¿Todo Tabasco Unido con Adán Augusto?

0
90

Si bien hay muchos tabasqueños animados por la posibilidad de que el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, sea el segundo paisano en llegar a la presidencia de la república, también hay quienes ya empezaron a palidecer con esa posibilidad.

Aunque a lo largo de su carrera ha sido más afecto a la negociación que a confrontar a sus adversarios, como ha sido el caso de los ex gobernadores Roberto Madrazo Pintado y Arturo Núñez Jiménez, solo por citar dos casos, López Hernández mantiene diferencias con personajes que en estos momentos deben estar quebrándose la cabeza para buscar la manera de frenarlo.

A saber, el político con el que ha tenido su mayor desencuentro es Arturo Núñez Jiménez, con quien compitió en 2012 en el PRD por la candidatura al gobierno del estado, la cual logró, apalancado por Andrés Manuel López Obrador, el marido de Martha Lilia López Aguilera.

De aquel proselitismo interno se recuerda que el ahora encargado de la política interna del país descalificó por su avanzada edad a Núñez, quien respondió que su contendiente se refería a su cuñado Humberto Mayans Canabal, que es de su misma edad, aunque el ahora consejero ciudadano de Pemex aparenta menos años de los que tiene.

Las desavenencias entre ambos continuaron con Núñez en la Quinta Grijalva y en las elecciones intermedias de 2015 el gobernador le ofreció la candidatura a la alcaldía de Centro a Rosalinda, hermana de Adán, quien no aceptó.

Núñez, que ya desde entonces era un viejo zorro de la política, quiso aprovechar el momento para dividir a la corriente de López Hernández al ofrecerle a Gerardo Gaudiano Rovirosa la postulación que le rechazó aquella.

En ese entonces Gaudiano era un joven político que abrevaba de los López, quienes le habían abierto las puertas de su casa llevándolo de la mano en su incipiente carrera.

Fue por esas fechas que Adán Augusto le dijo en la radio a Gaudiano que no oyera “el canto de las sirenas”.

Pero el ahora diputado plurinominal por Movimiento Ciudadano no solo aceptó ser postulado a la alcaldía, que ganó en una jornada extraordinaria tras de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le anulara su triunfo en los comicios de 2015, sino que se siguió de largo como pieza de Núñez siendo en 2018 candidato a la gubernatura.

Ahí se rompió la relación de Gaudiano con su antiguo mentor, a quien ni siquiera felicitó por su triunfo tras la derrota que le propino en 2018.

Ya en precampaña para las elecciones de 2024 (a cada rato difunde fotos echando pala para reparar baches en la ciudad), el principal obstáculo frente a Gaudiano es la fortaleza de López Hernández como principal ficha del gabinete presidencial.

Voces allegadas al secretario de Gobernación han dicho que Gaudiano no va a ganar la gubernatura en la próxima contienda, aunque se murieran todos los morenistas de Tabasco.

La animadversión con Gaudiano puede entenderse con el encarcelamiento de Juan José Martínez, que de ser aliado de los López pasó a convertirse en operador financiero de Gaudiano.

Los llamados “fundadores” del partido de AMLO es otro estamento al que tampoco le conviene que otro tabasqueño de apellido López sea el próximo presidente de México.

 

PARA SU INFORMACIÓN…

EL EJECUTIVO ESTATAL Carlos Manuel Merino se sumó a la protesta contra el INE por la cancelación de la consulta para la revocación. Los alcaldes también se manifestaron en ese sentido, aunque el de Huimanguillo, Oscar Ferrer, fue  quien más se vio en las redes sociales.