Bidenuez

0
126

En lo que se considera la primera reunión bilateral (virtual) entre los presidentes López Obrador y Joe Biden, el tabasqueño, para no variar, soltó su breviario histórico y su chistorete simplón, señaló “Decía un presidente mexicano que dominó por 34 años, se le atribuye a él una frase, a Porfirio Díaz, decía ‘Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos’ y ahora puedo decir ‘Bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos'». Una frase que no aporta absolutamente nada pero que dibuja una vez más la estatura de un personaje que está muy alejado de la alta diplomacia y del conocimiento de las relaciones internacionales. Porfirio Díaz intentó con esa expresión enfatizar las condiciones asimétricas entre los dos países.

No fue una expresión espontánea, se trató en el fondo de un reclamo enérgico por el trato cruento que sufrieron muchos mexicanos atrapados en suelo estadounidense. Y como sentenció AMLO “no tan lejos de Estados Unidos” es francamente desafortunado. El mandatario estadounidense por su parte remarcó la importancia de los hispanos en Estados Unidos y recordó que “el 60 por ciento de los que están aquí son mexicano-americanos, son parte fundamental de nuestra historia y como recordatorio tengo un busto de César Chávez en la Oficina Oval» (César Chávez Estrada, fue un líder campesino y activista de derechos civiles quien, junto a Dolores Huerta, fundó la Asociación Nacional de Campesinos en el año de 1962, reconocido como el Sindicato Unión de Campesinos. Fue un trabajador del campo estadounidense de origen mexicano y se convirtió en el más reconocido activista latinoamericano de los derechos civiles).

Hay que subrayar que para evaluar las intenciones, conceptos y declaraciones de Biden es necesario tener en cuenta que fue vicepresidente con Barack Obama (el mejor en la historia, habría afirmado el mandatario) y esto significa revisar la política migratoria del país vecino. Los datos implican que en esa administración la dureza al trato con los migrantes ilegales fue durísima y las deportaciones históricas, pero también el gobierno mexicano, por sus constantes crisis, no evitó la desbandada de mexicanos que no sólo eran considerados como “fuga de talentos” sino un importante grupo de jóvenes que no encontraban beneficios ni satisfactores, menos trabajo en México. Por ello es una vergüenza presumir el nivel de remesas que recibimos de nuestros expulsados de tierra nuestra.

Biden debe mantener en los archivos diplomáticos el irregular comportamiento de AMLO en beneficio de Trump y el que Marcelo Ebrard operara para sostener en la Casa Blanca al magnate. Los errores se pagan y caro y Biden sabrá cuándo y cómo cobrarse las descortesías.

Y por lo pronto queda en el tintero asuntos tan delicados como las aprehensiones de capos, narcos y criminales mexicanos en Estados Unidos, así como el lamentable asunto del General Salvador Cienfuegos. Veremos cómo se ajusta el pacto comercial entre México, Estados Unidos y Canadá dado que estos dos últimos países presentan una estrategia totalmente contraria a la propuesta por la 4aT incluyendo el uso de la energía y los propósitos educativos. Así que a ponerse a trabajar porque don frases recurrentes y aplausos por conveniencia, aquellos, los dos grandotes no se tientan el corazón.

Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2