Amplias posibilidades de triunfo para Morena

0
836

Toda la política es local. Esto que parece una formulación de cliché tiene una gran validez y nos da pistas sobre ciertos escenarios.

En las elecciones de gobernador de 2016 cinco estados le fueron adjudicados al PAN por medio de sendos fraudes electorales, ese fue el compromiso a cambio de votos legislativos a favor de la reforma energética. El acuerdo también incluyó remuneración monetaria.

Las condiciones actuales son diferentes. En primer lugar, la relación perversa del PRIAN no garantiza el triunfo electoral ni existen las condiciones para realizar el fraude, aún más, el gobierno podría tener la capacidad para detener el fraude aunque el INE este dispuesto a apoyarlo. En Quintana Roo el INE fue omiso ante acusaciones de dinero ilegal en esas elecciones y no se dio cuenta, o volteo la mirada ante el mega fraude de 2016.

De los cinco Estados con fraude en 2016, el PAN logró retener la gubernatura de Chihuahua en 2021, sin embargo en Quintana Roo, Durango y Tamaulipas, las encuestas le dan una mayoría decisiva a MORENA, lo que muestra que hay una elevada posibilidad que ese partido gane la elección, igual podría suceder con otros dos de los estados en pugna dónde las encuestas muestran ventajas decisivas a favor de MORENA, el PAN ya reconoció que no ganará en esos estados y que posiblemente gane de nuevo en Aguascalientes. El PRI va muy abajo en las encuestas y el PRD prácticamente ha desaparecido.

MORENA tiene actualmente 16 de las 32 gubernaturas, gobierna a 46% de los mexicanos, seguido por el PRI con el 21%; del PAN con 18%; de Movimiento Ciudadano con 11% y del Verde Ecologista con 2%, si gana cinco de las seis gubernaturas en pugna sumará 21 y la gran mayoría del país. Se abre también la posibilidad de que le arrebate al PRI la gubernatura del Estado de México en el 2023.

Las encuestas del 2022 muestran una posición sólida de MORENA y ni la oposición unida tendría la posibilidad de ganar.

Se puede pensar que ese escenario se alargue hacia el 2024 influido por la promesa de AMLO de terminar la obra pública en 2023, con lo que mostraría que esos gobiernos cumplen aún en contra de la oposición de empresarios y una guerra sucia constante.

Típicamente los gobernadores operan las elecciones y si lo hacen a partir de esta posición electoral predominante la elección de 2024 podría ya estar resuelta.

De cumplirse este escenario ganará la elección sea quien sea el candidato de MORENA y sin duda desanimará a los perdedores de la nominación que intenten buscar otras opciones partidistas. Esta es por supuesto una gran interrogante, ¿se disciplinarán los perdedores? Esta es una dimensión distinta del análisis que exploraremos más adelante.

@shmil50