Monreal ¿amaga con irse de Morena o juega su papel en la cortina de humo?

0
194

Qué lectura dar a la siguiente frase de Ricardo Monreal Ávila: “Voy a estar en la boleta, espero estar con Morena y con el presidente López Obrador”. 

Uno: Que el senador es una corcholata sentida porque Andrés Manuel López Obrador no lo mencionó entre las cocholatas destapadas a la candidatura de Morena para sucederlo en la Presidencia de la República en 2024.  

Dos: Que su frase refleja un amago de salirse de Morena si no le dan la candidatura.  Algo así como: “La buscaré por Morena, pero si no me la dan; seré candidato de otro partido”.

Tres: Que juega perfectamente bien su papel en la cortinilla de humo tendida por AMLO al hablar de las personas morenistas con posibilidad de sucederlo en la silla presidencial,  para distraer la atención de la población sobre los problemas del país y la evidente falta de resultados de la “4T” a tres años de haber llegado.

¿Cuál de las tres opciones? Puede ser una mezcla de las tres.

Pero si acaso la cortinilla se ha convertido en algo verdadero, entonces la frase de Ricardo Monreal sería una mezcla de las primeras dos opciones. Y miren que él cuando amaga, cumple. Ahí está el antecedente de cuando se salió del PRI porque no lo hizo candidato a la gubernatura de Zacatecas; se fue al PRD y la ganó.

Bueno, no siempre ha sido tan drástico. Por ejemplo, cuando quería la candidatura a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, también amagó, pero no se fue de Morena porque lo consolaron prometiéndole la coordinación de la bancada de Morena en el Senado de la República y, por ende, la presidencia de la Junta de Coordinación Política.

Ricardo Monreal es inteligente, tampoco se va a dar un balazo en el pie. Abandonar Morena en ese momento habría sido como dejarse caer en medio del océano sin más remedio que hundirse porque solo había un barco seguro: Morena.

Ahora ¿qué? ¿En verdad pretende estar en la boleta electoral para la sucesión presidencial 2024 aunque no sea por Morena? ¿Y a poco ganaría sin el partido de Estado…perdón, sin el partido fundado y liderado fácticamente por Andrés Manuel?

Morena ya es una marca con toda una maquinaria. Aunque todavía no de las grandes dimensiones del PRI en sus mejores tiempos.

A propósito del Revolucionario Institucional, los “tapados” y “destapados”, así como el chantaje político electoral forman parte de toda una cultura forjada por el PRI. Y es la misma que ahora practican en Morena; al final de cuentas la mayoría de los primerísimos cuadros del morenismo se formaron en las filas priistas.

En fin.

¿DOS TIPOS DE ASPIRANTES? 

En la entrevista con Joaquín López Dóriga, Ricardo Monreal Ávila dijo: “No, no admito ser corcholata de nadie, pero soy un aspirante normal, no un ambicioso vulgar”. 

Entonces, ¿en Morena hoy dos tipos de aspirantes a la candidatura a la Presidencia de la República? ¿El normal y al ambicioso vulgar? ¿Y quiénes son las personas morenistas que encuadran en el tipo “ambicioso vulgar”?

¿A quién o quiénes se refirió con tal término? ¿A todas las personas “destapadas” por el presidente López Obrador como cuadros del morenismo con posibilidades para sucederlo en el 2024? ¿O a persona determinada?

De las “corcholatas destapadas”, solamente Marcelo Ebrard ha dicho abiertamente que sí aspira a la candidatura presidencial.

Ah, el juego de palabras de morenistas.

Para tratarse de una cortina de humo, como que las indirectas a veces suenan muy directas. Pero si el juego de los destapes adelantados es en realidad un distractor, al rato saldrán juntas y contentas todas las “corcholatas destapadas” por AMLO y las “corcholatas auto-destapadas”. Y aquí no ha pasado nada.

Ahora que si no se trata de distractor alguno, andan jugando con fuego corriendo el riesgo de escisiones internas en Morena, partido que si en 2018 generó un tsunami electoral fue por la unidad entre los cuadros más relevantes y la suma de organizaciones sociales y civiles, así como por la simpatía de la clase media con el movimiento, además del respaldo de cierta parte del sector empresarial.

Para 2021, Morena ya no cuenta con todo ello; lo reflejó claramente el resultado de las recientes elecciones concurrentes del seis de julio pasado.

Correo: rosyrama@hotmail.com