Morena y sus expedientes criminales; Tlaxcala, Sánchez Anaya, ¿violador?

0
195

Ha llegado la hora de votar. Las campañas están a punto de llegar a su fin. El domingo concluyen. Todos sabemos que los candidatos de Morena y sus aliados son los peores y representan los más siniestros intereses. En los 15 estados en donde se disputan las gubernaturas han aflorado las pugnas de las mafias que a toda costa buscan hacerse del poder.

La gente tiene derecho a saber quiénes son estos personajes, muchos de ellos involucrados en actos y actividades criminales.

Por lo tanto ha llegado el momento de tomar decisiones: ¿Qué queremos como país? ¿Cuál debe ser nuestro futuro?

Es indudable que nos encontramos en un cruce de caminos y no debemos dudar del rumbo que debemos tomar.

Nuestras aspiraciones políticas se resumen en una cosa tan simple como es el voto. El maldito voto por el que son capaces de llegar al extremo de la violencia política. Casi un centenar de candidatos de todos los niveles han sido ejecutados ante el encono, la pasividad y la complicidad de distintos grupos en el poder frente a las amenazas de grupos vinculados a la narcopolítica y de políticos facciosos.

En San Luis Potosí se ha llegado al extremo de postular a un verdadero criminal como Ricardo el “Pollo” Gallardo a la gubernatura con el apoyo del Partido Verde y sus aliados de Morena y el Partido del Trabajo.

La mafia de la cuarta transformación pretende obtener más de 40 diputados tan en San Lis Potosí.

¿Qué podemos esperar del caudillo y de Morena, un partido que opera como la mafia? En Morena muchos de sus miembros arrastran un oscuro pasado, han estado involucrados lo mismo en crímenes que fraudes.

Por ejemplo, desde su juventud Obrador carga con la pesada loza del crimen de su hermano. El asesinato ocurrió en 1969. José Ramón murió de un disparo en el corazón. Andrés Manuel en su defensa dijo que el arma se disparó mientras el fallecido alardeaba mientras “jugaba”.

Lo mismo habría dicho Mario Aburto cuando ejecutó a Colosio. Que el arma se disparó sola. Los expedientes del caso Obrador se han ocultado. Lo mismo ocurrió con el crimen que cometió el padre de Layda Sansores. Carlos Sansores Pérez fue señalado de ser el autor intelectual del crimen de un líder de un comité municipal del PRI de Campeche con el que mantenía diferencias políticas.

Lo mismo ocurre con Manuel Barlett señalado por la DEA de estar involucrado en los crímenes de Enrique Camarena Salazar y Alfredo Avelar, lo mismo del asesinato del periodista Manuel Buendía.

Los Monreal vinculados a las drogas en Zacatecas donde han acumulado propiedades convirtiéndose en auténticos terratenientes.

Con Félix Salgado macedonio ocurre lo mismo. El guerrerense está señalado en varios expedientes criminales como violador y acosados sexual, incluso de algunos homicidios, pero tiene de su parte la protección de su amigo el presidente Obrador.

En Nuevo León la candidata de Morena Clara Luz Flores pertenecía a una secta sexual donde el líder de esta mafia purga ante la justicia de estados Unidos una condena perpetua por las violaciones lo mismo a niñas que mujeres.

Así como a lo largo y ancho del país Morena postuló a los candidatos, la mayoría con antecedentes criminales e involucrados en casos de corrupción, en Tlaxcala existen expedientes criminales de conspicuos personajes de Morena. Uno de ellos es del ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya quien es señalado como “la materia gris” detrás de la candidata Lorena Cuéllar, también involucrado en un escándalo familiar derivado del asesinato de su madre, aún sin aclarar, cuyo móvil fue el despojo de una herencia millonaria.

En el expediente 1208/2015/TLAX-3 contra el exgobernador Alfonso Sánchez Anaya las averiguaciones lo involucran en una presunta violación en contra de una de sus asistentes.

Con la complicidad desde los más altos niveles del poder, Sánchez Anaya el promotor de la campaña de Lorena Cuéllar se ha presionado a los especialistas de servicios periciales, expertos forenses y personal médico de la Procuraduría General del estado para que oculten evidencias y se desvíe la acusación por el delito de violación en el que está inmerso.

cometida al más viejo estilo del cacicazgo, en la propiedad del hacendado, en Toltecapa.

Muchos de los medios de comunicación han sido presionados para que no se difunda el expediente.

De acuerdo a informes de los peritos, el exgobernador Sánchez Anaya habría drogado y violado a su asistente, con brownies de mariguana una tarde en Toltecapa mientras veían una película. A la víctima se le ofrecieron chocolates cargados con la droga y una vez en estado de indefensión se abusó sexualmente de ella.

Según obra en el expediente, todos los involucrados habrían sido sometidos a las más rigurosas pruebas periciales, análisis de fluidos, de ADN, incluso a la reconstrucción de hechos del abominable delito. Las investigaciones involucraron a la esposa del exgobernador, Mari Carmen Ramírez, el propio ex gobernador Sánchez Anaya y al chofer de la familia. Todos dieron testimonio.

Al paso del tiempo el chofer fue recompensado con una plaza en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Maricarmen Ramírez, fue directora del Cobat. La agraviada fue obligada a pagar todos los gastos por honorarios de abogados y servicios médicos y periciales y todavía p Perdió su empleo y su dignidad como mujer.

Como beneficiaria por complicidad, a cambio de su silencio Lorena Cuéllar presuntamente recibió dos terrenos y dos casas en el exclusivo fraccionamiento KIRA, propiedad del matrimonio Alfonso Sánchez García junior y Marcela González Castillo, a quien Lorena hiciera delegado federal de gobernación, candidata plurinominal a una diputación federal por Morena respectivamente. Los bienes inmuebles se ubican en el Lotes 11 y 12, Manzana 1 Número oficial 23, ubicado en la calle Luna del predio denominado la Mesa, Fraccionamiento KIRA de Santa María Acuitlapilco, con datos registrales de Folios Reales TL32-N0Z7-D15D-9B6Q.

Estas adquisiciones fueron posteriormente traspasadas mediante compraventa simulada por parte de Lorena Cuéllar a favor de su hija Mariana Espinosa de Los Monteros Cuéllar, en un acto más de opacidad sobre su declaración patrimonial.

Como apuntan algunas versiones: nada es casualidad, hoy, bajo el amparo de la candidata al gobierno del estado, todos gozan de una buena y cómoda situación política, social y económica. Con un “violador” en la campaña, la cómplice dándose golpes de pecho y la justicia pisoteada como siempre, por falta de elementos.