¿Mentira o ineficiecia?

0
92

Cuando Jefe de Gobierno elevó la tarifa de los prediales anticipando que no se trataba de un incremento, sino de un “ajuste”. Cuando se plantó y cerró el Senado de la República para tratar de impedir la aprobación de la Reforma Energética de Peña Nieto dijo que no lo impedía la ley porque no era bloqueo, mítin, clausura, plantón o manifestación sino “cerco”. Ahora pretende engañarnos con el incremento a las gasolinas. El 20 de noviembre del 2016 en su permanente campaña a la presidencia amlo manifestó” si Morena estuviera gobernando en estos momentos, la gasolina no valdría 14 pesos, costaría cuando mucho lo que cuesta en Estados Unidos: 10 pesos el litro”. Ya como presidente declaró en Sonora el 26 de marzo del 2019 :” mientras yo esté de presidente no van a aumentar los precios de las gasolinas, no va a haber gasolinazo”. Al iniciar el sexenio la gasolina costaba por litro alrededor de 19 pesos, hoy está rozando los 25. El mismo se comprometió a no subir los precios, después se desdijo y habla recurrentemente de las refinerías y de la cancelación de petróleo de exportación. Las cuentas no dan, no se estiran y la inflación está fuera de control. Pemex está siendo en este sexenio un barril sin fondo, Romero Deschamps intocable y la lucha contra la ordeña y huachicoleo un fracaso. La Secretaria de Energía ha colocado al gobierno de Lopez Obrador como una “administración hostil” para los estadounidenses en materia energética y de recursos renovables. La compra/venta de la refinería en Texas está aún en entredicho y varios legisladores norteamericanos descalifican las políticas públicas del tabasqueño. Rocio Nahle tuvo un comportamiento distinto como diputada federal que como miembro del gabinete. Como legisladora, en tribuna, expresó el 5 de enero del 2017 “ estoy presentando un punto de acuerdo como urgente para convocar al periodo extraordinario y poder revertir el ieps de las gasolinas” pero el 22 de septiembre del 2018 dijo “ si bajamos el ieps todos los Estados van a tener menos presupuesto”. Así el impuesto a las gasolinas ha crecido del 2020 (2.9%), al 2021 (3.3%) al 2022 (7.3%). Entonces preguntó: hay mentiras deliberadas o una franca y abierta ineficiencia. Aún construyendo y operando sus refinerías (que se duda será en este sexenio) los precios no bajarán de la manera estrepitosa como él mandatario lo prometió. Insistió en que acabaría con la corrupción de Pemex y no ha sucedido, incluso recibió una grave advertencia de Carlos Ahumada de exhibir a Reyna Basilio, jefa de compras actual de Pemex, en serias irregularidades y ha mantenido en la impunidad a Romero Deschamps aún cuando (otro engaño) se fingió su jubilación.

Dijo el presidente que acabaría con la ordeña de ductos de combustibles y el robo persiste. Y aún con sus promesas, amlo no considera las variaciones internacionales en los precios de los energéticos que se verán afectados de insistir en cerrar las válvulas de suministro al exterior. Hoy cuesta más barato un dólar americano que un litro de gasolina.

La administración de amlo aseguró que con la llegada de nuevos proveedores de gasolina (empresas con gasolinerías) la competencia haría que los precios bajaran, fenómeno que ocurrió por el contrario. Muchos aseguran, según encuestas, que la popularidad del presidente crece y se mantiene pero insisto, la pandemia, el desempleo, el desabasto de medicamentos, la inflación, las gasolinas, la violencia, la anarquía en el transporte público, los feminicidios todos estos acontecimientos además de la cancelación de programas como el Seguro Popular, a quienes más han afectado es a las clases pobres o vulnerables, entonces, alguien está mintiendo, alguien está engañando y no podemos suponer que continúa la incondicionalidad popular al tabasqueño por la serie de dádivas que entrega porque de una u otra manera, sin trabajo, sin educación ni proyección, esos centavos no van a alcanzar.

Conductor del programa Va En Serio, MexiquenseTV canal 34.2 (izzi 135)