Le sacan 20 puntos

0
98

En lo que viene a ser la primera medición sobre la intención del voto de cara a las elecciones del 6 de junio venidero para alcalde de Centro, el priísta Andrés Granier Melo se encuentra 20 puntos debajo de la morenista Yolanda Osuna Huerta, lo que sugiere que aún le pesa el impacto de su encarcelamiento por casi seis años, producto de la persecución de que fue objeto por parte del presidente Enrique Peña Nieto y del gobernador perredista Arturo Núñez Jiménez.

Si bien aún no hay candidatos formales, en la encuesta que conoció este columnista, que se entregó este fin de semana a quien la encargó, se “carearon” a los prospectos que han sido mencionados en los medios de comunicación: además de Granier y Osuna, también se enlistó por el PRD al exmandatario Manuel Andrade Díaz y a Feliciano Wong Ortiz, del PVEM.

Lo novedoso es que se consideró al experredista Gerardo Gaudiano Rovirosa por el Movimiento Ciudadano.

El excandidato a la gubernatura tiene el 4 por ciento de las preferencias, pese a la reciente promoción en espacios periodísticos de que es “el Enrique Alfaro de Tabasco”.

Alfaro, gobernador de Jalisco, logró vencer en aquel estado, bajo las siglas del modesto MC, a partidos fuertes como el PRI y el PRD, y de ahí la tesis de que con un cuadro popular un instituto chico puede ganar espacios grandes.

Gaudiano es señalado por fuentes de su nuevo partido como prospecto para la presidencia municipal que ya rigió por un año y medio, aunque de manera formal se encuentra anotado para diputado federal por la vía plurinominal, lo que significa que no necesita hacer campaña.

En el caso de Granier es posible advertir que su proselitismo adelantado no ha hecho tierra en la población y se ha quedado en internet.

Quizá el renglón en el que aventaja el químico sea en el de la propaganda: las redes sociales se encuentran inundadas de páginas que lo promocionan como si fuera “el salvador” del PRI y el edil que “necesita” el municipio que abarca la capital de Tabasco.

En esas publicaciones Osuna aparece como “perfecta desconocida”, mientras se hacen esfuerzos editoriales por lograr que Jesús Alí de la Torre sea el abanderado de Morena a la comuna de Villahermosa.

El equipo que respalda a Granier también promueve a Alí para que enfrente al priísta.

Volviendo al estudio demoscópico, que el abanderado del Revolucionario Institucional sea superado con 20 puntos es un indicio de que la sociedad apartidista, la que gana elecciones, no cree en sus alegatos de inocencia.

Los que saben de operación política estiman que en 45 días es muy difícil remontar una delantera de ese tamaño.

Peor aún: la popularidad de Granier se encuentra en su cresta, mientras sus posibilidades de crecimiento se circunscriben a lo que le pueda quitar a quien puntee: en este caso un cuadro como Osuna que no tiene identidad partidista y, por consiguiente, carece de negativos.

Dicho de otra manera: para que Granier pudiera arañar puntos importantes en la intención del voto, tendría que competir con otros políticos desgastados como él, por ejemplo Alí, en una contienda que sería definida por la movilización de las estructuras partidistas. Esto último quizá haga entender la causa por la que los granieristas están empujando con todo para que Alí sea el candidato del partido vinotinto.

 

PARA SU INFORMACIÓN… 

¿LE PUEDE GANAR Fabián Granier Calles en una elección abierta a Carlos Rovirosa Torres o a Jorge Bracamontes? Si la respuesta es sí, entonces el hijo del químico no debe ser incluido como candidato plurinominal a diputado.

@RodulfoReyes