Frente a las vallas de AMLO en Palacio, el Senado se acerca a las mujeres

0
122

El chiapaneco Eduardo Ramírez, presidente del Senado consideró que en el 8 de marzo no hay nada que celebrar en México, porque existe un gran déficit de justicia e igualdad para las mujeres.

Si bien en las normas constitucionales y legales se ha avanzado mucho en favor de las mujeres, indicó, hay muchísimo más que hacer para alcanzar una vida sin violencia para ellas, una vida de respeto y equidad en todos los sentidos, desde lo salarial hasta de acceso a niveles de dirección y poder, afirmó.

“Nosotros entendemos su lucha. Entendemos su coraje por esa desigualdad, por esa falta de justicia, entendemos las faltas de oportunidades que existen también en el ámbito laboral.

“Por eso, reconocemos en ustedes (mujeres) ese trabajo a lo largo del presente y también de nuestra historia. Nosotros las respaldamos.

“Como institución como senador por Chiapas, tengo un compromiso perenne con las mujeres para erradicar la violencia física, para erradicar la violencia política de las que muchas veces son objeto en los municipios, en las colonias, en los barrios, en los ejidos, en los fraccionamientos, en la vida cotidiana.

“Por eso, invito a todas las familias a que eduquemos con valores a nuestros hijos, particularmente a los varones, desde la casa, desde el niño que debe respetar a su madre, que debe respetar a su hermana, que debe respetar a sus compañeras en la escuela.

“Ese es el trabajo que debemos realizar en este momento, en los que las mujeres tienen una voz representativa y que tienen justificado ese coraje que los acompaña, por no poder avanzar como todos quisiéramos”, indicó.

¿Cuáles son los temas pendientes para la igualdad de las mujeres?, se le interrogó.

“Mientras los ministerios públicos no entiendan que la sensibilidad que deben tener para poder hacer un trabajo de investigación y que ni un solo delito en contra de las mujeres, los feminicidio, las lesiones que ponen en peligro su vida, la violencia psicológica que muchas veces existe, la violencia física deben ser aplicadas las leyes con todo su peso, con todo su rigor.

“Debemos entender, como sociedad, que la educación que le demos a los niños, a los varones, desde la mamá, el papá, que enseñe a respetar a sus hermanas, que respete a las compañeras de la escuela, que respete quienes tienen la vida laboral cerca de ellas y no verlas con esa diferencia, tanto en la fuerza física, o por el hecho de ser hombre vulnerarlas.

“Yo creo que tenemos un trabajo importante”, insistió..

Hasta hoy se ha avanzado en temas como la creación de una Fiscalía Especializada en Feminicidios; una Ley General de Acceso de las mujeres a una vida Libre de Violencia y con creación de Refugios para víctimas de violencia; así como la inclusión a la seguridad social para cónyuges y concubinas.

Sin embargo, dice el presidente del Senado, hay muchísimo más que hacer desde el Poder Legislativo para terminar con las desigualdades y la violencia contra la mujer en México.

Dijo que mientras estas reformas y nuevas leyes no se reflejen en la vida diaria de los mexicanos las mujeres continuarán saliendo a las calles a protestar.

“Y van a salir a protestar cuantas veces sea necesario, con coraje, con indignación y nosotros respaldamos esas posturas porque deben ser escuchadas y deben ser valoradas en lo que son, en el valor preponderante del desarrollo de la familia y de una sociedad”, dijo en un momento en que al llegar a la valla puesta frente a Palacio Nacional se les rociaba con gas lacrimógeno y Pimienta.

“Existe un coraje en ello, es una indignación, que nosotros entendemos perfectamente, que acompañamos y que deben las demás esferas de Gobierno, estar atentas, aquellas particularmente que son las encargadas de la procuración de justicia, entender su responsabilidad con el presente”, subrayó en un evidente llamado a los otros niveles de Gobierno.

LAS FRACCIONES COINCIDEN

Así, ayer los otros grupos parlamentarios igual reconocieron avances en cuanto a la búsqueda de justicia e igualdad pero advirtieron  que es necesario erradicar el patriarcado que fomenta las agresiones en su contra.

En un mensaje que difundió en sus redes sociales, la presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, la morenista Martha Lucía Micher afirmó que desde el Senado trabajan para terminar con la desigualdad, así como para aprobar reformas que empoderen a las mujeres y garanticen su autonomía física, económica y en la toma de decisiones.

“Hemos avanzado en diversas materias como la paridad, violencia en razón de género, violencia digital y mediática, entre otras, pero también es necesario trabajar para que los tres órdenes de gobierno defiendan la agenda feminista, eliminen desigualdades y, sobre todo, para erradicar el patriarcado que ha hecho mucho daño a las mujeres”, indicó.

A su vez la presienta de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, la panista Josefina Vázquez Mota, denunció la persistencia de una violencia sexual en contra de niñas, mujeres y adolescentes, a quienes no se les cree cuando denuncian una agresión en su contra y está situación puede llevarlas a la muerte.

Por ello urgió a romper el pacto patriarcal a través del voto en las boletas electorales el próximo 6 d junio y en los partidos políticos, en las fuentes de trabajo, pero sobre todo en los hogares, “pues muchos hogares hoy están de luto, porque hijas, madres, hermanas y amigas han sido asesinadas por el solo hecho de ser mujeres”.

Por sus redes sociales la también morenista Imelda Castro Castro, vicepresidenta de la Mesa Directiva, sostuvo que “el camino hacia la igualdad de género no es hoy miel sobre hojuelas”.

La blanquiazul queretana Guadalupe Murguía, también vicepresidenta del Senado, expresó que en el Día Internacional de la Mujer se mantiene la batalla por una igualdad y justicia que se niegan para las mujeres.

Nancy de la Sierra, del PT, se pronunció por una conmemoración a la valentía, congruencia y constancia de millones de mujeres que luchan por la igualdad de oportunidades.

De Morena, la senadora Margarita Valdez precisó que este día es resultado de las luchas que han dado las mujeres por ganar derechos como al voto, al trabajo y a una vida libre de violencia.

Verónica Delgadillo, de Movimiento Ciudadano, subrayó que se debe cambiar la realidad porque, para millones de mujeres, nacer en México es una condena a la violencia “y no nos podemos acostumbrar a esto”.

Alejandra Lagunes, del PVEM, señaló que ser parte de la Legislatura de la paridad, refrenda su compromiso con las mujeres.

DEL DISCURSO A LA REALIDAD DIARIA

Y así, mientras del Senado surgían apoyos a su lucha y exigencias, la realidad consume en la violencia a las mujeres.

El Instituto Belisario Domínguez del Senado advierte que a las condiciones de violencia, maltrato, acoso, violaciones, feminicidio e inequidad en todo, las mujeres son ahora las que más sufren con el aislamiento y confinamiento por la pandemia.

Sus condiciones, afirma en IBD se han agravado por el Covid-19 y porque los esposos o por personas del entorno familiar inmediato, agudizan los maltratos.

En un análisis denominado “La otra pandemia” concluye que hoy el hogar no es para millones de mujeres un espacio de protección.

Por el contrario, es un escenario de conflictos y abusos continuos.

Pésimo caso que requiere de mucha atención y soluciones desde el Gobierno como de la sociedad en su conjunto.

….rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa