El PRI en busca de destino

0
87

La posibilidad de que de entre los exgobernadores Andrés Granier Melo Manuel Andrade Díaz surja el candidato de una alianza opositora a la alcaldía de Centro, ha hecho chirriar el viejo andamiaje del PRI y a diario en las redes sociales sus seguidores le inyectan dosis masivas de optimismo, al punto de que los priístas ya se sienten la segunda fuerza política de Tabasco, pese a estar en el tercer escalón.

El activismo de aquellos movió la conversación pública porque se trata de personajes de sobra conocidos en el estado por haber sido mandatarios, pero también por incidentes cuando dejaron la encomienda.

Granier Andrade están en el imaginario colectivo o como héroes o como villanos.

Ahora bien, de manera objetiva, ¿hay posibilidades que uno de ellos logre encabezar la alianza contra Morena?

Un político tabasqueño con una larga trayectoria, que ha ocupado diversos cargos y ha colaborado con íconos de la política nacional, asegura que hay bases para afirmar que ni Andrade ni Granier pueden ser abanderados, pero no porque no puedan alcanzar la nominación por sus méritos.

Asegura que el gobierno estatal “nunca va a permitir” que un exmandatario llegue a ser presidente municipal de Centro, donde está la capital del estado.

Esto porque, explica, “le dificultaría” al jefe del estado “el segundo tramo de su administración y le truncaría el proceso de su propia sucesión”.

La “dificultad” al titular del Ejecutivo sería consecuencia del “efecto de la crisis de la pandemia y la de las inundaciones” que alcanzarán al 2024 y el municipio de la capital será el más afectado.

Por eso, el gobierno tabasqueño “le va a inyectar muchos recursos a Centro para levantarlo, pero tiene que hacerlo con una administración municipal de su propio partido”.

Por si eso fuera poco, los exgobernadores “representan estructuras de poder, forman opinión pública y son protagónicos”, lo que impacta la máxima de que “nadie puede brillar más que el mero-mero en turno”.

En lo que hace a la sucesión de 2024, esta necesariamente pasa por Centro por representar más del 30 por ciento de los votos de la entidad, y si gana otro instituto diferente al del poder “alejaría a Morena de su proyecto transexenal”.

Según la fuente, la intención del régimen morenista es seguir rigiendo después de 2024.

Y en Centro el PRI no puede interponerse quitándole la alcaldía que es el corazón político de Tabasco y representa más de la tercera parte de los sufragios.

Ni Andrade ni Granier podrán ser presidentes municipales el próximo año, pues “es la tierra del presidente y punto”, señala.

Pero hay otras consideraciones, dice, como la lucha de Morena contra la corrupción, que fue lo que llevó al poder a AMLO, por lo que caer ante partidos que representan la descomposición “sería tanto como un rechazo a ese proyecto y despojarlo de esa bandera para las próximas elecciones para presidente y gobernador”.

“Perder con Andrade o con Granier habrá adelantado el 2024, lo que equivale a que el actual gobierno tabasqueño pierda su capacidad de operación política, lo que dificultará el cambio de poderes”, sentencia.

 

PARA SU INFORMACIÓN…  

LLEGÓ AYER MÁS apoyo humanitario para Tabasco. Ahora fueron diputados federales de Morena quienes donaron 90 toneladas de ayuda para damnificados, las cuales serán entregadas por las vías institucionales, según dio a conocer el legislador Manuel Rodríguez González, quien rechazó algún protagonismo político.

@RodulfoReyes