Cuando la incompetencia de la Cuarta “T” pone en riesgo la vida de personas

0
117

Qué tal si al guardia de la Delegada de Programas Bienestar en el estado de Oaxaca, Nancy Ortiz Cabrera, se le hubiera escapado una, dos, tres o toda la carga de balas en contra del presidente municipal de Santa Lucía del Camino, Dante Montaño, quien, por cierto, también emanó de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PES).

Ni imaginar las consecuencias; en estos momentos Oaxaca estaría incendiado y más de un hogar enlutado. Porque la gente del munícipe tampoco se habría dejado. Además, en este tipo de desafortunados eventos siempre hay balas perdidas.

Imagínense balas perdidas en un lugar donde había cientos, miles, de personas adultas mayores esperando ser vacunadas contra la Covid-19; éstas y sus familiares con justa razón se enardecieron por la cancelación de la vacunación tras más de 24 horas de hacer fila.

Las masas humanas enardecidas son altamente peligrosas. Al final de cuentas todo quedó en bloqueos y zafarranchos. Sin embargo, es mal presagio.

El embrollo por la falta de vacunas hizo revelaciones escabrosas:

Uno: Un uso discrecional y oculto de las vacunas porque si ya estaban anunciadas y comprometidas para diversos municipios de los Valles Centrales de Oaxaca, ¿dónde quedaron las vacunas? Vaya, quien las anuncia sabiendo que no hay; pregonaron la vacunación por eso la gente se formó en interminables filas.

¿Acaso es como fue exhibida la subdelegada, Aída Valencia, según un chat donde privilegia en la vacunación a servidores de la nación y trabajadores de Bienestar? Nada comprobado porque se desconoce la fecha de la conversación del referido chat y la veracidad de la misma.

Dos: Un hipotético uso electoral de las vacunas.

Tres: Desorganización en la logísticas para aplicación del biológico.

Cuatro: Falta de unidad entre los aliados de la “Cuarta Transformación”, considerando que el munícipe de Santa Lucía del Camino forma parte de la misma. No obstante, le asiste la razón cuando se trata de defender lo que en derecho le corresponde a las personas adultas mayores de su municipio.

En realidad al edil Dante Montaño no le quedó otra, porque la gente se desbordó enojada tras más de 24 horas de hacer fila para vacunarse. Mismo tiempo de espera se dio en otros municipios de Valles Centrales donde también el jueves se canceló la vacunación.

Cinco: Quizá esa falta de unidad tenga que ver también con falta de acuerdos electorales para los comicios concurrentes en el estado de Oaxaca. Morena se negó a la coalición local con el PT, aunque andan intentando concretar candidaturas comunes antes del día 21 del mes en curso en que vence el plazo para solicitar el registro ante el OPL.

Seis: Líos internos en Morena. En Oaxaca es un secreto a voces la rivalidad entre dos grupos morenistas, uno liderado precisamente por Nancy Ortiz. Cabe la posibilidad que aprovechando el desbordamiento de ánimos de la gente, lo adversarios internos hayan intentado ‘tirar’  la Delegada de Programas Bienestar.

En fin, en torno del conflicto por las vacunas se desataron una serie de conjeturas.

Hay quienes aseguran que el lío derivó solamente por falta de comunicación, que ni Nancy Ortiz, ni Aída Valencia contestaban el teléfono, ni informaban de algún modo de manera oficial del por qué de la cancelación de la vacunación en municipios de los Valles Centrales de Oaxaca, hasta que la dependencia federal competente emitió un comunicado.

Fue necesaria la intervención de gobernador Alejandro Murat Hinojosa, a través del Secretario General de Gobierno, Francisco García López, para mediar y conciliar en el conflicto, el cual derivó en bloqueos carreteros, los cuales quitaron tras el anuncio del arribo de 21 mil 450 dosis de vacunas a la entidad para reanudar la vacunación este viernes en los 11 municipios en los que fue suspendida.

Imagínense, el lío se arma por negligencia de funcionarios federales, mientras funcionarios estatales tienen que entrar para calmar los ánimos y frenar el desbordamiento social.

De ese tamaño la incompetencia de servidoras y servidores públicos del Gobierno Federal, que puso en riesgo la vida de personas en el estado de Oaxaca.

Correo: rosyrama@hotmail.com