Apenas comienzan

0
30

Unas horas, solo unas horas, y nos fue suficiente para darnos cuenta no la enana estatura de algunos candidatos, sino su bajísimo nivel educativo, de solidaridad y política. En plena pandemia deciden meterse a Periférico a la altura de Perisur para que en caravana de autos bloquear la lateral con vehículos cargados de globos naranjas apoyando a un sublime desconocido que nada tiene que proponer más que su nombre.

Su propio carnaval sobre los derechos de otros. Pero hasta ahorita la corona triunfadora se la disputan entre el patético ex conductor de tv, Alfredo Adame, y el ex servidor del grupo Atlacomulco el golfista/ensotanado Onésimo Cepeda.

Sus apariciones públicas están cargadas de pifias y superficialidades, pero que en ambos encontramos el abuso. El primero, Alfredo, pensando cómo “ching…” 25 de 40 millones de pesos que al tratar de justificar que no es dinero de la campaña política señaló que es por un pedido de cubrebocas, o sea, de una y otra forma ROBAR.

Sin embargo en el audio habla de cómo no hacérsela de “pedo” a AMLO y de que está consciente de que no lograran el triunfo legislativo. Pero hay que entrarle para sacar lana no para ayudar al país. El otro, Onésimo, que predica en el púlpito humildad y pobreza, en su vida ha demostrado justo lo contrario.

No es nada más la opulencia, sino los desplantes. Hoy traidor a quienes lo protegieron por décadas (incluso se deslinda de Peña Nieto) recibió protección del erario hasta con custodios que detenían en motocicleta el flujo vehicular para que aún con semáforo en rojo el enviado de Dios pudiera circular libremente y aquí en la tierra el obispo de Ecatepec fue protegido abiertamente por Eruviel Ávila, entre otros.

Muy amigo y socio de Slim, de Roberto Hernández fue exhibido en un conflicto por simular un préstamo de 130 MILLONES DE DÓLARES a Olga Azcárraga Madero. En ese momento Onésimo era atendido de una afección cardíaca en el hospital Ángeles del Pedregal del empresario Olegario Vazquez Raña. Así los lujos y el dispendio de este prelado que no es ya reconocido por las autoridades eclesiásticas mexicanas. y seguro en días siguientes veremos las travesuras de cantantes, futbolistas, luchadores y damas de pasarela que ni idea tienen de lo que significa Ciencia Política.

Y en el extremo opuesto las facturas carísimas de algunos por su incompetencia o sobrada corrupción. Tenemos el caso del colorista/fovista/amlover Alfonso Durazo que al parecer tiene un expediente en proceso de acuerdo a la DEA por supuestos vínculos con miembros del crimen organizado. Dos meses de escándalos, personajes inútiles y promesas desgastadas.

Conductor del programa VaEnSerio mexiquense tv canal 34.2