Insulina, la piedra angular

0
347
  • Posibilidades de sobrevivir a la Diabetes
  • El padecimiento es mortal por necesidad

Hace unos días, el Instituto de Estadística y Geografía (INEGI) divulgó un reporte pormenorizado de la Diabetes Mellitus, la tercera causa de muerte en México, después de la covid-19 y las cardiopatías. Del reporte publiqué una amplia nota en el portal de Análisis a Fondo (https://www.analisisafondo.com/politica/nacional/item/46219-la-diabetes-mellitus,-la-tercera-causa-de-muerte-en-m%C3%A9xico). Muy preocupante, la información en torno a esa maldición que cae en una buena porción de la humanidad, cuando el páncreas deja de producir suficientemente una sustancia conocida con el nombre de insulina.

La insulina es una hormona polipeptídica, formada por 51 aminoácidos, producida y secretada por las células beta de los islotes de Langerhans del páncreas, y es lo que interviene en el aprovechamiento metabólico de los nutrientes, sobre todo con el anabolismo de los glúcidos.

La nota que publiqué el viernes 12 de noviembre, precisamente en ocasión del Día Internacional de la Diabetes, el domingo 14, causó enorme inquietud entre los internautas que consuetudinariamente visitan www.analisisafondo.com.

Pero este lunes 15, la agencia de la salud de la ONU continuó alertando a la humanidad que sufre de Diabetes Mellitus, y a quienes no padecen la enfermedad, de cuáles son sus posibilidades de sobrevivir en condiciones dignas y digamos que saludables, durmiendo con el enemigo llamado Diabetes.

Nos recuerda la nota de la ONU que los científicos que descubrieron la insulina, hace 100 años, se negaron a beneficiarse de su descubrimiento y vendieron la patente por un solo dólar. Desgraciadamente, ese gesto solidario ha sido suplantado por un negocio multimillonario que ha creado enormes brechas de acceso. No cualquiera puede tener acceso a la insulina por sus altísimos precios. Quienes gozan de la seguridad social son afortunados.

Cuando el páncreas no produce suficiente insulina para controlar la diabetes, es necesaria la que producen los laboratorios para controlar este diabólico padecimiento.

La diabetes es mortal por necesidad:

En 2020, poco más de 151 mil personas falleció a causa de esta enfermedad, lo cual equivale a 14% del total de defunciones (1.086,743) ocurridas en el país; 78,922 defunciones en hombres (52%) y 72,094 en mujeres (48%), en aquel año. La tasa de mortalidad por diabetes para 2020 fue de 11.95 personas por cada 10 mil habitantes, la cifra más alta en los últimos 10 años.

Los diabéticos que tienen la suerte de inyectarse cotidianamente unas cuantas unidades de insulina son verdaderamente afortunados de la vida. No tienen que morir de diabetes si observan los protocolos que tiene que cumplir un enfermo diabético, si es que quiere prolongar su existencia en este mundo con buena salud.

No todos somos afortunados. Un siglo después del descubrimiento de la insulina como tratamiento para la diabetes, esta sustancia sigue estando fuera del alcance de muchas personas que viven con este padecimiento, según un nuevo informe de la agencia de la salud de la ONU, publicado este viernes 12 de noviembre.

El informe “Cumplir la promesa de hace 100 años: hacer universal el acceso a la insulina”, detalla los principales obstáculos para acceder a este medicamento, entre otros los elevados precios, la escasa disponibilidad de insulina humana, un mercado dominado por unos pocos productores y la debilidad de los sistemas sanitarios. El beneficio por encima de la solidaridad.

Pero tenemos que estar conscientes de que la insulina es la «piedra angular» del tratamiento de la diabetes, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado que trabaja con los países y los fabricantes para ampliar el acceso a todas las personas que la necesitan.

Por lo pronto, la insulina no llega a millones de personas…