Ya solo falta formalizar la coalición y que nadie haga berrinche

0
125

Los líderes del PAN, del PRD y del PRI se han pronunciado a favor de conformar alianzas para ganar la mayoría en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión en las elecciones de 2021; es la prioridad de los tres partidos políticos.

Entonces solo hace falta formalizarla ante el Instituto Nacional Electoral (INE) en la figura de coalición, previo aval de los órganos competentes partidistas.

Y el partido que parecía más renuente, Acción Nacional, ya dio su aval para realizar una coalición parcial o flexible con otros partidos políticos, a excepción de Morena”.

A decir verdad, no les queda de otra ni al PAN, ni al PRI, ni al PRD. Desde la debacle del 2018 se quedaron pasmados y ninguno se ha podido recuperar, entonces lejos están de haber construido estructuras de solidez de acero para competir per se por las curules federales y para disputar cargos locales.

Aunque en el ámbito federal, se ha visto más el trabajo de Acción Nacional; por lo menos ha jugado mejor su papel de oposición como partido y como fuerza legislativa. Incluso, la mini bancada perredista ha sido más combativa que la priista.

El hubiera no existe; menos a estas alturas de la ruta electoral, donde el único camino para conseguir más posiciones en el Congreso de Unión y a partir de ahí hacerle contrapeso a Morena, es coaligarse para los comicios 2021.

Además, dejando de lado berrinches y regateos por la postulación de las candidaturas de la coalición; caso contrario ésta no se concretará o se romperá.

Clave es también el respaldo de la militancia de los tres partidos a dichas candidaturas. La experiencia arroja la derrota cuando la membresía traiciona o se abstiene por enojo, porque no simpatizan con la otra filiación política o con la persona postulada.

Por lo pronto Acción Nacional prevé la coalición parcial o flexible:

Parcial: Para postular al menos el 50% de las candidaturas.

Flexible: Para postular al menos un 25% de las candidaturas.

Lo ideal habría sido la coalición total; o sea, en los 300 distritos electorales federales para ir como una sola fuerza electoral, al fin que en el convenio respectivo se debe plasmar en qué grupo parlamentario quedaría el candidato en caso de ganar.

Por cierto, habrá que esperar los lineamientos para coaliciones a aprobarse en estos días por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

Para evitar rupturas internas y con la sociedad, no es mala idea la de Marko Cortés sobre la eventual coalición entre el PAN, el PRD y el PRI:

Una coalición, que en sus cláusulas se reserve el derecho de veto a los impresentables, que proponga perfiles que no se vendan, ni se atemoricen frente al poder y que, además, firmen un compromiso público de defensa de las instituciones, la democracia, libertad, Estado de Derecho y del fortalecimiento de los estados y municipios”. 

Eso es, los partidos políticos necesitan postular candidatas y candidatos con solvencia moral y buena fama pública (aunque parezca como querer arrancarle un suspiro al viento).

Y, agregaría, postular liderazgos regionales.

Es clave, junto con una buena estrategia de comunicación política.

En fin, el planteamiento inicial es la coalición parcial: O sea, coaligarse en 150 distritos electorales federales, que suponemos comprende aquellos de mayor competencia.

LA COALICIÓN A CARGOS LOCALES 

Y si va la coalición para cargos federales, también para cargos locales: Gubernaturas, diputaciones y ayuntamientos, sobre todo en entidades donde renovarán todo.

No obstante, nada impide formalizar la coalición PRI, PAN, PRD en otros estados para las respectivas elecciones locales.

Por lo menos les ayudaría a incrementar su número de votos para conservar el registro y el financiamiento público.

Aunque hay entidades donde el jefe político del priismo ha evitado jugar su verdadero papel de oposición por temor a perder el favor de la Presidencia de México, o por buena relación con el mandatario Andrés Manuel López Obrador.

Oaxaca, por ejemplo. Y sin embargo, en esta entidad el PRI sigue siendo la segunda fuerza electoral con una militancia ávida por recuperar sus espacios en el Congreso Local en las próximas elecciones.

Correo: rosyrama@hotmail.com