La Convocatoria del INE a la Revo: se les atoró el niño y su soberbia

0
152

Y de todas maneras quedó mal el INE. No podía ser de otra manera con Córdova al frente. Los discursos de presentación de la convocatoria de revocación de mandato estuvieron llenos de recochineos, retintines y masculladas contra López Obrador y contra cualquiera que defienda la muy democrática y muy constitucional revocación mandato, que Murayama llama trampa con mucha chulería y desfachatez, violando las funciones de su cargo que no son las de adjetivar los mecanismos constitucionales de participación ciudadana. No es su función. Y al final, se queda la fecha para el Domingo de Ramos, obligando a estos que se anduvieron por las ramas. Y que el INE se ajuste a su reducido presupuesto cuando tiene la opción de bajarle su insultante sueldazo a Córdova, redistribuyendo recursos, que no es cosa menor ya que Córdova, de cara a la Nación, no se lo bajó. Está donde lo quería poner López. Cuando lloriquea Córdova por los adecuados y certeros señalamientos que recibe, actúa como Julio Iglesias en aquella canción: “si noto el más leve desaire, te voy a dejar de querer…”. Va, tanta cretinez es ya insuperable en el consejero presidente.

Finalmente, y más resollando que pujando, más rezongando que luciendo legalidad y democracia, el INE parió la convocatoria constitucional que no tenía remedio en emitir. No le quedó de otra después de sus campañas acusando a quienes lo señalamos, de ser enemigos de la democracia. Después de sus chantajes al presidente y a Hacienda, que le ha mandado el mensaje: apáñate con lo que el soberano Congreso te asignó. El entripado de Murayama solo reafirmó su disparatada postura de insistir en que la Revo es una trampa. Tontuelo.

Ello obliga a puntualizar algunas ideas para evitar los disparates de Murayama que no acaba de enterarse que el juego is over: Señalar los despilfarros del INE, no es atentar contra la democracia. No tenemos por qué aplaudírselos o callarlos. Que el INE, sus dirigentes, no se ajusten el cinturón y se bajen sus sueldazos, insulta al pueblo de México y es condenable. Murayama debiera renunciar si le parece inopinadamente –como lo expresa a diestra y siniestra– que la revocación es una trampa. Fatuo: la califica de tal a ese ejercicio constitucional y él será parte del organismo que estructure la “trampa”. Ridículo y desorbitado el seño consejero. Ahora, si el INE le va a echar las ganitas que le echó a la Consulta Ciudadana para promoverla, su mediocridad se entiende cuando hablan de éxito, pero el dirigido al fracaso que les encantaría. Así, sí sería tirar dinero y eso hará el INE. Convocar seriamente a un ejercicio constitucional, en cambio, no es tirar dinero. No confundamos conceptos a modo de los opositores a López. Ojo, ahí.

Decía Murayama, extraviado como siempre, que la Revo es responsabilidad de todo el Estado mexicano y que Hacienda no estaba a la altura al negarle más recursos. Miente Murayama. Si Muyarama no puede, que no comparta y mucho menos que comprometa. No, el responsable legal de que salga avante la Revo es el INE en exclusiva. Solo del INE. ¿No se le llenó la boca a la consejera Humphrey con que solo el INE debe de promover la revocación? Entonces Murayama ¿para qué comparte responsabilidades en sus entrevistas desinformadoras? De verdad que el sujeto no desquita su sueldazo, informándose. Solo el INE y punto. Acaso Murayama necesite hacer planas enteras con el tema. 100 veces, a ver si así se entera el seño conse. Su tramposo actuar, apesta.

Dice Murayama la falacia a cuantos quieren oírlo, que la revocación de mandato es una trampa. ¿Sí? ¿really? pues está escupiendo al cielo afirmando Murayama  esa sandez. Si es una trampa al INE y el INE la ejecuta, él es parte del INE, un cómplice más y es el orquestador de la supuesta trampa; ergo ¿qué hace en el INE? ¿defendiendo sus prebendas como Córdova? Sí. Ya podría tener tantita dignidad y haberse marchado para no ser parte de esa “trampa” como lo será y no hacerle tanto a la llorona, incongruente. Es patético el consejero y otra vergüenza para la democracia mexicana, justo como lo es Córdova. La democracia mexicana no los merece. Y eso se afirma porque nada obliga ni a callarlo ni a consentirlo. No tenemos que pasarle sus bravatas y disparates. Y más si son tan burdos.

Señalado todo lo anterior, la campaña del INE para victimizarse enarbolando juegos de palabras como “Mi INE nos une” (¿la credencial o el instituto? como se sospecha) y Córdova lloriqueando dineros, mientras se ampara para cobrar su sueldazo injustificable por monto, naturaleza y sin desquitarlo, todo nos recuerda que se impone la ley y, sí, es paradójico, así el INE o, mejor dicho, los sátrapas que buscaron no hacer la revocación de mandato, pretextando falta de recursos con la que encubren su carencia de voluntad democrática, salen derrotados. La ley triunfa y la democracia se manifestará. La derrota es de Córdova –que no del INE– pero eso ya se sabe, es propio de un impresentable que avergüenza nuestra democracia. Que no se equivoque: la institución es valiosa, no su titular. Distinga.

El discursillo al anunciarse la convocatoria de revocación de mandato es un ¿no te mordiste la lengua, Córdova? Lea usted: “Durante los próximos 63 días, el Instituto Nacional Electoral concentrará sus energías, su tiempo, sus recursos materiales y humanos, así como sus capacidades institucionales en lo que mejor sabe hacer, la organización de un proceso para el ejercicio de los derechos políticos de la ciudadanía, bajo los principios constitucionales de legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad, independencia y máxima publicidad”. Cómo se nota que no tuvieron más remedio que cumplir la ley. No era de su elección. Y justo es que todo lo referido es lo que el INE no ha hecho estos meses, sino todo lo contrario: tratar de boicotear la revocación de mandato. La Corte ha refrendado la pregunta, que no tenía facultad de cambiar. Y los ministros que tampoco usurpen funciones o hagan tonterías, que para eso ya está Murayama.

En un derroche de obnubilación, el INE lanza un párrafo inexplicable, tanto como cuando Murayama persiste en decir que la Revo es una trampa. Lea usted a Murayama: “Si el 10 de abril vota más del 40% del padrón, del Listado Nominal, esto es, algo más de 37 millones 200 mil personas y, la mayoría absoluta de esos ciudadanos, determinaran que el Presidente debe dejar su encargo, la consecuencia sería que el sexenio no termina, pero de ninguna manera el resultado contrario puede implicar que en México volvamos a tiempos ya idos, resueltos, hace prácticamente un siglo en los cuales se exploraba la posibilidad de reelección o de ampliar la duración del mandato”. Desparpajo de balbuceos.

 

¡Vaya con el ilustre consejero! No hay forma de entender sus enrevesadas palabras. Mejor que nos diga Murayama cuándo se marcharía el presidente. Por estar tan ocupado en defender todo lo indefendible que son su sueldo y su persona en el INE, no nos ha dicho que la ley es omisa en la fecha de salida del Presidente si ganara el “NO”. ¡Vaya con el ilustre conse! Ni Córdova ni Murayama ni el resto ni López Obrador ni sus opositores o enemigos nos han podido decir la fecha de su partida si pierde la revocación que nadie en realidad, ha pedido. Son tan listos…. Pero aquí en esta columna se entera usted de esto. Prosiga la lectura.

Y sí, el INE tendrá que ir con lo que hay y no le salió su jugada de pedir millones y a despecho de las imprecisiones y errores que sostiene siempre Ciro Murayama un día sí y otro también, quedó arrinconado por sus excesos y el consejero va extraviado. Y como siempre, engañando a la opinión pública. El Tribunal le dijo al INE aguántate el procedente recorte y pide el faltante a Hacienda. No obligaba a Hacienda a entregarlo, pero si al INE a replantearse sus gastos, esos, los frívolos.

El INE equiparó la revocación de mandato a elección presidencial y así pretendió justificar la millonada solicitada a los diputados. Incluidos los sueldazos insultantes de sus titulares. Qué embuste. Cuánta desfachatez y desvergüenza. Ni de lejos. ¿Lo decían por el número las casillas? ni eso y no lo es, además, por dinámica y naturaleza, finalidad y postulantes ni tiempo de duración. Ni siquiera por quienes están para promoverla. Si el INE dice ser el único que puede promoverla ¿es el único que no puede atacarla? Debiera ser. A que no será imparcial. Al tiempo. Va siendo hora de que el INE se ajuste y de paso, sus rostros más ajados, incluida su actitud ante sus gastos estratosféricos en un país empobrecido, en pandemia y donde su desparpajo encarnado en Córdova, sí que es un insulto a todos. Y en efecto: señalar los defectos del INE no es atacar a la democracia. Sí es poner los puntos sobre las íes: el INE es muy costoso y los amparos de Córdova son insultantes. Que a nadie le quepa la más mínima duda de todo ello. ¿Mi INE nos une? Dudoso, muy dudoso con Córdova presidiendo y Murayama de alter ego.