Plática para los jóvenes (Sexta Parte)

0
155

Continuando con el relato histórico del acontecer político en México, realizado en forma sumaria, con el fin de que los jóvenes de hoy comprendan el contexto que nos ha traído a tener actualmente al gobierno que tanto daño ha hecho a México, y cómo fue que llegamos a ello, describiremos ahora el gobierno de Vicente Fox Quesada.

Después de la debacle económica causada por los gobiernos de Salinas y Zedillo, podemos decir que este último gobierno, posteriormente al rescate económico hecho por el presidente Clinton de los Estados Unidos, se esmeró en disciplina fiscal y financiera, pagando en un corto tiempo la totalidad de los fondos que nos proporcionaron. Sin embargo, las condiciones de rechazo a los gobiernos del PRI se generalizaron en la República.

Dentro de los muchos liderazgos que surgieron del PAN, destacaron los de Francisco Barrio Terrazas, en Chihuahua, Ernesto Ruffo Appel, primer gobernador del PAN a nivel histórico, quien obtuvo el triunfo en Baja California, reconocido por el presidente Salinas; Fernando Canales Clarión, en Nuevo León, y Vicente Fox Quesada, aguerrido empresario de Guanajuato.

En 1991, durante el gobierno de Carlos Salinas, Fox fue postulado por el PAN al gobierno de Guanajuato, en contra de Ramón Aguirre como candidato del PRI, que se alzó con el triunfo. Dicha elección fue anulada por el Congreso de Guanajuato de mayoría priista, por haberse probado un financiamiento proveniente del gobierno a la campaña del PRI. Después de que se le anulara su elección de gobernador y se nombrara al panista, Carlos Medina Placencia, quien fungió como gobernador interino. A la siguiente elección, en 1995, ya en el gobierno de Ernesto Zedillo, Fox fue elegido gobernador por los guanajuatenses, habiendo ganado por un amplio margen, reconociéndole el PRI su triunfo.

En 1997, al emitir su voto en las elecciones federales intermedias, Vicente Fox anunció sus intenciones de lanzarse por el PAN a la presidencia de la República, avasallando a cualquier otro aspirante panista.

Después de una gran campaña impulsada fuertemente por el carácter dicharachero y campirano de Fox, y con una fuerte participación de la sociedad civil, a través de una peculiar organización promotora, llamada “Amigos de Fox”, el candidato del PAN se alzó con el triunfo, convirtiéndose Vicente Fox Quesada como el primer presidente de México que venció al PRI, después de 71 años de gobiernos autoritarios ininterrumpidos.

Hubo ante el triunfo de Fox grandes expectativas de cambios políticos radicales, pero las sociedad se fue poco a poco decepcionando de su gobierno. Una de las razones fue porque los electores no le concedieron al gobierno de Fox gozar de una mayoría en el Congreso, y la oposición, de forma por demás perversa, le negó a Fox múltiples reformas promovidas, con el único propósito de hacer fracasar a su gobierno.

A pesar de que se hicieron grandes cambios político-estructurales en el gobierno, como la creación del seguro popular, el primer sistema real de transparencia, el establecimiento del servicio civil de carrera para los burócratas, el acotamiento de las facultades del presidente y la más que generosa dispersión de fondos federales a los Estados, que se ha criticado porque fue hecha sin controles, tales cambios no fueron apreciados por los ciudadanos.

Podemos decir, que el mayor mérito de Fox es haber estabilizado la oficina de la presidencia de la República, que aconteció sin los sobresaltos como los que hubo en los últimos 4 sexenios del PRI, al lograr mantener la estabilidad económica del país, a pesar de una recesión en los Estados Unidos y la marcha de múltiples empresas exportadoras hacia China, y el haber mantenido una relación de diálogo constante con la oposición.

En el lado negativo, Fox mantuvo incólume al sistema de control corporativo del PRI, desperdició su bono democrático al principio de su gobierno, para hacer más cambios de fondo en la estructura política del país, y se dejó influenciar grandemente por su nueva esposa Martha Sahagún, a quien la dejó ejercer gran poder dentro de su gobierno, en detrimento de la imagen que se ganó a pulso para ganar la presidencia de la República.

En nuestra siguiente entrega describiremos al gobierno de Felipe Calderón.