Arturo Herrera revela ‘errores contables básicos’ en datos de la ASF

0
220
  • “No sabemos bien a qué se debe, o hay un problema de preparación básica o un problema de mala fe”, aseguró secretario de Hacienda.
  • La Auditoría Superior de la Federación cometió «errores básicos de contabilidad financiera, algo sorprendente en una institución tan profesional», insistió.

Ante la polémica suscitada por los datos presentados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez aseguró que 75 por ciento de los resultados de la revisión al costo de cancelación del Nuevo Aeropuerto de México (NAIM) efectuada por la son erróneos.

Recordó que el monto dado a conocer por alrededor de 331 mil 996 millones de pesos sorprendió a propios y extraños por la cantidad tan elevada y por diferir tanto de los números que se habían esgrimido con anterioridad.

Sin embargo, Herrera Gutiérrez señaló que el auditor claramente quién preparó esto confundió las operaciones netas de las operaciones brutas.

“Esto es un tema de contabilidad financiera muy básica por lo cual estamos extraordinariamente sorprendidos como alguna auditor experimentado como hay en la Auditoría Superior de la Federación pudo haber cometido un error”.

Indicó que en el reporte de la ASF no se utilizaron los criterios contables básicos y con criterios financieros extraordinariamente elementales eso es difícil de entender de proveniente de una institución experimentada.

“Por ello nosotros no sabemos muy bien a qué se debe o hay un problema de preparación básica de quien formuló esto o hay francamente mala fe de quien dio a conocer el reporte”, insistió.

Por ello resaltó que la propia Auditoría Superior de la Federación dio a conocer un comunicado en el que reconoce que hubo problemas metodológicos que próximamente podrán aclarar cuáles fueron las características de esos problemas y cuáles una evaluación del costo correcto de la cancelación el aeropuerto.

“Nosotros estaremos esperando como muchos mexicanos el resultado de esta corrección yo creo que es una explicación que nos deben a todos”, explicó.

En términos técnicos explicó: “Los 331 mil millones de pesos (como costo de la cancelación del NAIM) están básicamente desglosados en dos categorías. Algunos gastos asociados a las inversiones que no se van a poder recuperar pero de manera muy relevante aparecen costos asociados a las operaciones financieras y esto está claramente mucho más en el ámbito de la responsabilidad de Hacienda.

En primer lugar aparecen costos de la liquidación de la Fibra, un instrumento de cuasi capital que había sido emitido en marzo del año 2018, y después los costos de cancelación de alrededor de 50 mil millones de pesos de un bono, y además se suman los costos de los bonos en circulación por alrededor de 168 mil millones de pesos.

El total de estos costos son alrededor de 253 mil millones de pesos que representan más o menos el 75 por ciento de todo lo que el costo asociado a la cancelación que es reportado por la Auditoría Superior de la Federación. “Ninguno de estos costos existe”, aseveró.

“Nosotros entendemos y estamos muy conscientes que siempre en toda auditoría en cualquier reporte puede haber discrepancias metodológicas y se está tomando la definición del gasto devengado, de gasto comprometido, de gasto presupuestado, de gasto asignado, pero este no es el caso, destacó.