesas las que lideran el mercado: Sí Vale (25.5 mil millones de pesos); Edenred (18 mil millones) y Sodexo (14.9 mil millones de pesos).

3.- La Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería se realizará de manera virtual del 18 de febrero al 1 de marzo. Pueden consultar la programación en www.filmineria.unam.mx y en los espacios de Facebook y YouTube.

4.- ¿También dirán en Dinamarca #YaChole para defender lo indefendible?