Busca la 4T exprimir a Toledo

0
27

La sola posibilidad de que el gobierno chileno extradite a México al exdiputado Mauricio Toledo, ha puesto a sudar a casi todo el PRD, pero sobre todo al círculo cercano del senador Miguel Ángel Mancera.

Y no es que les pese que Toledo pudiera ser condenado a varios años de prisión, sino que las autoridades le puedan ofrecer el tan temido “criterio de oportunidad”, mediante el cual le ofrecerían indulgencia a cambio de soltar nombres de los peces gordos del mancerismo.

Por supuesto que no se necesita ser adivino para saber qué nombres podría soltar el también exdelegado en Coyoacán —empezando por el del propio Mancera, y de ahí hacia abajo—, pero lo interesante serían las pruebas que podría aportar el chilenomexicano.

En los círculos manceristas, dicen que Toledo fue uno de los que participaron en el esquema para sacar del país varios millones de pesos del Fondo de Reconstrucción de los terremotos de 2017, y que esos recursos fueron a parar a paraísos fiscales.

Que, incluso, esa misma repartición fue una de las causas por las que el círculo cercano al hoy senador por el PRD se resquebrajó, pues muchos se quejaron de que la repartición no fue pareja, empezando por el jefe.

Pero si los manceristas y los perredistas ponen changuitos para que la Corte chilena ampare a Toledo y le nieguen a México su extradición, en los partidos de oposición
—sobre todo en el grupo dominante del PAN capitalino—, tampoco están muy ansiosos por verlo de regreso.

Y es que en la repartición de los dineros de la reconstrucción, estuvieron involucrados dirigentes y diputados de lo que hoy es la alianza opositora Va por México, y sólo faltarían una cuantas pruebas para armar un caso, aunque sea mediático.

Esas pruebas, testimoniales y documentales, podrían ser aportadas por el exdiputado prófugo, quien seguramente cantaría como jilguero a cambio de no envejecer tras las rejas.

¿Pero qué creen?, que tampoco los morenos ni los integrantes de los gobiernos de la 4T estarían tan tranquilos, pues todos estiraron la mano para que los embarraran de billetes, que deberían de haber llegado a los damnificados de los sismos.

Esa es la importancia de que Toledo sea extraditado a México y que se acoja al criterio de oportunidad, porque podría despepitar todo, aunque claro que el gobierno se cuidaría de quemar solamente a los opositores.

Y en esas listas aparecerían también, por supuesto, nombres de alcaldes que fueron beneficiados con esos recursos y que hoy aspiran a encabezar la candidatura de la alianza opositora para la Jefatura de Gobierno en 2024.

Si se concreta la llegada de Toledo a México, más vale que la alianza opositora vaya pensando en lanzar a una figura ciudadana para enfrentar a los morenos en la capital de la República.

Por lo pronto, en ambos lados de la cancha tienen prendidas veladoras: unos para que venga el exdiputado, y otros para que se quede a vivir en Los Andes.

 CENTAVITOS

A muchos causó sorpresa que el caso del exdiputado moreno Saúl Huerta, acusado de violar a un menor de edad en un hotel de la Ciudad de México, haya tomado un giro muy raro en la CDMX. Incluso, los malpensados sospechan que la Fiscalía General de Justicia de la capital esté buscando suavizar sus acusaciones, para que el presunto pedófilo de la 4T concrete un acuerdo reparatorio y pague al joven agredido para que retire los cargos. Si eso fuera verdad, la sociedad no estaría tranquila con Huerta en la calle, pues su conducta ha sido reiterativa.